un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 5 de julio de 2016

Colección Club del Misterio. Editorial Bruguera (5º parte)


- 37. Goldfinger (Ian Fleming)
"Goldfinger" (1959) es la séptima novela de James Bond escrita por Ian Fleming. La historia se centra en la investigación y enfrentamiento del agente del MI6 James Bond contra Auric Goldfinger, un contrabandista de oro con contactos con la organización de contrainteligencia soviética SMERSH. Además de sus actividades de contrabando y espionaje, Auric Goldfinger, pretende robar las reservas de oro de los Estados Unidos en Fort Knox.
Con el título "James Bond contra Goldfinger" (1964) fue adaptada al cine, dirigida por Guy Hamilton y protagonizada por Sean Connery como James Bond. Es la tercera película de James Bond y también la tercera de Sean Connery como el agente ficticio del MI6 James Bond.

- 38. Seis problemas para don Isidro Parodi (José Luís Borges y A. Bioy Casares)
José Luís Borges y A. Bioy Casares grandes conocedores y aficionados a la novela policial (como demostraron dirigiendo la colección "El Séptimo Circulo" en la editorial Emecé, donde dieron a conocer al lector hispanohablante la literatura policial del momento) publicaron en 1942, bajo el seudónimo común de H. Bustos Domecq, "Seis problemas para don Isidro Parodi". "Seis problemas para don Isidro Parodi" es una colección de seis relatos cortos donde Isidro Parodi, preso en la celda 273 de la penitenciaría nacional, es visitado por ilustres personajes para qué resuelva los casos de asesinatos en que se hayan involucrados. "Seis problemas para don Isidro Parodi" es un juego literario, un juego de naipes, de adivinanzas, de esgrima verbal y narrativa, un juego intelectual con mucha retranca y parodia. No ofrece mucho más (y no es poco). Son relatos escritos con habilidad, sarcasmo, entretenidos pero que no ahondan, sólo buscan entretener y resolver el enigma con tres o cuatro pinceladas de sentido común e ingenio.
"Seis problemas para don Isidro Parodi" tuvo su continuación en "Dos fantasías memorables" (1946), "Crónicas de Bustos Domecq" (1967) y "Nuevos cuentos de Bustos Domecq" (1977).



- 39. 39 escalones / El viento en el pórtico (John Bucham)
"39 escalones" (1915) es una novela escrita para entretener y hacer disfrutar de un buen rato al lector. Su autor, el político y novelista escocés John Buchan (1875-1940), lo afirma y reconoce en la introducción que hace de la novela. Una novela de aventuras y de espías (más de aventuras que de espías) que consigue su objetivo. 
Richard Hannay acaba de volver de Rodesia y su vida en Londres se le antoja aburrida y solitaria, una noche se encuentra a su vecino Scudder frente a la puerta de su piso. Scudder teme por su vida y pide ayuda a Richard. Durante la noche le cuenta una extraña historia de espionajes y conspiraciones alemanas para iniciar la primera guerra mundial. Richard aloja en su piso a Scudder pero la noche siguiente se le encuentra asesinado. Tras encontrar la libreta negra de Scudder, Richard Hannay decide desenmascarar la conspiración alemana, pero antes de todo tendrá que huir de la policía inglesa (que le persigue al considerarle autor del asesinato de Scudder) y de los miembros de la organización La Piedra  Negra.
El gran Alfred Hitchcook realizó en 1935 una esplendida adaptación libre de esta novela de John Bucham.  

- 40. Paso fatal (Wade Miller)
Bajo el seudónimo de Wade Miller se ocultan dos escritores, Robert y Bill Miller que iniciaron su colaboración a los doce años para el periódico de su escuela. Durante la segunda guerra mundial fueron destinados a lugares diferentes, pero esto no les impidió escribir, por correo, su primera obra de misterio "Deadly Weapon", publicada en 1946. En su segunda novela "Guilty Bystander" apareció ya el personaje de Max Thusday, detective privado de San Diego. Juntos escribieron más de treinta novelas, varias de las cuales se han adaptado al cine, entre ellas podemos destacar “Sed de mal” de Orson Welles.
En "Paso fatal" un trabajador de una feria de origen chino, es asesinado cuando esperaba a un detective al que quería contratar. El padre del joven chino decide contratar a ese mismo detective no tanto como para que investigue el asesinato sino para que “limpie” el nombre de su hijo, al que se asocia con unos delincuentes. Al aceptar ese encargo, el detective deberá inmiscuirse también en la investigación del asesinato y de una red dedicada al juego clandestino. 

- 41. El asesino se ha vuelto loco (Philip Mac Donald)
"El asesino se ha vuelto loco" es una novela negra que trata la historia del pequeño y agradable pueblo de Holmdale. Es un sitio ideal para vivir hasta que "El carnicero" llega para quedarse. Un asesino que elige a sus victimas jóvenes y los acuchilla con crueldad, y que hasta se atreve a desafiar a la policía anunciándoles el que será su próximo crimen. El libro recorre la investigación policial de los policías de Holmdale a través de los asesinatos de este horrible ser. La historia comienza con el asesinato del joven Colby que produce un revuelo entre todos los ciudadanos. Unos nuevos investigadores llegan a la ciudad y se ponen a la acción, con la ayuda del jefe de policía de Holmdale y sus ayudantes. Miss Finch es la redactora y jefa del periódico de este pequeño sitio, el "Holmdale Clarion". Ella será una de las 3 personas que recibirá las cartas de "El carnicero", junto a la policía y al magnate de la ciudad Sir Montague Flushing. El contenido de estas cartas es meramente informativo de los crímenes ya cometidos, como si de esquelas se tratase. Posteriormente llega hasta a informar de sus próximos crímenes en estos, más que cartas, telegramas. (del blog "Aire de rebelión"),

- 42. El triángulo de oro (Maurice Leblanc)
El escritor Maurice Leblanc, salta a la fama al aceptar por encargo de Pierre Laffitte crear algún personaje que se pudiera equiparar con Sherlock, y pensó en todo lo contrario, en Arsène Lupin, un ladrón de guante blanco que con su astucia y trucos imposibles es capaz de manejar cualquier situación. Sin embargo, a Pierre Laffite el personaje le causó una fuerte impresión y animó a Leblanc a desarrollar al personaje. Así con cuarenta años y un prestigio literario ganado por sus anteriores obras, nace de la mano de Leblanc: Arsenio Lupin, un ladrón de guante blanco. Cuya obra se compone de casi 20 libros. 
El personaje de Lupin apareció por vez primera en una serie de relatos publicados en la revista Je Sais Tout, comenzando en el número 6, en 15 de julio de 1905.
La serie completa de novelas escritas por Leblanc cuenta con veinte volúmenes, las que deben sumarse las cuatro secuelas autorizadas, escritas por el equipo Boileau-Narcejac (Pierre Boileau y Thomas Narcejac, conocidos escritores de misterio) y también varios pastiches.
Arsenio Lupin es el descendiente literario del Rocambole de Pierre Alexis Ponson du Terrail. Como él, Lupin es un personaje que opera desde el lado incorrecto de la ley, y sin embargo no es «malvado»; todos aquellos a los que Lupin vence, son, en todo caso, villanos mucho peores que él. Podemos encontrar también similitudes con el personaje de A. J. Raffles, a la vez que anticipa e influye en otros posteriores como El santo.
Es posible que para crear el personaje de Arsenio Lupin, Leblanc se inspirara en la figura del anarquista francés Marius Jacob, cuyo juicio y encarcelamiento fue muy seguido en marzo de 1905. Leblanc también había leído "Les 21 jours d'un neurasthénique "(1901), de Octave Mirbeau, y había visto la comedia del mismo autor "Scrupules" (1902), en ambas de las cuales aparece la figura del ladrón de guante blanco.
Arsenio Raúl Lupin nació en Blois en 1874, hijo de Henriette d’Andrésy y Teofrasto Lupin.
Además del derecho y la medicina (con especialización en dermatología), Lupin conoce también los estudios clásicos como el latín y el griego y también la prestidigitación. Su padre fue profesor de boxeo, de savate, de esgrima y de gimnasia, y fue él quien inició a Lupin en las artes marciales y le presentó a su profesor de Jiu-Jitsu.
Este Robin Hood moderno, o como dice Sartre este «Cyrano de la pègre» (Cyrano de los bajos fondos), extrae su inteligencia y astucia, su fuerza física, y su compostura del rescate de la inocencia perseguida. Lupin es, por otra parte, un hombre elegante y seductor, muy apreciado por las damas; posee además una ironía sin igual con respecto a sus rivales o los miembros del departamento de policía, sin olvidar su lado más juguetón e infantil, que, sin duda, aseguró el éxito de las novelas entre los lectores.
Las aventuras de Lupin son un reflejo de la Francia de la Belle Époque. Como sucede con su equivalente británico, ningún enigma escapa de la perspicacia de este héroe, incluso cuando el misterio no ha podido ser resuelto desde épocas anteriores a la revolución y la caída de los reyes de Francia, como podemos ver, por ejemplo, en el caso de "La aguja hueca" (de la Wikipedia)



- 43. Un montón de huesos (J. P. Manchette)
Una madre contrata al detective Eugène Tarpon para que descubra el paradero de su hija. Cuando la mujer es asesinada, el detective, en compañía de la joven Charlotte y el periodista retirado Haymann, investigará los motivos de un trama donde todos los implicados lucharan por conservar sus negocios y su vida. Las novelas de J. P. Manchette no suelen ser muy originales, son las típicas novelas de detectives escritas para el mero entretenimiento y que no aportan nada nuevo al género.

- 44. El caso Kennel (S.S. Van Dine)
Archer Coe aparece muerto en su habitación. La puerta y las ventanas están cerradas. Todo parece indicar que se ha suicidado (pues el cadáver tiene un disparo en la sien y murió en una habitación totalmente cerrada por dentro) pero tiene que llegar Philo Vance para descubrir al astuto asesino. Vance, acompañado del narrador protagonista Van Dine,  por deducciones, reflexiones, conjeturas y casualidades encontrarán una solución al enigma del "asesinato en una habitación cerrada por dentro".
S.S. Van Dine fue el más purista cultivador de la llamada novela enigma. Su apego a las reglas del género y la falta de empatía del lector con la prepotencia de su personaje (Philo Vance), hacen que sus novelas resulten cansinas de leer y poco apetecibles.
"El caso Kennel" fue llevado al cine en 1933 con el título "Matando en la sombra "("The Kennel Murder Case") dirigida por Michael Curtiz y protagonizada por William Powell.

- 45. Primera sangre (David Morrell)
El escritor canadiense David Morell publica a los 25 años su primera novela, tras su éxito, diez años después fue adaptada al cine (titulada en España como "Acorralado"). A partir de ese momento su personaje principal Rambo se convirtió en uno de los iconos más importantes de la cultura popular. En "Primera sangre" un joven vagabundo llamado John Rambo llega a un pequeño pueblo en las montañas rocosas de Estados Unidos. Al jefe de policía del pueblo, Wilfred Teasle, no le gusta ver vagabundear a un joven melenudo por su pueblo y por tres veces expulsa de sus territorios al joven John Rambo. Pero Rambo vuelve una y otra vez y finalmente es encarcelado. Rambo no ofrece mucha resistencia y se muestra en todo momento pacífico pero la idea de estar privado de libertad (que le hace recordar su cautiverio en Vietnam) hace que no soporte la presión y escape matando a un guardia y dejando mal herido a otro. Wilfred Teasle inicia una persecución de la que nunca podría imaginar las consecuencias. "Primera sangre" es una novela de persecución y de huida, interesante en su temática, su estructura, con aventuras y acción, y que toca (aunque superficialmente) algunos de los temas más problemáticos de la sociedad estadounidense de aquella época. Pero la repetición de escenas y situaciones hace que todas las cualidades que podríamos encontrar en esta novela se diluyan y el lector se quede con la sensación de haber perdido una oportunidad. 

- 46. El gran reloj (Kenneth Fearing) 
Tal vez las novelas negras de Kenneth Fearing no estén entre las más grandes del género. Tal vez hay escritores que manejen mejor los diálogos o la creación de personajes o el ritmo o la narración... Tal vez, pero Kenneth Fearing es un escritor que  sabe manejar con soltura los diálogos, los personajes, el ritmo, la narración y que en la intriga y el suspense, tal vez, sea uno de los más grandes. 
Fearing escribió tres novelas de género negro: "The Dagger of the Mind" (1941), "El gran reloj" (1946) y "La muchacha más solitaria del mundo" (1951). Durante años ejerció el periodismo y está reconocido como uno de los principales poetas norteamericanos del siglo XX.
"El gran reloj" narra la historia de George Stroud, editor ejecutivo de las empresas editoras Janoth, dirigidas por Earl Janoth y Steve Hagen. Cuando George Stroud conoce a Pauline Delosse, la amante del Earl Janoth, la vida de Stroud empieza a complicarse. 
Lo más notable de "El gran reloj" es el uso de varios narradores para contar la historia. Aunque la novela está contada principalmente por George Stroud, son siete los narradores que van sucediéndose a lo largo de la novela. Cada narrador con su  voz, su personalidad y su visión de lo que ocurre. Además Kenneth Fearing es un maestro a la hora de mantener el suspense y es honesto en ello, no se saca ninguna carta a última hora, ni aparece en el último momento algún personaje al que poder culparle de todo el embrollo. Fearing nos muestra todos los aspectos de la trama y tanto escritor y lector están en las mismas condiciones para resolver la intriga.
"El gran reloj" fue llevada al cine con Ray Milland, Charles Laughton, Maureen O´Sullivan y Elsa Lanchester en sus papeles principales.

- 47. El atracador (Ed McBain)
Un atracador de nombre Clifford asalta a mujeres, tras robarlas y golpearlas se despide de sus victimas con un educado «Clifford se lo agradece, señora». Cuando el cadáver de una joven de diecisiete años aparece en un solar de las afueras de la ciudad, las sospechas apuntan hacia Clifford. Todos los agentes de policía del distrito 87 de Nueva York iniciarán una persecución a contrarreloj para atrapar al criminal. 
Es "El atracador" una novela policíaca de poca intriga, poca tensión, con los personajes levemente trazados y con un final algo precipitado. Sólo se hace interesante cuando muestra al lector la vida y los métodos de investigación, (interrogatorios, patrullas, informes, contactos...) de los policías de la ciudad de Isola (una ciudad imaginada que bien podía ser Nueva York o Chicago) en los años 70.
Salvatore A. Lombino (1926-2005) firmó sus novelas bajo los nombres de Evan Hunter, Richard Marsten, Hunt Collins, Curt Cannon y Ed McBain. Muchas de sus novelas tienen como protagonistas a los inspectores y policías de la comisaría 87 de Isola. Salvatore A. Lombino trabajó en la industria cinematográfica como guionista durante varios años, siendo guionista de "Los pájaros" de Alfred Hitcons y algunas de sus novelas fueron llevadas al cine (entre ellas cabe destacar "Cop Harter" de William A. Berke y "Semilla de maldad" de Richard Brooks).

- 48. El arrecife del escorpión (Charles Williams)
Probablemente Charles Williams sea uno de los escritores de novela negra más injustamente olvidado. A pesar de que sus novelas han sido llevadas al cine y que fue guionista tanto en Hollywood como Europa (sobretodo en Francia) hoy en día sus novelas no se reeditan y son difíciles de encontrar. En "El arrecife del escorpión" el capitán del buque tanque americano Joseph H. Hallock lee el diario del marinero Bill Manning, encontrado (junto a un maletín lleno de dinero) en el balandro Freya, que va abandonado y a la deriva hacia el estrecho de Yucatán. Una novela que cuida los detalles, minuciosa y que profundiza en los sentimientos y la psicología de los personajes. Y sobretodo una novela con un inspirado e inesperado final que ya por si solo merecería colocar "El arrecife del escorpión"  entre las más logradas de la novela negra. Una novela que demuestra que Charles Williams era un currante, que sus novelas están trabajadas, minuciosamente armadas, cuidadas hasta el mínimo detalle y que sabía de lo que está narrando. 
En vida de Charles Williams las adaptaciones de sus novelas y los guiones que escribió para la industria cinematográficas no tuvieron mucha fortuna. Solo después de su muerte (1975) dos películas ("Calma total" de Philip Noyce y "Labios ardientes" de Dennis Hooper) fueron capaces de transmitir la fuerza, la intensidad, la tensión y la intriga de las novelas de Charles Williams. 



- 49. Cinco perfumes y un crimen (Peter Cheyney)
Vallon, jefe de personal de la agencia detectives Chennault decide investigar la muerte de su jefe y amigo. El diagnóstico oficial del fallecimiento es un ataque al corazón pero hay demasiadas casualidades, demasiadas mujeres hermosas y codiciosas y demasiados intereses para que su muerte haya sido natural. 
Peter Cheyney (1896-1951), autor de "Cinco perfumes y un crimen", fue contemporáneo de Raymond Chandler y unos de los escritores ingleses pioneros en el género negro, que alcanzó la fama con varias novelas de espionaje centradas en la segunda guerra mundial. "Cinco perfumes y un crimen" es una  novela negra clásica, con detective desencantado, cínico y bebedor, con mujeres fatales y buenas dosis de intriga y acción. Una novela creíble (el propio autor fue jefe de una agencia de detectives)  y bien narrada pero sin grandes sorpresas, entretenida pero sin mucho calado y bien armada pero que te hace encoger de hombros (uno de los gestos que más repiten los personajes de la novela).

- 50. El mono de barro (R. Austin Freeman)
Era la época de las novelas de detectives, era el país donde floreció el género, era un autor típico del genero. Las novelas de Austin  Freeman no buscaban tanto una narración de acciones, de vidas, de pasiones, como una "exhibición de gimnasia mental". El placer intelectual de desentrañar, por medio de la lógica, un enigma encerrado en unos hechos. Todo los demás, ambiente, personajes, acción, era secundario, subordinado y puesto al servicio del proceso de deducción. Todo ello puede desalentar al lector que busque cierta emoción y tensión narrativa, pero el talento de Freeman como escritor consigue dotar de una inquietante intriga esta aparente frialdad. De hecho, su forma aséptica y distante de contar y describir acaba por tener cierto encanto, y encaja perfectamente en la personalidad del Dr. Thordyke, el protagonista de las investigaciones, forense de oficio. La toxicología y la química no dejan sitio al revolver y las persecuciones. es el poder de la sabiduría, sobre el que flota un velo de elitismo y cierta despectiva ironía hacia los pobres mortales que se matan y traicionan entre si. (del libro inédito "Apuntes en negro sobre novela negra europea" de Pedro Villalón).



- 51. La novia de Fu Manchú (Sax Rohmer)
La inteligencia y la maldad nunca han estado reñidas, basta mirar a nuestro alrededor, y centrándonos en la literatura, basta repasar la larga lista de la lista de supervillanos que, desdeñando los crímenes de poca monta, los pasionales o los de mero lucro, dirigen su ambición hacia un fin superior, hacerse con el poder. Ah, el poder. entre, esté gremio de supervillanos, la figura de Fu Manchú mantuvo su misteriosa seducción durante prácticamente todo el pasado siglo, desde las novelas clásicas de Sax Rohmer hasta perderse en el limbo de las películas de serie B en los programas dobles de los barrios. Acción y misterio para el sábado tarde. Quién se acuerda de su perseguidor ( o sea, nuestro defensor) sir Denis Nayland Smith; el malo es aquí lo atractivo, lo seductor, lo que queda en nuestra memoria, el verdadero protagonista. El poder de Fu Manchú es hipnótico, misterioso, seductor, mezcla los milenarios secretos orientales con los más sofisticado de la ciencia. Sus métodos son letales, pero nunca brutales. Cuchillos rápidos y silenciosos, venenos imprevistos, gérmenes, raptos enigmáticos. En este espacio misterioso, el estilo de las novelas es carnal, el ritmo trepidante, quizás algo mecánico, con una continua sucesión de golpes de efecto y permanente tensión. Bellas jóvenes de ceñida falda y ojos magnéticos esconden veneno entre sus blandos labios, inyectan narcótico con sus largas uñas. Entre nubes de opio, laboratorios secretos son trampas para los intrusos, y no hay yate a salvo de los buceadores nocturnos, torso oscuro y cuchillo entre los dientes. Un escalofrío recorre nuestra infancia, no se si de miedo o envidia. (del libro inédito "Apuntes en negro sobre novela negra europea" de Pedro Villalón).

1 comentario:

El Pobresor Gafapasta dijo...

Magnífica labor de divulgación que estás haciendo con estas entradas sobre el legendario Club del Misterio brugueril. ¡Que no decaiga! Saludotes!!