un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

lunes, 31 de diciembre de 2018

Potosí. Ander Izagirre

"Potosí" Ander Izagirre (Libros del K.O.)

ES DIFÍCIL DESPEDIRSE. Yo también me marcho de Bolivia llevándome todo lo que he podido —el tiempo, los conocimientos y la intimidad de algunas personas: la materia prima para escribir un libro— y con la sospecha de que el libro a ellas no les servirá para nada. Bolivia también es, desde hace décadas, uno de esos países exportadores de historias sensacionales: periodistas, escritores, cineastas, fotógrafos, antropólogas y cuentacuentos venimos a buscar historias de miseria y violencia, que luego en nuestra casa nos lucen mucho y que a los protagonistas pocas veces les sirven de algo.
Se me hace difícil despedirme de Alicia, doña Rosa y Evelyn, porque es el momento en el que surgen esas preocupaciones —¿les servirá a ellas este libro, le servirá a alguien, servirá para hablar de los mecanismos de la injusticia y de sus beneficiarios?—; y porque esos pensamientos me llevan a casa, al escritorio, cuando todavía me estoy despidiendo de ellas en la canchamina.
Mi despedida —del viaje y del libro— es torpe.
En mi última tarde en Potosí, subo a la caseta de Alicia, doña Rosa y Evelyn. Les llevo algunas fotos impresas que les he tomado estas semanas, nos sacamos más fotos, merendamos, nos intercambiamos números de teléfono —con los que luego descubriré que no podremos comunicarnos—. Sé que a doña Rosa le han prescrito una tomografía para saber si sus dolores de cabeza se deben a un tumor y que no se la ha hecho porque no tiene seguro ni tiene los cien euros que cuesta la prueba. En un momento en que nos quedamos a solas en la canchamina, hablo con Alicia sobre este asunto. Me enredo en explicaciones, ella asiente sin decir nada, porque no necesita decir nada: aquí en la canchamina, el pudor por el dinero es un privilegio mío.
Ella volverá a la mina. Me lo ha contado antes: se inscribió en el servicio premilitar, seguirá estudiando, a las profesoras y a las oenegés les dice que ya no entra a la mina, pero entra y seguirá entrando; por supuesto que entra y seguirá entrando: le pagan cuarenta pesos por cada noche empujando carros. Es una de las pocas personas del Cerro Rico que aún se imagina una vida
distinta y que se empeña en conseguirla, pero nadie le puede discutir sus prioridades. Reclamará, me dice, que le paguen lo mismo que a los mineros que hacen el mismo trabajo.
Dejo a Alicia en la cancha, junto a los raíles que se dirigen a la boca oscura de la montaña. Esta noche entrará en la mina. Y eso —quién va a discutírselo — es por su bien.

jueves, 27 de diciembre de 2018

descripción de un día luminoso de diciembre desde la terraza

descripción de un día luminoso de diciembre desde la terraza
ha florecido el clavel de monte
entre los árboles desnudos
hacen su vida
unas currucas unas lavanderas y una pareja de mirlos
la vecina tiende la colada de ropa blanca
sábanas calcetines braguitas camisetas
por el camino del río
marchan
como un ejercito en retirada
el pastor el rebaño de ovejas y los perros
todavía hay escarcha y jirones de niebla
en los rincones
la gente está a sus quehaceres
en la aceituna
o quemando ramas
o de compras
o preparando la comida
o bebiendo en los bares
hacen su vida
como los pájaros entre los árboles
o como un ejercito en retirada
fumo un cigarro
miro a los ojos al sol
y el culo de la vecina
huelo el viento como un lobo
como un animal salvaje
cuento colores
escribo palabras
leo a Iván Rojo
en el cielo las nubes se van asentando
en la tierra la niebla se va posando
sin prisas
a pesar del sol es un día de invierno
fumo un cigarro
no tengo ninguna prisa
he aprendido a no esperar nada
como los pájaros entre los árboles
o como un ejercito en retirada

27 de diciembre 2018


la fotografía es de Mario Pascucci

miércoles, 26 de diciembre de 2018

Cuaderno de ornitología. Eric Schierloh

 "Cuaderno de ornitología" Eric Schierloh (Caleta Olivia)


Theodore Enslin
Ahora lo escuchas
Ahora lo escuchas—
ahora no—
¿un golpe de martillo
hundiendo
el clavo?
Ruido de pájaro carpintero
buscando larvas congeladas.
                 (Lo escuchas.)
(No lo escuchas.)



Richard Brautigan
yo soñé que era un pájaro
Yo
soñé
que era un pájaro
posado
en un manzano.
El sol
había salido
y mis plumas
se calentaban.
Estaba
descansando
entre sesiones
de cortejo
cuando unos chicos
me lo quitaron
con un rifle de aire comprimido.


ERIC SCHIERLOH (La Plata, 1981). Autor de los libros de poemas Costamarina (Barba de Abejas, 2012), Frío en las regiones equinocciales (Barba de Abejas, 2014), El mamut (Bajo la Luna, 2015), Variaciones sobre cerrar los ojos (Editorial Municipal de Rosario, 2017), Por el camino de tierra (La Bola, 2017) y La mera tierra (Bajo la luna, 2018). Dirige la editorial artesanal Barba de Abejas. Cuaderno de ornitología (Caleta Olivia, 2018) es su más reciente libro.


más poemas de "Cuaderno de ornitología" de Eric Schierloh en la revista Jampster




martes, 25 de diciembre de 2018

Antología de poetas suicidas (1770-1985). José Luis Gallero

 "Antología de poetas suicidas (1770-1985)" José Luis Gallero (árdora ediciones)

con poemas de Thomas Chatterton, Karoline Günderode, Heinrich von Kleist, Thomas von Kleist, Thomas Lovell Beddoes, Gérard de Nerval; Antero de Quental; José Asunción Silva; Ángel Ganivet; Wolf von Kalchkreuth; Periclís Yanópulos; Peiu Yávorov; Georg Trakl; Mario de Sá Carneiro; Arthur Cravan; Sergei Esenin; Francsico López Merino; Costas Cariotakis; Jacques Rigaut; Vladimir Maiakowski; José Antonio Ramos Sucre; Florbela Espanca; Vachel Lindsay; Hart Crane; Sara Teasdale; Raymond Roussel; René Crevel; Attila Jószef; Leopoldo Lugones; Alfonsina Storni; Antonio Pozzi; Marina Tsvetàieva; Cesare Pavese; Tor Jonsson; Jean Pierre Duprey; Carlos Obregón; Sylvia Plath; José María Arguedas; Paul Celan; John Berryman; Gabriel Ferrater; Alejandra Pizarnik; Jon Mirande; Alfonso Costafreda; Jaime Torres Bodet; Anne Sexton; Veronica Forrest Thomson; Héctor Murena; Jens Bjorneboe; Luís Hernández; Justo Alejo; Alexis Traianós; Fabrice Graveraux; Beppe Salvia.

domingo, 23 de diciembre de 2018

que viene la televisión

que viene la televisión
¿qué queréis ahora?
hasta hace unos días
no nos queríais ni ver
estabais entretenidos
con vuestras banderas guerras negocios
ligas de fútbol concursos
y discusiones a troche y moche
sobre que hacer con el país
nosotros eramos
los catetos los paletos los pueblerinos
o con suerte
la escapada de fin de semana al mundo rural
los paisajes naturales
la denominación de origen
o con mala suerte y mala fe
la españa conservadora que vota a la derecha
el toro de la vega
o puerto hurraco
ahora que nos habéis vaciado
despoblado
engañado
derruido
que habéis arramplado con todo
queréis que formemos parte del espectáculo
que volvamos a ser paco martinez soria
en la ciudad no es para mi
que os enseñemos
(en 1 minuto y doce segundos
-el tiempo es oro en vuestro mundo-)
nuestras costumbres nuestras tradiciones nuestros pueblos
que abramos las puertas de nuestras casas
para que podáis grabar curiosear fotografiar cuchichear catalogar
nuestras vidas
queréis que os demos de comer y beber
en plan compadre (paga el ayuntamiento)
por la cara y con buena cara
queréis que bailemos a vuestro son
como la cabra equilibrista
queréis que seamos circo y zoo
y que os aplaudamos vuestras ocurrencias y campechanismo
y que os la chupemos por un minuto de fama
ah! y que os limpiemos vuestros lustrosos y caros zapatos
cuando piséis barro
o una boñiga
o que os vayamos a buscar cuando
os perdáis por los caminos
(vuestras mierdas de zapatos y gps no sirven por estos lares)
venís a conquistarnos
a engañarnos
a salvarnos
pero no nos interesa
no nos interesa vuestro ruido
nos valemos y sobramos
por nosotros mismos
para desaparecer
en silencio

Fuego en la montaña. Edward Abbey

"Fuego en la montaña" Edward Abbey (errata naturae)

más sobre Edward Abbey en librosyaguardientes

viernes, 21 de diciembre de 2018

seis novedades (diciembre. 2018)

"Nuestras riquezas. Una librería en Argel" (Libros del Asteroide)

"Londres-Sarajevo" Isaak Begoña (Volapük Ediciones)

"En carne viva. Mi viaje con el Wu-Tang Clan" Lamont U-God Hawkins (Sexto Piso)

"El pueblo. Auge y declive de la clase obrera (1910-2010)" Selina Todd (Akal)

"Oxidación" Carlos Barral Álvarez (Canalla Ediciones)

"Cuaderno de ornitología" Eric Schierloh (Caleta Olivia)

miércoles, 19 de diciembre de 2018

dónde esté mi paradero

dónde esté mi paradero
escríbeme
a los caminos donde huele a hinojo
a monte
a sudor y humo
donde aulla el lobo
donde corre el oso
donde huye el hombre
escríbeme
aunque ya no me recuerdes
a  los barrancos
a los ventisqueros
a los páramos
a los acantilados
a los farallones donde rompen las olas
donde
ya no importan los días
ni la vida

y en invierno
escríbeme
a los últimos pueblos de pescadores
donde ya naidie pesca
y todos parecemos náufragos o yonkis
fuera de temporada
escríbeme a los bares vacíos de pueblos vacíos
donde olvido la manera de volver
escríbeme
donde ya no te espero
a los cortijos abandonados donde crece el ailianto y las malas hierbas
a las estaciones sin trenes
a las fuentes sin agua
a los faros que ya solo existen en los libros
de las librerías de segunda mano
escríbeme
de manera urgente
aquí abajo
he llorado tan adentro
he llorado tanto tanto
que he apagado hasta el infierno

escríbeme
sin remite
para no caer en la tentación
de escribirte
mi paradero

19 diciembre 2018 (sin paradero)


la fotografía es de Masao Yamamoto

lunes, 17 de diciembre de 2018

días de aceituna y pájaros negros en la cabeza

días de aceituna y pájaros negros en la cabeza
amaneció
con una luz amarillenta
como de periódicos viejos
son días en que el otoño
lucha contra el invierno
pero se nota en el aire
que pronto llegarán los fríos
para quedarse
la aceituna está dura de caer
y las mañanas de escarcha
y la niebla meona en los barrancos
me  hacen estar entumecido y renqueanteme toda el día
intento disfrutar de las cosas sencillas
del vuelo de una garza real
del sol y del canto de una tarabilla mientras comemos
de las historias inverosímiles de Simón con las mujeres
de los cigarros.
atardece con sombras frías y bandas de estorninos
de vuelta al pueblo
la tarde se deshace en  la luz de las farolas y en las luces navideñas
tomo unos vinos
buscando un sentido a todo esto
todo me resulta inhóspito
el bar el camarero la gente
las conversaciones el frío el olor la televisión los gestos
llego a la casa  cansado
podría dormir mil años
(un millar de sueños que me despertarían
diferentes colores hechos de lágrimas)

no tengo fuerzas ni para lavarme los dientes
no tengo fuerzas
ni ganas
para soñar
pero la oscuridad es acogedora
16 diciembre 2018 (alcalá la real. jaén)

sábado, 15 de diciembre de 2018

(una breve reseña) de Cabezas cortadas. Pablo Gutiérrez

"Cabezas cortadas" Pablo Gutiérrez (Seix Barral)

María escribe en su cuaderno-diario. Escribe para sí misma. Escribe sus impresiones y sus pensamientos y sus sueños y sus miedos y sus recuerdos. María pertenece a una (otra) generación perdida y engañada, una generación de jóvenes preparados y formados que tuvieron que marchar de su país por culpa de la crisis, que emigraron a los países de la europa próspera, esperando un futuro mejor, que creían merecer.
Nacida y criada en el seno de una familia de clase media, de padres progresistas y comprensivos, María fue buena estudiante, obediente, inquieta, inteligente y pese a que en una etapa de su juventud se rebeló contra cualquier principio de autoridad (incluido sus padres) ha hecho lo que se esperaba de ella. Es una buena chica de clase media, preparada, cualificada y libre. Pero en el extranjero, María es una extranjera, una inmigrante, es escoria, es el lumpen, no es clase media, es el proletariado, desclasada, perseguida y ridiculizada.
En su diario-cuaderno escribe sobre el desencanto, la incertidumbre, la nostalgia de un tiempo pasado, del rencor, del significado de vivir en un idioma extraño, de los trabajos más bajos dentro de la escala profesional (trabajos que se negaba a realizar en su país de origen), de lo que es vivir en barrios periféricos, y no tener dinero, y no tener amigos...
Sus pequeñas desgracias y tragedias (la ciudad que la devora, la pobreza, la soledad, la culpa...) los va describiendo y escribiendo en su diario-cuaderno, como una forma de rebelión y como una forma de supervivencia. María es inconformista, y se enfrenta a su situación, y pelea, lucha contra su situación  aunque esta lucha (que ocurre en la soledad de un diario-cuaderno de 50 peniques) le lleve a la autodestrucción, la locura o la derrota total 

"Cabezas cortadas" es el sexto libro de Pablo Gutiérrez. Un libro duro, crudo, lírico, luminoso y feroz. Y un escritor lúcido, certero, interesante, periferico, social, comprometido y muy, muy recomendable.


algo más de Pablo Gutiérrez en librosyaguardientes

martes, 11 de diciembre de 2018

los primeros días de diciembre todavía tienes una oportunidad

los primeros  días de diciembre todavía tienes una oportunidad
días de  aceituna
y de preparar la huerta
días de probar el vino del año
y de abrir las botellas de pacharán que preparamos el año pasado
¡y brindar!
días de rebusca de almendras
y de ir a coger los últimos caquis
días de amaneceres fríos
de mañanas soleadas y luminosas
de atardeceres rosados
de choperas alfombradas de amarillo
días de dejarse querer
de disfrutar
de creer en milagros promesas y bellas mentiras
días hermosos

solo
cuando llega la noche
y el invierno es tan real
y frío largo y cruel
como la muerte
cuando no sirven las mentiras
cuando no sirven las palabras
cuando no sirven el calor de los recuerdos
es el momento
de echarse al camino
de noche
y borrar todas las huellas de regreso al hogar
y viajar al norte
donde los inviernos son eternos
de un silencio blanco
de un vacío perfecto
de una belleza aterradora
y donde el único rastro de vida
es el humo de las chimeneas en las cabañas
de los que se quedaron
para mantener vivo el fuego
y la esperanza 
 10 de diciembre 2018

poema de josé pastor
fotografía de Masao Yamamo

El Sur. Bene. Adelaida García Morales

descargar (ebook) "El Sur. Bene" Adelaida García Morales (Anagrama)

Este volumen incluye dos novelas cortas, la primera de las cuales, "El  Sur", dio origen al guión de la película del mismo título dirigida por Víctor Erice. Tanto esta historia como la que se cuenta en "Bene" se caracterizan por su magnetismo narrativo, basado en la especial habilidad de Adelaida García Morales para rodear de un aura de misterio a ciertos personajes masculinos en torno a cuya ausencia teje cada una de las narraciones. Ausencia física pero presencia de sombra, añorada en un caso, ominosa en el otro, cuyo peso se hace sentir doblemente a causa de su misma realidad fantasmagórica.
Moviéndose en un territorio que bordea las simas del incesto y del mal contempladas desde la pureza amoral de la adolescencia, estos dos relatos adentran al lector en regiones poco transitadas por nuestra literatura, y situaron a su autora en un lugar destacado.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Raras joyas del cine negro: Klute

Título original: Klute
Año: 1971
Duración:114 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Alan J. Pakula
Guion: Andy K. Lewis, Dave Lewis
Música: Michael Small
Fotografía: Gordon Willis
Reparto:  Jane Fonda, Donald Sutherland, Roy Scheider, Charles Cioffi, Dorothy Tristan, Sylvester Stallone
Productora: Alan J. Pakula. Distribuida por Warner Bros

Sinopsis : En Nueva York, un hombre ha desaparecido sin dejar rastro. Klute (Donald Sutherland), un policía íntimo amigo suyo, encuentra una pista en las cartas que aquél le escribía a una prostituta llamada Bree (Jane Fonda). Va a verla para interrogarla y surge entre ellos una apasionada relación amorosa. Mientras Klute prosigue sus investigaciones en los bajos fondos, empiezan a aparecer prostitutas asesinadas; entonces le asalta la sospecha de que Bree pueda ser la próxima víctima. (filmaffinity) 

Segundo largometraje de Pakula y su primer éxito. Escrito por Andy y Dave Lewis, está impregnado del espíritu de inseguridad y desconfianza que en el momento del rodaje, y en los inmediatamente anteriores y posteriores, vivía la sociedad norteamericana, a raíz de la Guerra de Vietnam (1965-75) y los hechos que culminaron en el caso Watergate. Se rueda en exteriores de NYC y en los Filmways Studios (NYC). Nominado a 2 Oscar, gana uno (actriz, Fonda). Producido por Alan J. Pakula para la Warner, se proyecta en público en "première" el 23-VI-1971 (MYC).

La acción dramática tiene lugar en Pensilvania y en NYC en 1970/71. El ingeniero Tom Gruneman (Mili), honrado padre de familia, desaparece sin dejar rastro. Seis meses después, ante los resultados negativos de la investigación policial, el modesto detective John Klute (Sutherland), amigo del desaparecido, emprende una investigación por encargo del influyente industrial Peter Cable (Cioffi). Para ello entra en contacto con Bree Daniels (Fonda), prostituta de NYC, a la que iba dirigida una extraña carta que la víctima guardaba en su escritorio. Klute es honrado e incorruptible. Bree es solitaria, desconfiada, contradictoria y sensible. Trabaja como prostituta, es honrada e íntegra.

El film suma drama, misterio, romance y thriller. Forma parte del nuevo cine negro americano que emerge en los primeros 70 y del que son muestra obras tan conocidas como "El padrino" (1972). El suspense policiaco se resuelve con cierta rapidez gracias a la identificación del responsable del caso y de sus móviles secretos. Sobresale la exploración de la personalidad de la protagonista, el análisis de la dinámica de las interrelaciones que se establecen entre ella y John Klute y el retrato, detallado y conmovedor, que se compone de la protagonista.

Bree es tierna y sensible, aunque lo oculta tras una máscara de dureza destinada a defenderse de la mentira y el egoísmo de los hombres. Se comporta de modo distante y frío, porque quiere mantener el control de su vida frente a los obstáculos que le pone una sociedad machista y hostil. En su relación profesional con los hombres lucha por ser la dueña de las situaciones. Para ello se sirve de la iniciativa, la capacidad de anticipación, el ingenio y la fuerza psicológica. Se enfrenta a su condición de víctima de los hombres, desplegando coraje, espíritu de lucha, sentido de la dignidad y una pertinente voluntad de afirmación personal. Lucidez, consciencia y sinceridad alimentan en ella un mundo interior complejo y rico, del que extrae motivos para luchar contra las inseguridades que percibe y la desconfianza que siente. Sabe que sus recursos personales son limitados y que los retos que ha de superar son grandes. Por ello busca y acepta el consejo y el apoyo de profesionales (la psiquiatra) y amigos (Klute). Bree tiene personalidad y una gran sensibilidad, pero se ha acostumbrado a vivir agazapada en si misma, atrincherada en su interior y oculta tras sus máscaras.

spoiler:
Aparentemente solitaria, indiferente y distante, puede cambiar mucho si descubre en su camino motivos de confianza y seguridad que le proporcionen apoyo desinteresado, compañía y afecto.

La obra forma parte de la llamada trilogía de la paranoia de Pakula, junto a "El último testigo" (1974) y "Todos los hombres del presidente" (1976), según algunos las tres mejores realizaciones del autor. La cinta exhibe una excelente ambientación, crea una atmósfera absorbente que trasmite sentimientos de inseguridad e indefensión y luce una puesta en escena precisa y rigurosa, de intenso sabor clásico.

La música, de Michael Small ("El último testigo"), suma estilos tan variados como blues, rock, música disco, melodías hindús y composiciones minimalistas (créditos). El estribillo melódico es un emotivo tema de amor. El momento culminante se da cuando la música se torna cadenciosa y sensual para acompañar a Bree, fastuosamente vestida, camino de la residencia de un cliente al que ha de embrujar con fantasías eróticas. No constan los títulos de los cortes de la partitura. La fotografía, de Gordon Willis ("El padrino"), en color y scope, es oscura, crea magníficos juegos de negros y construye composiciones de extraordinario dibujo, gran fuerza e inusual belleza plástica. Gran interpretación de Fonda. El film es un interesante testimonio de su época. Miquel (en filmaffinity)

domingo, 9 de diciembre de 2018

Mientras cenan con nosotros los amigos. Avelino Hernández

La carta de Mateo de las Lastras

(Con membrete de un hotel en Fuerteventura, Islas Canarias)

Estoy pasando las vacaciones en el Puerto del Rosario.
El mismo día de mi llegada, cuando bajaba a la playa, pasé por delante de una librería... ¡y en el escaparate estaba expuesto tu último libro!.
Cada mañana, desde aquel momento, al bajar al mar miraba el estante con la ilusión de que el libro no estuviera, que alguien lo hubiera comprado.
Pero nunca ocurrió.
Una mañana decidí instalarme junto al escaparate, depositar la gorra de verano abierta sobre el suelo y contar tus historias para el público que bajaba a la playa.
Se detenían, por la sorpresa; llegaban a juntarse muchos, me escuchaban expectantes, se reían a ratos, se emocionaban en algún pasaje que a mí me emociona también. Y al final aplaudían todos y algunos echaban unas monedas en la gorra. Y entonces yo les decía “Todas estas historias se hallan contadas mucho mejor en ese libro”, señalando el tuyo en el escaparate.
Pero al día siguiente, al pasar, el libro continuaba allí.
Repetí la escena varios días.
Todo ha sido inútil, Cristina.
Un abrazo
Mateo

P.D. Por giro postal aparte te envío las monedas que llegué a recaudar. Dan para que lleves unas cerezas tempranas al encuentro con los amigos en la casa en la orilla del río. No faltaré.


"Mientras cenan con nosotros los amigos" Avelino Hernández (Candaya) 

sábado, 8 de diciembre de 2018

como trucar una balanza


como trucar una balanza
noche de invierno
diciembre
fuera
el murmullo del río
luna  menguante
cielo raso
lleno de estrellas
las luces del pueblo
dormido
dentro
el fuego de la chimenea 
el blues de Robert Johnson 
un libro de Avelino Hernández
una botella de vino tinto de Corral de Castro
(y mañana no madrugo)
todo parece estar en equilibrio
y pienso que esto es la vida
no las grandes victorias
sino las pequeñas
derrotas
(siete de diciembre 2018)

un poema de josé pastor

jueves, 6 de diciembre de 2018

Oclajoma (España). Iván Rojo

"Oclajoma (España)" Iván Rojo (Canalla Ediciones)

Oclajoma
Lo pronuncia Ouclajoma
pero cuando nos dibuja
en la servilleta el mapa
del Estado escribe
…..O C L A J O M A
Jura haber estado allí
conocer aquella tierra
como la palma de su mano
Tener una novia en Tulsa
Haber presenciado
a las afueras de Altus
el sacrificio del caballo
más bonito jamás nacido
Nadie le toma muy en serio
Pero no nos atrevemos
a desmentir sus palabras
Conoce el poder del tornado
Basta mirar su ojo izquierdo
para saberlo
Cómo gira todo ahí dentro
Sería capaz de hacer saltar
el bar entero por los aires
El derecho, suele contar
lo perdió capando a un toro
cuando trabajaba para C.J.
En otras ocasiones dice
que se lo arrancó una astilla
en el aserradero de la Creek Paper
Ya digo, no nos fiamos de él
Pero si alcanza las 10 cervezas
se levanta el parche de fieltro
y todos vemos La Gran Llanura

lunes, 3 de diciembre de 2018

La poesía es un revólver apuntando al corazón. Roger Wolfe


Escribo para gente que no tiene
otro sitio en que caerse muerta
que la superficie de un poema

"La poesía es un revólver apuntando al corazón" Roger Wolfe (Aguilar)