un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

lunes, 24 de agosto de 2015

cuando no seamos jóvenes


cuando no seamos jóvenes
le veo sentarse bajo la sombra del almendro
cada cuatro o cinco minutos
tiene que parar a descansar
resopla se limpia el sudor de la cara
enciende un cigarro que no puede acabar de fumar
maldice murmulla se lleva las manos a la cabeza
aprieta los puños
se levanta
aprieta los dientes
coge la azada y vuelve a la faena
lo intenta por todos los medios
pero no puede
no le valen ni los trucos que da la experiencia
cabecea vuelve a maldecir vuelve a cabrearse
vuelve a sentarse a la sombra del almendro
se le escapan las fuerzas
se le escapan las lágrimas
creo que se ha dado cuenta
que ahora todo es cuesta abajo
ya para siempre
y no hay donde agarrarse

3 comentarios:

RaRo dijo...

muy bueno.

RaRo dijo...

¿y la foto?

RaRo dijo...

Es de Vivian Maier, claro. Buena foto para un gran poema.