un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

lunes, 3 de julio de 2017

Susurros a Pleno Pulmón & amigos. tres poemas

La fanzine nº8, de Susurros a Pleno Pulmón, dedicada a todos los amigos ya está aquí. 85 poetas han querido participar en este número. GRACIAS a todos y pasad buen verano.

Rebeldía (por Mar Gómez)
La bailarina de la caja de música
se negó a seguir el ritmo
de las canciones de cuna;
cansada de velar insomnios,
de amenizar solitarios.
No soportaba a los curiosos
que deslizaban la mirada
por debajo de sus tules.
La bailarina de la caja de música
decidió tragarse la llave
para que no la siguieran dando cuerda,
para ser invisible al fetichista,
para poder desprenderse
de su forzado pedestal.
El dueño, impotente,
estampó la caja contra la pared
haciéndola añicos,
la bailarina salió despedida,
aterrizó de bruces contra el suelo,
desmembrada,
descabezada,
en sus labios un rictus de sonrisa.

Canadá (por Iván Rojo)
Esta mañana temprano
Me crucé con un borracho
Se me echó encima
Balbuceaba
Sacó la cartera y de ella una foto
Una foto carné
Un hombre joven sonriente
Yo era este, me dijo, yo era este
Lo repitió
Yo era este
Y volvió a repetirlo
Yo era este
Y tenía razón
Era ese
Lo había sido
Ahora ya no
Ahora ni siquiera se le parecía
Ahora estaba hecho polvo, triste
Ya no sonreía
Ya no era joven
Me la regaló
Me refiero a la fotografía
Quédatela, dijo
Dijo
La he cagado, tío
Dijo
No me reconozco
Dijo
Quédatela, ya no la quiero, la odio
Y la acepté
La metí en mi cartera
Y seguí mi camino
La llevaré siempre conmigo
Iremos juntos a todas partes
Iremos juntos al súper
Y a la playa
Y a Canadá
Por qué no
Recorremos juntos Canadá
Y un día me enterrarán con esa foto
Lo juro
A mí también me da miedo estar muerto
No morir
Estar muerto

aireando (por José Pastor)
saco a pasear mi dolor
para que se ventile
para que se convide en los bares
que se emborrache hasta quedar inconsciente
y deje de incordiar
que se caliente al sol
que conozca gente
que baile
pero como si nada
es inconformista mi dolor
le presento a hermosas mujeres
le doy de fumar
le canto por alegrías
ni por esas
es persistente y arisco mi dolor
está curtido y se la sabe todas
volvemos a casa
y va renegando
dos pasos por delante mío
enciendo la chimenea y refunfuña
le pongo música y está demasiado alta
preparo la cena y está desganado
pide dedicación exclusiva mi dolor
estoy hasta los mismísimos cojones
no hay forma
le meto en la cama
le arropo le hago unos mimos
le leo cuentos le leo poemas de Gloria Fuertes
es fuerte mi dolor
no le arranco una sonrisa
una palabra amable
me obliga a meterme a la cama con él
no va a dejarme dormir en toda la noche
lo se le conozco
consigo dormir dos horas de un tirón
cuando despierto ya está ahí
como el dinosaurio de Monterroso
o los números rojos del reloj despertador
es incansable
solo cuando me lanzo como un suicida
a escribir sobre él
escapa por un resquicio de la ventana mi dolor
huye despavorido
chocándose con árboles muros casas coches montañas
abro ventanas puertas brazos
se que volverá
pero esta mañana me va a dar un respiro
y lo voy a aprovechar

No hay comentarios: