un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

viernes, 13 de enero de 2017

desde pequeño con la misma mala hostia. un poema de "cuando los trenes paraban en todas las estaciones"

desde pequeño con la misma mala hostia
aquel mago no sacaba de su chistera
palomas conejos pañuelos
ni siquiera flores
aquel mago
sacaba piedras
y nos las daba
para que hiciéramos con ellas lo que nos viniera en gana
unos hacían casas
otros levantaban muros
unos las cambiaban por unas canicas o unos cromos
o unas John Smith o unas revistas pornográficas
otros las vendían al mejor postor
la mayoría las utilizaban para jugar a la rayuela
o para hacer la rana en los charcos del barrio
algunos las pintaban y las regalaban
también estaban los que las guardaban bajo siete llaves
quién sabe para qué
y estaban los que las coleccionaban
y los que las olvidaban
y a los que simplemente no les interesaba ni las piedras
ni la geología ni la mineralogía
ni nada
al Gaspar le dio por hacer malabares con ellas
y acabó en el circo Raluey de payaso triste
y Helena -como todo lo que tocaba- las convirtió en piedras semi preciosas
yo afinaba la puntería
tirando a dar
a aquel mago
que no sacaba palomas de la paz de su chistera
ni conejos de la suerte
ni pañuelos de colores
ni siquiera flores para mi chica
ni siquiera flores para los muertos
ahora a veces me arrepiento
otras saco mi mala hostia
y no hay ningún tipo de arrepentimiento
y hoy todavía llevo lleno de piedras los bolsillos

No hay comentarios: