un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

domingo, 8 de mayo de 2016

un poema para un día de lluvia


día de migas
el paisaje va tomado tonos diversos de verde
el cielo está gris y encapotado
el agua va empapando los campos la tierra los tejados
en las ramas de los árboles gotas que parecen perlas
y las flores del cerezo que se abren
un hortelano tapado con un paraguas blanco
echa un vistazo a sus guisantes
mientras los mirlos entre las vides buscan
a saltos como jugando su sustento
las chimeneas lanzan un humo suave y azulado
se oye el silencio y el llover y el río
huele a tierra mojada a sexo húmedo a verde a papel viejo
el pastor con un chubasquero
saca sus ovejas a apacentar
en los bares la gente brinda con vino por el agua
dios aprieta pero no ahoga dice alguien
alguien se ríe
sonreímos sin saber muy bien por qué
hoy es día de convidarse en los bares
y mañana ya haremos cuentas
con los dioses y con los camareros


la pintura es de Antonio Varas

No hay comentarios: