un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 1 de agosto de 2017

Breve historia de siete asesinatos. Marlon James

"Breve historia de siete asesinatos" es una novela trepidante y brutal sobre los entresijos del poder, y los efectos que sobre el mismo tienen la corrupción y la mentira. Dudo que se haya escrito, en lo que va de siglo, mejor obra sobre estas cuestionesIrvine Welsh.

3 de diciembre de 1976, a dos días del concierto Smile Jamaica -con la actuación estelar del hijo pródigo, Bob Marley-, que tiene como objetivo calmar a las facciones enfrentadas en una escalada de violencia previa a las elecciones. Aquella tarde, siete pistoleros, aprovechando el ensayo de la banda, asaltan la casa del cantante hiriendo al propio artista, a su mujer y a su mánager. Poco se supo -y casi nada se sabe aún- sobre los presuntos autores de aquel homicidio frustrado, pero son muchas las leyendas y las canciones que en "Breve historia de siete asesinatos" relatan lo ocurrido. Construida sobre los testimonios ficticios de quienes participaron en aquellos acontecimientos (sicarios, mafiosos, políticos o espías; víctimas y verdugos; simples espectadores e, incluso, algún fantasma), "Breve historia de siete asesinatos" nos lleva al corazón de las tinieblas jamaicanas recorriendo tres décadas turbulentas e infinidad de episodios estremecedores (no exentos, pese a todo, de un elemento cómico). Manejada con increíble pericia, la estructura coral permite a Marlon James plasmar los hechos desde múltiples perspectivas y texturas verbal.
"Breve historia de siete asesinatos" es una electrizante tragedia coral que recrea la vida y tribulaciones de aquellos asaltantes y nos transporta al corazón de las peligrosas calles de Kingston, en compañía de pistoleros, traficantes, amantes, agentes de la CIA y algún que otro fantasma. (Malpaso Ediciones)

3 comentarios:

MARCOS BINDER dijo...

¿qué tal José? ¿Has sacado Cat stories de los destilados?

Anónimo dijo...

tus historias, poemas y demas alcoholes duros siguen ahí. leí tus últimos poemas en tu blog, me gustan. saludos

MARCOS BINDER dijo...

gracias, ya veo que sigo en el listado. Jode llevo un montón de años y me gustaría seguir estando. Dale duro, José