un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

lunes, 31 de diciembre de 2018

Potosí. Ander Izagirre

"Potosí" Ander Izagirre (Libros del K.O.)

ES DIFÍCIL DESPEDIRSE. Yo también me marcho de Bolivia llevándome todo lo que he podido —el tiempo, los conocimientos y la intimidad de algunas personas: la materia prima para escribir un libro— y con la sospecha de que el libro a ellas no les servirá para nada. Bolivia también es, desde hace décadas, uno de esos países exportadores de historias sensacionales: periodistas, escritores, cineastas, fotógrafos, antropólogas y cuentacuentos venimos a buscar historias de miseria y violencia, que luego en nuestra casa nos lucen mucho y que a los protagonistas pocas veces les sirven de algo.
Se me hace difícil despedirme de Alicia, doña Rosa y Evelyn, porque es el momento en el que surgen esas preocupaciones —¿les servirá a ellas este libro, le servirá a alguien, servirá para hablar de los mecanismos de la injusticia y de sus beneficiarios?—; y porque esos pensamientos me llevan a casa, al escritorio, cuando todavía me estoy despidiendo de ellas en la canchamina.
Mi despedida —del viaje y del libro— es torpe.
En mi última tarde en Potosí, subo a la caseta de Alicia, doña Rosa y Evelyn. Les llevo algunas fotos impresas que les he tomado estas semanas, nos sacamos más fotos, merendamos, nos intercambiamos números de teléfono —con los que luego descubriré que no podremos comunicarnos—. Sé que a doña Rosa le han prescrito una tomografía para saber si sus dolores de cabeza se deben a un tumor y que no se la ha hecho porque no tiene seguro ni tiene los cien euros que cuesta la prueba. En un momento en que nos quedamos a solas en la canchamina, hablo con Alicia sobre este asunto. Me enredo en explicaciones, ella asiente sin decir nada, porque no necesita decir nada: aquí en la canchamina, el pudor por el dinero es un privilegio mío.
Ella volverá a la mina. Me lo ha contado antes: se inscribió en el servicio premilitar, seguirá estudiando, a las profesoras y a las oenegés les dice que ya no entra a la mina, pero entra y seguirá entrando; por supuesto que entra y seguirá entrando: le pagan cuarenta pesos por cada noche empujando carros. Es una de las pocas personas del Cerro Rico que aún se imagina una vida
distinta y que se empeña en conseguirla, pero nadie le puede discutir sus prioridades. Reclamará, me dice, que le paguen lo mismo que a los mineros que hacen el mismo trabajo.
Dejo a Alicia en la cancha, junto a los raíles que se dirigen a la boca oscura de la montaña. Esta noche entrará en la mina. Y eso —quién va a discutírselo — es por su bien.

jueves, 27 de diciembre de 2018

descripción de un día luminoso de diciembre desde la terraza

descripción de un día luminoso de diciembre desde la terraza
ha florecido el clavel de monte
entre los árboles desnudos
hacen su vida
unas currucas unas lavanderas y una pareja de mirlos
la vecina tiende la colada de ropa blanca
sábanas calcetines braguitas camisetas
por el camino del río
marchan
como un ejercito en retirada
el pastor el rebaño de ovejas y los perros
todavía hay escarcha y jirones de niebla
en los rincones
la gente está a sus quehaceres
en la aceituna
o quemando ramas
o de compras
o preparando la comida
o bebiendo en los bares
hacen su vida
como los pájaros entre los árboles
o como un ejercito en retirada
fumo un cigarro
miro a los ojos al sol
y el culo de la vecina
huelo el viento como un lobo
como un animal salvaje
cuento colores
escribo palabras
leo a Iván Rojo
en el cielo las nubes se van asentando
en la tierra la niebla se va posando
sin prisas
a pesar del sol es un día de invierno
fumo un cigarro
no tengo ninguna prisa
he aprendido a no esperar nada
como los pájaros entre los árboles
o como un ejercito en retirada

27 de diciembre 2018


la fotografía es de Mario Pascucci

miércoles, 26 de diciembre de 2018

Cuaderno de ornitología. Eric Schierloh

 "Cuaderno de ornitología" Eric Schierloh (Caleta Olivia)


Theodore Enslin
Ahora lo escuchas
Ahora lo escuchas—
ahora no—
¿un golpe de martillo
hundiendo
el clavo?
Ruido de pájaro carpintero
buscando larvas congeladas.
                 (Lo escuchas.)
(No lo escuchas.)



Richard Brautigan
yo soñé que era un pájaro
Yo
soñé
que era un pájaro
posado
en un manzano.
El sol
había salido
y mis plumas
se calentaban.
Estaba
descansando
entre sesiones
de cortejo
cuando unos chicos
me lo quitaron
con un rifle de aire comprimido.


ERIC SCHIERLOH (La Plata, 1981). Autor de los libros de poemas Costamarina (Barba de Abejas, 2012), Frío en las regiones equinocciales (Barba de Abejas, 2014), El mamut (Bajo la Luna, 2015), Variaciones sobre cerrar los ojos (Editorial Municipal de Rosario, 2017), Por el camino de tierra (La Bola, 2017) y La mera tierra (Bajo la luna, 2018). Dirige la editorial artesanal Barba de Abejas. Cuaderno de ornitología (Caleta Olivia, 2018) es su más reciente libro.


más poemas de "Cuaderno de ornitología" de Eric Schierloh en la revista Jampster




martes, 25 de diciembre de 2018

Antología de poetas suicidas (1770-1985). José Luis Gallero

 "Antología de poetas suicidas (1770-1985)" José Luis Gallero (árdora ediciones)

con poemas de Thomas Chatterton, Karoline Günderode, Heinrich von Kleist, Thomas von Kleist, Thomas Lovell Beddoes, Gérard de Nerval; Antero de Quental; José Asunción Silva; Ángel Ganivet; Wolf von Kalchkreuth; Periclís Yanópulos; Peiu Yávorov; Georg Trakl; Mario de Sá Carneiro; Arthur Cravan; Sergei Esenin; Francsico López Merino; Costas Cariotakis; Jacques Rigaut; Vladimir Maiakowski; José Antonio Ramos Sucre; Florbela Espanca; Vachel Lindsay; Hart Crane; Sara Teasdale; Raymond Roussel; René Crevel; Attila Jószef; Leopoldo Lugones; Alfonsina Storni; Antonio Pozzi; Marina Tsvetàieva; Cesare Pavese; Tor Jonsson; Jean Pierre Duprey; Carlos Obregón; Sylvia Plath; José María Arguedas; Paul Celan; John Berryman; Gabriel Ferrater; Alejandra Pizarnik; Jon Mirande; Alfonso Costafreda; Jaime Torres Bodet; Anne Sexton; Veronica Forrest Thomson; Héctor Murena; Jens Bjorneboe; Luís Hernández; Justo Alejo; Alexis Traianós; Fabrice Graveraux; Beppe Salvia.

domingo, 23 de diciembre de 2018

que viene la televisión

que viene la televisión
¿qué queréis ahora?
hasta hace unos días
no nos queríais ni ver
estabais entretenidos
con vuestras banderas guerras negocios
ligas de fútbol concursos
y discusiones a troche y moche
sobre que hacer con el país
nosotros eramos
los catetos los paletos los pueblerinos
o con suerte
la escapada de fin de semana al mundo rural
los paisajes naturales
la denominación de origen
o con mala suerte y mala fe
la españa conservadora que vota a la derecha
el toro de la vega
o puerto hurraco
ahora que nos habéis vaciado
despoblado
engañado
derruido
que habéis arramplado con todo
queréis que formemos parte del espectáculo
que volvamos a ser paco martinez soria
en la ciudad no es para mi
que os enseñemos
(en 1 minuto y doce segundos
-el tiempo es oro en vuestro mundo-)
nuestras costumbres nuestras tradiciones nuestros pueblos
que abramos las puertas de nuestras casas
para que podáis grabar curiosear fotografiar cuchichear catalogar
nuestras vidas
queréis que os demos de comer y beber
en plan compadre (paga el ayuntamiento)
por la cara y con buena cara
queréis que bailemos a vuestro son
como la cabra equilibrista
queréis que seamos circo y zoo
y que os aplaudamos vuestras ocurrencias y campechanismo
y que os la chupemos por un minuto de fama
ah! y que os limpiemos vuestros lustrosos y caros zapatos
cuando piséis barro
o una boñiga
o que os vayamos a buscar cuando
os perdáis por los caminos
(vuestras mierdas de zapatos y gps no sirven por estos lares)
venís a conquistarnos
a engañarnos
a salvarnos
pero no nos interesa
no nos interesa vuestro ruido
nos valemos y sobramos
por nosotros mismos
para desaparecer
en silencio

Fuego en la montaña. Edward Abbey

"Fuego en la montaña" Edward Abbey (errata naturae)

más sobre Edward Abbey en librosyaguardientes

viernes, 21 de diciembre de 2018

seis novedades (diciembre. 2018)

"Nuestras riquezas. Una librería en Argel" (Libros del Asteroide)

"Londres-Sarajevo" Isaak Begoña (Volapük Ediciones)

"En carne viva. Mi viaje con el Wu-Tang Clan" Lamont U-God Hawkins (Sexto Piso)

"El pueblo. Auge y declive de la clase obrera (1910-2010)" Selina Todd (Akal)

"Oxidación" Carlos Barral Álvarez (Canalla Ediciones)

"Cuaderno de ornitología" Eric Schierloh (Caleta Olivia)

miércoles, 19 de diciembre de 2018

dónde esté mi paradero

dónde esté mi paradero
escríbeme
a los caminos donde huele a hinojo
a monte
a sudor y humo
donde aulla el lobo
donde corre el oso
donde huye el hombre
escríbeme
aunque ya no me recuerdes
a  los barrancos
a los ventisqueros
a los páramos
a los acantilados
a los farallones donde rompen las olas
donde
ya no importan los días
ni la vida

y en invierno
escríbeme
a los últimos pueblos de pescadores
donde ya naidie pesca
y todos parecemos náufragos o yonkis
fuera de temporada
escríbeme a los bares vacíos de pueblos vacíos
donde olvido la manera de volver
escríbeme
donde ya no te espero
a los cortijos abandonados donde crece el ailianto y las malas hierbas
a las estaciones sin trenes
a las fuentes sin agua
a los faros que ya solo existen en los libros
de las librerías de segunda mano
escríbeme
de manera urgente
aquí abajo
he llorado tan adentro
he llorado tanto tanto
que he apagado hasta el infierno

escríbeme
sin remite
para no caer en la tentación
de escribirte
mi paradero

19 diciembre 2018 (sin paradero)


la fotografía es de Masao Yamamoto

lunes, 17 de diciembre de 2018

días de aceituna y pájaros negros en la cabeza

días de aceituna y pájaros negros en la cabeza
amaneció
con una luz amarillenta
como de periódicos viejos
son días en que el otoño
lucha contra el invierno
pero se nota en el aire
que pronto llegarán los fríos
para quedarse
la aceituna está dura de caer
y las mañanas de escarcha
y la niebla meona en los barrancos
me  hacen estar entumecido y renqueanteme toda el día
intento disfrutar de las cosas sencillas
del vuelo de una garza real
del sol y del canto de una tarabilla mientras comemos
de las historias inverosímiles de Simón con las mujeres
de los cigarros.
atardece con sombras frías y bandas de estorninos
de vuelta al pueblo
la tarde se deshace en  la luz de las farolas y en las luces navideñas
tomo unos vinos
buscando un sentido a todo esto
todo me resulta inhóspito
el bar el camarero la gente
las conversaciones el frío el olor la televisión los gestos
llego a la casa  cansado
podría dormir mil años
(un millar de sueños que me despertarían
diferentes colores hechos de lágrimas)

no tengo fuerzas ni para lavarme los dientes
no tengo fuerzas
ni ganas
para soñar
pero la oscuridad es acogedora
16 diciembre 2018 (alcalá la real. jaén)

sábado, 15 de diciembre de 2018

(una breve reseña) de Cabezas cortadas. Pablo Gutiérrez

"Cabezas cortadas" Pablo Gutiérrez (Seix Barral)

María escribe en su cuaderno-diario. Escribe para sí misma. Escribe sus impresiones y sus pensamientos y sus sueños y sus miedos y sus recuerdos. María pertenece a una (otra) generación perdida y engañada, una generación de jóvenes preparados y formados que tuvieron que marchar de su país por culpa de la crisis, que emigraron a los países de la europa próspera, esperando un futuro mejor, que creían merecer.
Nacida y criada en el seno de una familia de clase media, de padres progresistas y comprensivos, María fue buena estudiante, obediente, inquieta, inteligente y pese a que en una etapa de su juventud se rebeló contra cualquier principio de autoridad (incluido sus padres) ha hecho lo que se esperaba de ella. Es una buena chica de clase media, preparada, cualificada y libre. Pero en el extranjero, María es una extranjera, una inmigrante, es escoria, es el lumpen, no es clase media, es el proletariado, desclasada, perseguida y ridiculizada.
En su diario-cuaderno escribe sobre el desencanto, la incertidumbre, la nostalgia de un tiempo pasado, del rencor, del significado de vivir en un idioma extraño, de los trabajos más bajos dentro de la escala profesional (trabajos que se negaba a realizar en su país de origen), de lo que es vivir en barrios periféricos, y no tener dinero, y no tener amigos...
Sus pequeñas desgracias y tragedias (la ciudad que la devora, la pobreza, la soledad, la culpa...) los va describiendo y escribiendo en su diario-cuaderno, como una forma de rebelión y como una forma de supervivencia. María es inconformista, y se enfrenta a su situación, y pelea, lucha contra su situación  aunque esta lucha (que ocurre en la soledad de un diario-cuaderno de 50 peniques) le lleve a la autodestrucción, la locura o la derrota total 

"Cabezas cortadas" es el sexto libro de Pablo Gutiérrez. Un libro duro, crudo, lírico, luminoso y feroz. Y un escritor lúcido, certero, interesante, periferico, social, comprometido y muy, muy recomendable.


algo más de Pablo Gutiérrez en librosyaguardientes

martes, 11 de diciembre de 2018

los primeros días de diciembre todavía tienes una oportunidad

los primeros  días de diciembre todavía tienes una oportunidad
días de  aceituna
y de preparar la huerta
días de probar el vino del año
y de abrir las botellas de pacharán que preparamos el año pasado
¡y brindar!
días de rebusca de almendras
y de ir a coger los últimos caquis
días de amaneceres fríos
de mañanas soleadas y luminosas
de atardeceres rosados
de choperas alfombradas de amarillo
días de dejarse querer
de disfrutar
de creer en milagros promesas y bellas mentiras
días hermosos

solo
cuando llega la noche
y el invierno es tan real
y frío largo y cruel
como la muerte
cuando no sirven las mentiras
cuando no sirven las palabras
cuando no sirven el calor de los recuerdos
es el momento
de echarse al camino
de noche
y borrar todas las huellas de regreso al hogar
y viajar al norte
donde los inviernos son eternos
de un silencio blanco
de un vacío perfecto
de una belleza aterradora
y donde el único rastro de vida
es el humo de las chimeneas en las cabañas
de los que se quedaron
para mantener vivo el fuego
y la esperanza 
 10 de diciembre 2018

poema de josé pastor
fotografía de Masao Yamamo

El Sur. Bene. Adelaida García Morales

descargar (ebook) "El Sur. Bene" Adelaida García Morales (Anagrama)

Este volumen incluye dos novelas cortas, la primera de las cuales, "El  Sur", dio origen al guión de la película del mismo título dirigida por Víctor Erice. Tanto esta historia como la que se cuenta en "Bene" se caracterizan por su magnetismo narrativo, basado en la especial habilidad de Adelaida García Morales para rodear de un aura de misterio a ciertos personajes masculinos en torno a cuya ausencia teje cada una de las narraciones. Ausencia física pero presencia de sombra, añorada en un caso, ominosa en el otro, cuyo peso se hace sentir doblemente a causa de su misma realidad fantasmagórica.
Moviéndose en un territorio que bordea las simas del incesto y del mal contempladas desde la pureza amoral de la adolescencia, estos dos relatos adentran al lector en regiones poco transitadas por nuestra literatura, y situaron a su autora en un lugar destacado.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Raras joyas del cine negro: Klute

Título original: Klute
Año: 1971
Duración:114 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Alan J. Pakula
Guion: Andy K. Lewis, Dave Lewis
Música: Michael Small
Fotografía: Gordon Willis
Reparto:  Jane Fonda, Donald Sutherland, Roy Scheider, Charles Cioffi, Dorothy Tristan, Sylvester Stallone
Productora: Alan J. Pakula. Distribuida por Warner Bros

Sinopsis : En Nueva York, un hombre ha desaparecido sin dejar rastro. Klute (Donald Sutherland), un policía íntimo amigo suyo, encuentra una pista en las cartas que aquél le escribía a una prostituta llamada Bree (Jane Fonda). Va a verla para interrogarla y surge entre ellos una apasionada relación amorosa. Mientras Klute prosigue sus investigaciones en los bajos fondos, empiezan a aparecer prostitutas asesinadas; entonces le asalta la sospecha de que Bree pueda ser la próxima víctima. (filmaffinity) 

Segundo largometraje de Pakula y su primer éxito. Escrito por Andy y Dave Lewis, está impregnado del espíritu de inseguridad y desconfianza que en el momento del rodaje, y en los inmediatamente anteriores y posteriores, vivía la sociedad norteamericana, a raíz de la Guerra de Vietnam (1965-75) y los hechos que culminaron en el caso Watergate. Se rueda en exteriores de NYC y en los Filmways Studios (NYC). Nominado a 2 Oscar, gana uno (actriz, Fonda). Producido por Alan J. Pakula para la Warner, se proyecta en público en "première" el 23-VI-1971 (MYC).

La acción dramática tiene lugar en Pensilvania y en NYC en 1970/71. El ingeniero Tom Gruneman (Mili), honrado padre de familia, desaparece sin dejar rastro. Seis meses después, ante los resultados negativos de la investigación policial, el modesto detective John Klute (Sutherland), amigo del desaparecido, emprende una investigación por encargo del influyente industrial Peter Cable (Cioffi). Para ello entra en contacto con Bree Daniels (Fonda), prostituta de NYC, a la que iba dirigida una extraña carta que la víctima guardaba en su escritorio. Klute es honrado e incorruptible. Bree es solitaria, desconfiada, contradictoria y sensible. Trabaja como prostituta, es honrada e íntegra.

El film suma drama, misterio, romance y thriller. Forma parte del nuevo cine negro americano que emerge en los primeros 70 y del que son muestra obras tan conocidas como "El padrino" (1972). El suspense policiaco se resuelve con cierta rapidez gracias a la identificación del responsable del caso y de sus móviles secretos. Sobresale la exploración de la personalidad de la protagonista, el análisis de la dinámica de las interrelaciones que se establecen entre ella y John Klute y el retrato, detallado y conmovedor, que se compone de la protagonista.

Bree es tierna y sensible, aunque lo oculta tras una máscara de dureza destinada a defenderse de la mentira y el egoísmo de los hombres. Se comporta de modo distante y frío, porque quiere mantener el control de su vida frente a los obstáculos que le pone una sociedad machista y hostil. En su relación profesional con los hombres lucha por ser la dueña de las situaciones. Para ello se sirve de la iniciativa, la capacidad de anticipación, el ingenio y la fuerza psicológica. Se enfrenta a su condición de víctima de los hombres, desplegando coraje, espíritu de lucha, sentido de la dignidad y una pertinente voluntad de afirmación personal. Lucidez, consciencia y sinceridad alimentan en ella un mundo interior complejo y rico, del que extrae motivos para luchar contra las inseguridades que percibe y la desconfianza que siente. Sabe que sus recursos personales son limitados y que los retos que ha de superar son grandes. Por ello busca y acepta el consejo y el apoyo de profesionales (la psiquiatra) y amigos (Klute). Bree tiene personalidad y una gran sensibilidad, pero se ha acostumbrado a vivir agazapada en si misma, atrincherada en su interior y oculta tras sus máscaras.

spoiler:
Aparentemente solitaria, indiferente y distante, puede cambiar mucho si descubre en su camino motivos de confianza y seguridad que le proporcionen apoyo desinteresado, compañía y afecto.

La obra forma parte de la llamada trilogía de la paranoia de Pakula, junto a "El último testigo" (1974) y "Todos los hombres del presidente" (1976), según algunos las tres mejores realizaciones del autor. La cinta exhibe una excelente ambientación, crea una atmósfera absorbente que trasmite sentimientos de inseguridad e indefensión y luce una puesta en escena precisa y rigurosa, de intenso sabor clásico.

La música, de Michael Small ("El último testigo"), suma estilos tan variados como blues, rock, música disco, melodías hindús y composiciones minimalistas (créditos). El estribillo melódico es un emotivo tema de amor. El momento culminante se da cuando la música se torna cadenciosa y sensual para acompañar a Bree, fastuosamente vestida, camino de la residencia de un cliente al que ha de embrujar con fantasías eróticas. No constan los títulos de los cortes de la partitura. La fotografía, de Gordon Willis ("El padrino"), en color y scope, es oscura, crea magníficos juegos de negros y construye composiciones de extraordinario dibujo, gran fuerza e inusual belleza plástica. Gran interpretación de Fonda. El film es un interesante testimonio de su época. Miquel (en filmaffinity)

domingo, 9 de diciembre de 2018

Mientras cenan con nosotros los amigos. Avelino Hernández

La carta de Mateo de las Lastras

(Con membrete de un hotel en Fuerteventura, Islas Canarias)

Estoy pasando las vacaciones en el Puerto del Rosario.
El mismo día de mi llegada, cuando bajaba a la playa, pasé por delante de una librería... ¡y en el escaparate estaba expuesto tu último libro!.
Cada mañana, desde aquel momento, al bajar al mar miraba el estante con la ilusión de que el libro no estuviera, que alguien lo hubiera comprado.
Pero nunca ocurrió.
Una mañana decidí instalarme junto al escaparate, depositar la gorra de verano abierta sobre el suelo y contar tus historias para el público que bajaba a la playa.
Se detenían, por la sorpresa; llegaban a juntarse muchos, me escuchaban expectantes, se reían a ratos, se emocionaban en algún pasaje que a mí me emociona también. Y al final aplaudían todos y algunos echaban unas monedas en la gorra. Y entonces yo les decía “Todas estas historias se hallan contadas mucho mejor en ese libro”, señalando el tuyo en el escaparate.
Pero al día siguiente, al pasar, el libro continuaba allí.
Repetí la escena varios días.
Todo ha sido inútil, Cristina.
Un abrazo
Mateo

P.D. Por giro postal aparte te envío las monedas que llegué a recaudar. Dan para que lleves unas cerezas tempranas al encuentro con los amigos en la casa en la orilla del río. No faltaré.


"Mientras cenan con nosotros los amigos" Avelino Hernández (Candaya) 

sábado, 8 de diciembre de 2018

como trucar una balanza


como trucar una balanza
noche de invierno
diciembre
fuera
el murmullo del río
luna  menguante
cielo raso
lleno de estrellas
las luces del pueblo
dormido
dentro
el fuego de la chimenea 
el blues de Robert Johnson 
un libro de Avelino Hernández
una botella de vino tinto de Corral de Castro
(y mañana no madrugo)
todo parece estar en equilibrio
y pienso que esto es la vida
no las grandes victorias
sino las pequeñas
derrotas
(siete de diciembre 2018)

un poema de josé pastor

jueves, 6 de diciembre de 2018

Oclajoma (España). Iván Rojo

"Oclajoma (España)" Iván Rojo (Canalla Ediciones)

Oclajoma
Lo pronuncia Ouclajoma
pero cuando nos dibuja
en la servilleta el mapa
del Estado escribe
…..O C L A J O M A
Jura haber estado allí
conocer aquella tierra
como la palma de su mano
Tener una novia en Tulsa
Haber presenciado
a las afueras de Altus
el sacrificio del caballo
más bonito jamás nacido
Nadie le toma muy en serio
Pero no nos atrevemos
a desmentir sus palabras
Conoce el poder del tornado
Basta mirar su ojo izquierdo
para saberlo
Cómo gira todo ahí dentro
Sería capaz de hacer saltar
el bar entero por los aires
El derecho, suele contar
lo perdió capando a un toro
cuando trabajaba para C.J.
En otras ocasiones dice
que se lo arrancó una astilla
en el aserradero de la Creek Paper
Ya digo, no nos fiamos de él
Pero si alcanza las 10 cervezas
se levanta el parche de fieltro
y todos vemos La Gran Llanura

lunes, 3 de diciembre de 2018

La poesía es un revólver apuntando al corazón. Roger Wolfe


Escribo para gente que no tiene
otro sitio en que caerse muerta
que la superficie de un poema

"La poesía es un revólver apuntando al corazón" Roger Wolfe (Aguilar)

viernes, 23 de noviembre de 2018

Sobre la españa vacía


Sobre la españa vacía
La españa vacía no está vacía. Está olvidada, abandonada, envejecida, incomunicada, silenciada, ignorada, despoblada... pero no está vacía. En ella viven hombres y mujeres (y algunos niños, pocos) que día tras día sobreviven al abandono, al olvido, al silencio.
Una españa agrícola y ganadera, que vive del trabajo en el campo, de la tierra. Una españa que no tiene futuro pero que existe y resiste. Una españa  rural, de pueblos, pedanías, cortijadas, masadas, aldeas...
De pueblos pequeños a los que les cerraron las escuelas pero que lucha para que se mantengan abiertas las escuelas rurales que todavía no han cerrado.
De pueblos con malas carreteras, parcheadas solo cuando viene algún político de segunda fila en épocas electorales, pero que las recorren casi todos los días, el panadero, el cartero, el de la fruta, el pescaero, el médico o la ambulancia (cuando la hay). 
De pueblos de 26 habitantes donde un bar es más servicio público que negocio.
De pueblos donde se rehabilitada "a huebra" la antigua casa del maestro, o se arregla los lavaderos de la fuente baja o se reteja el molino del tío Domingo.
De pueblos sin muchas oportunidades donde algún "loco" abre una tienda, o una ferretería, o una zapatería o una librería.
De pueblos que necesitan un centro de salud y que sí lo tiene necesita que tenga calefacción en invierno. 
De pueblos que lo intentan con los tomates, el pistacho, la aceituna, el queso de cabra o la miel.  
Unos pueblos que no son bucólicos, que son duros, de fríos inviernos, de trabajos de sol a sol, de soledad, sin conexiones a internet, sin políticas públicas que cuenten con ellos...
Una españa que no veis o no queréis ver, ni escuchar, ni preguntar. Una españa que miráis desde la ventanilla del coche, una españa a la que se le da más importancia a su paisaje que a su paisanaje, que a su gente, a sus hombres y mujeres, a sus  habitantes.
Una españa, unos pueblos, que van desapareciendo pero que resisten y que son memoria y que algunos (pocos) que seguimos viviendo aquí (y que no queremos irnos) luchamos y soñamos que no sea olvido


jueves, 22 de noviembre de 2018

Historia de la salvación en Benavente. Víctor Pérez

"Historia de la salvación en Benavente" Víctor Pérez (Canalla Ediciones)
 
Un auténtico oopart, eso es la "Historia de la Salvación en Benavente" que tienes en tus manos. Un «objeto fuera de lugar». Una obra fuera de su tiempo. Como un astronauta en un bajorrelieve precolombino, como una huella humana en un estrato fósil de hace cien millones de años, la poesía de Víctor Pérez desafía y trasciende las coordenadas del espacio-tiempo. Este libro nos revela un tipo de belleza, un tipo de arte, una sensibilidad y una sabiduría revolucionarios. Mesiánicos. Porque Víctor nos escribe desde el futuro de la poesía. Es este libro un salto evolutivo en la literatura española. Y esto no es una opinión; es una verdad apabullante, la verdad con mayúsculas que impregna cada verso de Víctor Pérez. Este libro es un mensaje enviado desde el estadio creativo al que todo poeta quisiera llegar, y no puede.
Bien, pues allí está Víctor, respirando hondo el calor y el frío y esperándonos en vano. Surfeando las eras y escribiendo, siempre escribiendo. Transmitiendo infatigable como una antena de carne y hueso plantada en mitad de todo y nada. Escribiendo por si se mata o le matan. Escribiendo por si mañana el sol explota. Escribiendo por su bien y por el nuestro.
Y es que la poesía de Víctor Pérez existe porque hay cosas que es necesario dejar por escrito. La poesía de Víctor existe porque existen los revólveres y las horcas, los detectives, los padres y el divino fulgor metálico de un coche de cuarenta años. Las cosas capaces de llevarse a uno por delante. Porque en cada rincón del mundo existe un salvaje Oeste. Porque en el corazón de todo hombre se alza y alzará una majestuosa y terrible Benavente. (del prólogo de Iván Rojo)

martes, 20 de noviembre de 2018

Salvaje oeste. Juan Tallón

"Salvaje oeste" Juan Tallón (Espasa Calpe) 

 
"Salvaje oeste" es ficción pero es un retrato minucioso y real de la clase dirigente que llego al poder  en España en los años 90. El retrato de una generación de políticos con sed y ansia de poder que tras alcanzar los máximos organismos políticos se lanzaron a conquistar los del mundo empresarial y las altas finanzas, y que gobernaron un país a su antojo durante décadas.  
Políticos, alcaldes, ministros, banqueros, empresarios, periodistas, fiscales, jueces, diseñadores, arquitectos... campan a sus anchas por esta novela y por una españa donde todo parecía jauga pero que en el fondo era un salvaje oeste lleno de chanchullos, corrupción y mentiras, y que dejaron el país como un cementerio indio.  
Juan Tallón construye unos personajes que parecen reales, que son reales, y que se aferran al poder sin importarles nada ni nadie, ni siquiera el mañana. Unos personajes que conquistan el poder, se mantienen durante un tiempo y que lo pierden invariablemente ante un poder nuevo. Tallón, con maestría, nos lleva a despachos, salas de reuniones, pasillos, ascensores, restaurantes de lujo, hoteles, palcos, vestíbulos... para enseñarnos los mecanismos del poder y darnos a entender su naturaleza. 
"Salvaje oeste" es una novela para conocer la política y los políticos que nos llevaron a la ruina y el desencanto y para explicar el por qué de la situación actual y dónde cualquier parecido con la realidad, es la cruel realidad. 
 
 para descargar en pdf o ebook

lunes, 19 de noviembre de 2018

la alegría puede ser una forma de resistencia

la alegría puede ser una forma de resistencia 
como la tristeza la huida la rabia
el whisky o el rock and roll 
y resistía 
y soltaba lastre  
frente a las copas de coñac 
y cualquiera que quisiera escuchar 
su historia de amor 
que se rompió en mil pedazos
por mil motivos 
y sin motivo  
la historia de una mujer que se marchó
y le dejó 
tocado y hundido y sin respuestas
"adiós, cariño"
"adiós, mala puta"
y reía sin odio
y repetía su historia
de su amor
de su mujer
de un hijo muerto con 22 años
de la vendimia en francia
y de su mujer
y del frío de alemania
y de su mujer
y de un seat 127 de color verde
que le duró 31 años
ocho más que su mujer
y reía
con ganas
con alegría
con el entusiasmo de un chiquillo travieso
con los ojos luminosos de coñac y tristeza
poniendo en la barra de todos los bares
como un jugador de poker que muestra insolente su juego perdedor
una historia mil veces contada
mil veces repetida
que dejaba un poso de arena y dolor 
negro y espeso
que haciamos nuestro
y que no se podía sanar  
ni con coñac
ni con whisky 
ni con la huida 
ni con las risas
ni con el paso del tiempo
ni con el rock and roll
aunque siguiéramos bebiendo coñac
riendo 
huyendo
rabiando    
y resistiendo todo los días

poema  de josé pastor 
fotografía de Manuel Capón de su proyecto "El Cielo"

 

domingo, 18 de noviembre de 2018

La miel. Tonino Guerra

"La miel" Tonino Guerra (Pepitas de calabaza)

"La miel" es el relato del abandono de la gran ciudad con «todas esas uñas delante de la boca» y del regreso a los sabores y lugares de la infancia, a un pueblo donde vivían mil doscientas personas y ahora solo quedan nueve, uno de ellos el hermano del autor.


Canto III

Mi hermano trabaja en el telégrafo de la estación
por donde no pasan trenes desde hace cuarenta años.
Los raíles se los llevaron durante la guerra
cuando hacía falta hierro para hacer cañones.

Está sentado y espera. Pero no llaman nunca
y él tampoco llama a nadie. El último telegrama
venía de Australia
y era para Rino del Fabiòtto que estaba ya criando malvas.

El día que pasé a verlo, mi hermano
estaba sentado bajo la marquesina de hierro
con las manos en los bolsillos, abstraído en un aire
pellizcado por los trinos de una bandada de pájaros.

Ante nosotros, la línea llena de hierba
por donde pasaban los trenes. Ahora, en cambio,
bajaba una gallina que pasó por delante
sin mirarnos siquiera.


Canto X

en esa casa rosa que hay delante del prado
donde hacían las ferias de caballos.
Las persianas rechinan y se caen a pedazos
y dentro ha ido creciendo un melocotonero,
tal vez de un hueso que alguien tiró sin darse cuenta.

Era la casa de las tres hermanas americanas
hijas de aquel Fafín el loco que había estado en Brasil
y que volvió desde Génova en calesa
y le costó tres días
y llegó sin un céntimo.

La mayor de las tres hermanas apareció una mañana
ahogada en el lavadero, desnuda,
con el pelo cubriéndole la cara;
a la mediana la encontraron en un burdel de Ferrara;
la pequeña, la que me gustaba a mí,
un día que hicimos baile con gramófono
bailaba con mi hermano que la apretaba
por debajo de los hombros y yo, cabizbajo, miraba
las baldosas, que eran blancas y amarillas.


Canto XI

Hace dos días, era el primer domingo de noviembre,
había una niebla que se podía cortar con el cuchillo.
Los árboles estaban blancos de escarcha y las calles y los campos
parecían cubiertos de sábanas. Pero luego salió el sol
y secó el universo y solamente las sombras
permanecieron mojadas.

Pinela el campesino estaba atando las parras
con espartos que llevaba sujetos en la oreja.
Mientras él trabajaba yo le hablaba de la ciudad,
de mi vida que ha durado un parpadeo
y del miedo que me da la muerte.

Entonces, de repente, cesaron los ruidos que hacía con las manos
y oímos un gorrioncillo que cantaba a lo lejos.
Y me dijo: miedo ¿por qué? La muerte no es aburrida,
viene sólo una vez.



Nací en una aldea. Apenas tenía tres años cuando me llevaron a la ciudad. Algunos veranos volvíamos, fugazmente, hasta que no fui más que uno de tantos turistas y aquello una postal. Y aún así, soy capaz de recordar la luz de los veranos, la hora inevitable de la siesta, el olor a naftalina, el baúl, las almendras puestas a secar, el pan, el chocolate, algunos otros, viejos como mis recuerdos. Y eso es "La miel". Aquello que perdía. Aquello que perdimos. Pero también aquello que está, en algún sitio de nosotros. Siempre. en "Tonino Guerra. La línea llena de hierba", por Juan Jiménez García (en revista Détour)

Mujeres, raza y clase. Angela Davis


"Mujeres, raza y clase" Angela Davis (Akal)

sábado, 17 de noviembre de 2018

tres poemas de Pedro César A. Verde



La nada
Nada es una pequeña grieta
en el techo
Una lámpara apagada
Un claroscuro
en el pensamiento
Nada es
lo que no quiero
decir
lo que no quieres
escuchar
Es un quiero
y no puedo
Es callar
una mirada
con un gramo
de miedo
Es poner
cuatro letras
a un silencio
Expresar un vacío
o un completo
recelo
Nada puede ser
el principio
del final
o un final
sin remedio
Nada son mil cosas
y ninguna
Nada es
lo incierto
Nada es aquello
que quizá
es mejor no saber
nunca
No existe
La noche promete ser larga
Su oscuridad promete ser
profunda
Prometo no esconderme
bajo las sábanas
Nunca lo he visto
Pero lo he sentido cerca
— Y si viene esta noche?
–Tranquilo, nadie va a venir,
eso no existe,
descansa, buenas noches,
hasta mañana
La luz se apaga
Esta mañana existía,
ayer existía
Ahora no existe
Lo dice para que me duerma
Sólo existe por el día
Sólo existe por el día
Pero en el silencio escucho
su respiración
En la oscuridad presiento su figura
En mi terror veo sus intenciones
Se mueve tras la cortina
Quiere salir del armario
Se esconde detrás de la silla
El hombre del saco
sólo existe por el día,
pero por las noches
deja en mi cuarto
su sombra 



del blog de Pedro César A. Verde Versos de sangre y barro
libros de Pedro Cesar A. Verde en Canalla Ediciones

miércoles, 14 de noviembre de 2018

dos poemas de "Píldoras de papel" de Ana Patricia Moya



Ni Blancanieves, ni la Cenicienta, ni su puta madre
Soy una princesa de baja estofa:
sin corona, sin lujos,
sin padres de alta alcurnia,
sin putos aspirantes a esos privilegios
resguardados en lo más hondo de mí.
Mi sangre es roja, roja como el vino
y mis manos carecen de toda delicadeza:
es lo que tiene el trabajo digno,
que te salpica con sucia humildad
y te convierte en una máquina de carne.
Habito en el amargo Reino de la Realidad,
en un palacio pequeño construido
con piezas de un puzzle interminable.
Soy el prototipo de princesa anti – Disney:
cínica, fumadora, insensible, bebedora,
que odia las dichosas canciones de amor,
que repudia la comodidad de los tronos.
Y mi mayor riqueza, es lo que se encuentra
entre la cabeza y el pecho: es algo que brilla más que todos los tesoros del Universo.

Mi voluntad de fracasada



Adán y Eva
Me distancié del paraíso.
No es que prefiera la soledad:
he optado por tolerar sólo el daño
que me haga a mí misma.


dos poemas de "Píldoras de papel" Ana Patricia Moya (Huerga y Fierro)

lunes, 12 de noviembre de 2018

Calle de los maleficios. Crónica secreta de París. Jacques Yonnet



"Calle de los maleficios. Crónica secreta de París" Jacques Yonnet (Sajalín Editores)

Nueva edición con ilustraciones del autor
Traducción: Julia Alquézar
Colección: sajalín, 5
 Número de páginas: 365
ISBN: 978-84-946809-6-0
Precio (P.V.P.): 21,00 euros

En junio de 1940, en Boult-sur-Suippe, Jacques Yonnet cae prisionero del ejército alemán. Pronto logra escapar y llegar a París para incorporarse a las actividades clandestinas de la resistencia. En la Rive gauche, de la plaza Maubert a la calle Mouffetard, combatientes, artistas, espías, bohemios, traperos y criminales transitan de noche las callejuelas, los cafés, los bistrós. Son las arterias ocultas de la ciudad, su vida secreta, nutrida de oscuros personajes, sucesos imperceptibles y antiguas leyendas que Yonnet recoge en un relato compuesto de realidad y fantasía, de etnografía y fábula.
 
Publicado por primera vez en 1954, Raymond Queneau consideraba este extraño libro el mejor jamás escrito sobre París. Retrato del periodo más sombrío de la capital francesa durante el pasado siglo —el de la ocupación nazi—, Calle de los Maleficios es sobre todo el testimonio único de un extraordinario narrador y flâneur infatigable, versado como nadie en la historia más antigua y «minúscula» de Paris, que atravesó el firmamento literario de su tiempo como una estrella fugaz.


domingo, 11 de noviembre de 2018

Manual para nadie. Isabel Tejada



Mueres 
de una forma lenta 
en todo aquello que no te reclama 
como un  animalillo sin alas que esperase en su quietud 
conocer por otros su nombre 
Mueres de inanimación 
-lo sé-
por el convencimiento de lo que no llegará  nunca a tocarte 
porque el amor era sólo una palabra en boca ajena 


"Manual para nadie" Isabel Tejada (Piedra Papel Libros)



martes, 6 de noviembre de 2018

cuando las salas de espera de las estaciones de trenes eran un buen refugio


cuando las salas de espera de las estaciones de trenes eran un buen refugio
las noches de invierno
cuando en valladolid el frío es cortante como la muerte
la sala de espera de la estación de trenes
era un buen refugio
bajo techo 
caliente y acogedor
sin maderos encabronados
sin fascistas apaleadores
sin ratas envalentonadas 
allí 
una docena de mendigos
entrabamos en calor
compartiendo vino y mentiras
colillas y desdichas
cartones y fracasos
la compañía y el vino
ayudan
algo
cuando estás en la calle
la compañía es una forma de engañar a la locura
al vacío y a las miradas de desprecio o indiferencia
y el vino calienta  
y combate los silencios y los miedos
  
dormíamos como vivíamos
a trompicones 
poco y mal
pero era un descanso 
una pequeña tregua 
en la pelea por seguir vivos

cuando amanecía
mendigábamos unas monedas
para tomar un café en la cantina
y sentirnos
por un instante
personas normales y corrientes
y mirábamos por el ventanal
-como si aquella cantina fuera el salón de nuestro casa-
unos trenes 
que nos podían llevar
lejos de allí 
y darnos una segunda oportunidad
de empezar de nuevo
en cualquier parte 

pero nunca
subimos
a ninguno de aquellos trenes
y seguimos en la sala de espera
de estaciones
que han dejado de ser 
acogedoras


un poema  de josé pastor 

domingo, 4 de noviembre de 2018

Una noche en el paraíso. Lucia Berlin

"Una noche en el paraíso". Lucia Berlin (Alfaguara) 

El libro llegará a las librerías el 8 de noviembre, dos años después de la publicación de "Manual para mujeres de la limpieza" (descargar) una colección de relatos que sacó del olvido a esta autora y se convirtió en todo un éxito de crítica y ventas.
"Una noche en el paraíso" recopila 22 relatos inéditos en español.

viernes, 2 de noviembre de 2018

poemas de Billy Childish



la belleza terrible

todo el mundo es egoísta
todo el mundo es racista
y todo el mundo tiene 2 caras
dejemos eso bien claro
para empezar
entonces podemos empezar a hablar
acerca de qué es bello
y quién está escribiendo los
mejores versos
las bellas artes
la poesía y el
bla
bla
bla
lo que no necesitamos
es que los poetas nos reafirmen
con su suave jabón
o
que nos sorprendan con su
precioso estilo
sólo necesitas mirar
por la ventana
caminar por las calles
para saber que la naturaleza es a la vez
terrible y bella
y que el hombre es la más
singularmente fea de todas
las criaturas  

culpable
lo admito
lo admito todo
estos pequeños poemas
tristes
y
admito que no
todos son ciertos
y que los inteligentes
no son realmente
tan inteligentes
ni tampoco tan inteligentes
y
me preocupo por ellos
quiero decir que me preocupo
por todo ello
como una vieja
hablando del precio
de la espuma del jabón
me preocupo por
mi cuerpo
mi salud
mis manos
mis ojos
mi polla
mis pies
todo ello
me preocupo por
todos estos
pequeños poemas tristes

los creyentes
los creyentes creen
creen en
los policías
el poder de las radios
los coches nuevos
las hipotecas
la escritura
la pintura
(sé que a veces algo
ocurre)
los creyentes creen en
dios - o la ausencia de él
mi padre cree en
la familia real
y en abrillantar las almas de sus
zapatos
los creyentes creen
creen en los dientes rectos y limpios
creen en
las mujeres
y
el dinero
y en las alfombras a medida
los creyentes creen
creen en
los trabajos de día la seguridad
y los ratones de chocolate
creo
creo en la
completa ausencia de todo 
creo
creo en la
completa ausencia de todo


martes, 30 de octubre de 2018

lucha libre

lucha libre
no me interesa vuestros televisores ultrapanorámicos
vuestros coches de alta gama
vuestra nueva cocina
vuestros caprichos
vuestros lujos 
no sabría que hacer con ellos.
para nada me sirven  
vuestros relojes joyas o perfumes
ni vuestra palabra 
ni vuestros discursos 
ni vuestros estudios master currículum o metas
me la sudan vuestros problemas y vuestras soluciones
vuestra política
vuestros negocios   
vuestras inversiones
vuestros activos
vuestra etiqueta
vuestra ética
vuestra solidaridad
no me interesan vuestros viajes
ni vuestros restaurantes  
ni vuestros spas
ni vuestros vinos  
ni vuestros zapatos
ni vuestras tarjetas
ni vuestras carteras
ni vuestros triunfos. 
no me interesan
pero voy a hacer todo lo posible
para que no disfrutéis de ellos 

poema de josé pastor. del poemario "odios"
ilustración de eneko