un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Elogio de la bicicleta. Marc Augé


"Elogio de la bicicleta" es un pequeño libro donde se revindica el uso de la bicicleta como modo de recuperar los recuerdos de la infancia y como modo de recuperar el ciclismo como un deporte lúdico y limpio. Además en "Elogio de la bicicleta" se revindica el uso de la bicicleta como modo de recuperar la ciudad para sus habitantes y como modo de crear, creer y luchar por las utopías.
Marc Augé, antropólogo y etnólogo, es conocido por su papel como teórico de los "no-lugares". Marc Augé acuñó la frase "no-lugar" para referirse a los lugares de transitoriedad que no puede ser considerados como lugares (una autopista, un parque temático, una habitación de hotel, un aeropuerto o un supermercado). Entre sus numerosos libros publicados, destacar: "Un etnólogo en el metro" (1986), "Los no lugares. Espacios del anonimato" (1993) o "Paseando la antropología por la sobremodernidad" (2003).
la editorial: http://gedisa.com/

lunes, 29 de diciembre de 2014

La cena de los acusados. cine


"La cena de los acusados" (1934), basada en "El hombre delgado" (The Thin Man), la última novela de Dashiell Hammett, tiene tintes de cine negro (en su fotografía, en su argumento, en su intriga) pero sobretodo es comedia, comedia de la buena, de la que  hace escapar sonrisas y risas, de la heredera de Chaplin, los hermanos Marx o El Gordo y El Flaco. Dirigida por W. S. Van Dyke y protagonizada por la pareja formada por William Powel (el detective Nick Charles) y Myrna Loy (su aventurera esposa) es una película divertida, entretenida, irónica, cínica y festiva, con unos diálogos desternillantes y unos actores en estado de gracia. La película obtuvo 4 nominaciones a los Oscar (película, director, actor principal y guión adaptado). El éxito de la película y de su pareja protagonista hizo que en total se rodaran seis películas con William Powel (interpretando al detective) y Myrna Loy (interpretando a su  rica, joven y atractiva mujer).
La saga completa es la siguiente:
- "La cena de los acusados" (1934) dirigida por W. S. Van Dyke.
- "Ella, El y Asta" (1936) dirigida por W. S. Van Dyke.
-  "Otra reunión de acusados" (1939) dirigida por W. S. Van Dyke.
- "La sombra de los acusados" (1941) dirigida por W. S. Van Dyke y donde Dashiell Hammett colaboró en el guión.
- "El Regreso de Aquel Hombre" (1944) dirigida por Richard Thorpe.
- "La ruleta de la muerte" (1947) dirigida por Edward Buzzell.


nota a pie de página o el motivo de esta entrada: en estos días navideño-festivos que los programadores televisivos nos empachan con películas de ambiente navideño (ñoñas, insulsas, sin gracia o docenas de veces vistas)  "La cena de los acusados" es una película que se desarrolla durante las fiestas navideñas y que bien merecería ser emitida. Y donde se toman las cosas con humor y se bebe (mucho) y se celebra la alegría y el cine bien hecho.

viernes, 26 de diciembre de 2014

George V. Higgins


Las tres novelas de George V. Higgins editadas hasta la fecha (2014) en España son:
- "Los amigos de Eddie Coyle" (1970) primera novela que publicó George V. Higgins. Editada en España por Noguer (con el titulo de "El chivato") y por Libros del Asteroide.
- "Mátalos suavemente" (1974). Libros del Asteroide.
- "La Rata en llamas" (1981). Libros del Asteroide.


Son novelas que hablan de atracadores y atracos, de mafiosos, de buscavidas al margen de la ley, de policías, abogados, pistoleros, soplones... En ellas lo importante no es la intriga, la trama, los personajes, las descripciones (el Boston de los años 70), en ellas lo importante es el diálogo, las conversaciones, lo que dicen y cuentan los personajes. TODO; trama, acción, historias, intriga..., todo, se desarrolla y cobra vida en el momento que lo cuentan los personajes que aparecen en las novelas. Y aquí es donde George V. Higgins muestra una maestría, un estilo y un arte magistral. Diálogos certeros, reales, poderosos, chispeantes, creíbles, cada personaje con su voz, vocabulario, estilo y ritmo. 
Las novelas de George V. Higgins no son propiamente novelas negras, tampoco son especialmente originales, pero la utilización de los diálogos como forma de hacer avanzar y desarrollar las historias es lo que las hace distintas, originales y de muy recomendable lectura.

"Los amigos de Eddie Coyle" fue llevada al cine en por Peter Yates en 1973 (con el título de "El Confidente") y protagonizada por el gran Robert Mitchum. "Mátalos suavemente" dirigida por Andrew Dominik y protagonizada por Brad Pitt fue estrenada en 2012.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Rosendo. Directo en las Ventas. 27-9-14


El pasado 27 septiembre, ante 17.500 personas, en la Plaza de toros de Las Ventas, Rosendo y su gira “Mentira me Parece” (que presenta su más reciente disco "Vergüenza Torera") hizo un alto en la madrileña Plaza de Toros de Las Ventas. Rodeado de amigos como: Luz Casal, Fito, Miguel Ríos, Kutxi (Marea), Enrique Villareal (El Drogas)  y su hijo Rodrigo Mercado, repasaron  durante más de dos horas el mejor repertorio de Rosendo.

Ahora este concierto se pone a la venta íntegramente en un DVD + 2 CD con casi 120 minutos de impresionantes imágenes y un sonido espectacular.


El vuelo del Fénix (Radio 3)- Nochebuena con Rosendo. Presentando el "Directo en Las Ventas"

domingo, 21 de diciembre de 2014

Colección Club del Misterio. Editorial Bruguera (3º parte)

- 14. El loro chino (Earl Derr Biggers)
"El loro chino" (1926) es la segunda novela de Earl Derr Biggers que tiene como protagonista al sargento de policía Charlie Chan. En "El loro chino" Charlie Chan llega a San Francisco desde Hawai portando un valioso collar de perlas que la familia Phillimore necesita vender para salvarse de la ruina económica. El y Bob Eden, el hijo del joyero encargado de la transacción, deben entregarlo en un rancho del desierto, pero algo falla y Charlie Chan (transformado en el criado chino Ah Kim) y Eden deberán averiguar que está sucediendo realmente. "El loro chino" (The Chinese Parrot, 1927) fue llevada al cine por Paul Leni e interpretado por Kamayama Sôjin

Las cinco novelas donde el protagonista es Charlie Chan son:
La casa sin llaves (1925)
El loro chino (1926)
Tras esa cortina /Tras de esa cortina (1928)
El camello negro (1929)
Eran trece (Charlie Chan Carries On, 1930)
El criado chino (Keeper of the Keys, 1932)

- 15. El caso Galton (Ross McDonald)
Ross McDonald (1915-1983), seudónimo de Kenneth Miller, es un escritor correcto, con habilidad para crear tramas, intrigas y argumentos trabajados y en la mayoría de las veces creíbles. Ross McDonald es el creador del detective Lev Archer, que será protagonista de 18 novelas y que en la gran pantalla (con el nombre de Harpe) fue interpretado por Paul Newman. Un detective que sigue la estela y los modos de Philip Marlone. Un detective, nada permisivo y demasiado moralista, pero que con el paso del tiempo y las novelas irá evolucionando a un personaje más humano, más reflexivo, más cercano. Y que basará sus métodos de investigación en  la reflexión, el saber escuchar, el juntar datos y en indagar el pasado, tanto de sus clientes como de sus sospechosos. 
 En "El caso Galton" (1959), octava novela de la serie de Lev Archer, el detective es contratado para descubrir el paradero de un hombre desaparecido hace 20 años tras una disputa familiar. La novela como todas las de Ross McDonald es una  novela negra entretenida y que se deja leer. Pero Ross McDonald (como también es típico en él) en la búsqueda de intensificar la intriga y complicar la trama, cae en el juego-trampa de "nada es lo que parece" y "en el más difícil todavía", y su historia se enmaraña y se lía, haciéndose inverosímil y demasiado intrincada, liosa y farragosas para el lector. 


- 16. Los crímenes de la rue Morgue y otros relatos (Edgar Allan Poe)
"Los crímenes de la rue Morgue" es un relato corto, el primero de una  trilogía (junto con "El misterio de Marie Rogêt" y "La carta robada") protagonizada por el detective Auguste Dupin. Novela calificada por muchos como la primera obra del género policial fue publicada por primera vez en el año 1841 en la revista Graham’s Magazine, de Filadelfia, y esta basada en un hecho real. El asesinato de dos mujeres, madre e hija, en un apartamento de una populosa calle de París y la posterior investigación es la trama del relato.
En este número 16 de "El club del misterio", junto a "Los crimenes de la rue Morgue" le siguen "El misterio de Marie Roget" y "El escarabajo de oro"


- 17. Por amor a Imabelle (Chester Himes)
Jackson, un negro algo ingenuo, busca a Imabelle, el amor de su vida. En esta búsqueda le ayuda su hermano gemelo, Goldy, un drogadicto y estafador, interesado en Imabelle porque está relacionada con la desaparición de una importante cantidad de oro. Los detectives negros Coffin Ed Johnson y Grave Digger Jones también buscan a la escurridiza Imabelle. Todas las novelas de Chester Himes protagonizadas por Sepulturero Jones y Ataúdes Johnson son un viaje alucinante (y alucinógeno) por el gueto negro de Harlem, con su pobreza, discriminación, locura, violencia, drogas, estafas, prostitutas, asesinos, buscavidas, currantes sin suerte... narradas con eficacia y realismo. La ironía mezclada con el humor, la crítica con la brutalidad, la acción trepidante con la lúcida reflexión... sin juicios morales y sin falsas ilusiones es tónica de estas novelas negras. Son buenas novelas negras, pero las grandes novelas de Chester Himes no son las protagonizadas por Ataúdes y Sepulturero, lean "Una cruzada en solitario" o "Un caso de violación" y ustedes dirán, aquí es donde Chester Himes es grande y negro, muy negro y grande.

- 18. Asesinato de calidad (John Le Carré)
John Le Carré es el seudónimo utilizado por el escritor, espía y diplomático David John Moore Cornwell, para firmar la práctica totalidad de su obra de ficción. Antes de alcanzar fama mundial con sus novelas de espías, escribió "Asesinato de calidad" (1962), una clásica novela policial. En "Asesinato de calidad" George Smiley (personaje creado por John Le Carré y protagonista de más de una docena de novelas) acude a una prestigiosa escuela del interior de Inglaterra, para hacerse cargo de la investigación del asesinato de la esposa de uno de sus profesores. John Le Carré, con su característico estilo minucioso y detallista, hace una radiografía certera de esas viejas escuelas inglesas, exclusivas, con  severos códigos morales y sociales, ancladas en rancias y viejas tradiciones y que son caldo de cultivo para la hipocresía, la envidia,  la miseria moral y el asesinato.

- 19. Era una dama (Leslie Charteris)
Leslie Charles Bowyer Yin nace en Singapor (entonces colonia británica) en 1907. De madre inglesa y padre chino, cuando contaba 19 años, cambió su nombre por el de Leslie Charteris. Leslie Charteris es el creador del personaje Simon Templar, conocido como El Santo. El Santo que apareció por primera vez en su tercera novela, "El Santo contra El Tigre" (1928) fue protagonista de 14 novelas entre 1928 y 1971 (las dos últimas con Charteris como coautor), 34 novelas cortas y 95 cuentos. Hay más novelas y cuentos con El Santo como protagonista pero fueron escritas por otros autores, en la gran mayoría con Leslie Charteris de editor. El Santo es un dandy ingles, seductor, vividor, justiciero, que investiga y llega donde la policía no puede llegar. En cierto sentido podríamos decir que es un precedente del agente 007. "Era una dama" (1931), también titulada "El Santo contra Scotland Yard", es una novela de intriga, donde El Santo y Scotland Yard luchan contra una banda de forajidos. La novela aunque está llena de tópicos y estereotipos, y donde todo gira en torno al personaje protagonista, es una novela bien escrita y entretenida.
John Farrow llevó a la gran pantalla esta novela en 1939, con el título "The Saint Strikes Back". Las historias de El Santo fueron llevadas al cine y a la televisión (en películas y en series) en numerosas ocasiones y en algunas de ellas es el propio Leslie Charteris el guionista. En el cine fue interpretado por Roger Moore, Gary Grant o Douglas Fairbanks Jr. 


- 20. Los aventureros (José Giovanni)
Manu y Roland, dos aventureros que han hecho fortuna, llegan a Córcega para dar sepultura a un compañero de aventura. Tras enterrar a su amigo, Roland decide asentarse en Bretaña, mientras Manu sigue con su vida de aventureras, mujeres y champagne. En una visita a un burdel (al que le lleva el escritor Auguste le Breton) Manu conoce a una hermosa mujer que es obligada a prostituirse. Manu decide liberarla y huir con ella, aunque finalmente tendrá que enfrentarse a muerte con su perseguidor.
Una novela (más de aventuras que negra) irregular, a la que cuesta arrancar, que no consigue atrapar al lector, y que solo destaca por la habilidad en la creación de los personajes y por la descripción de los paisajes de Córcega.  


- 21. Un trago para el camino (Fredric Brown)
"Un trago para el camino" es un buen ejemplo de  literatura pulp, fácil de leer, pensada para leerla de un tirón, entretenida, con buenas dosis de intriga, acción, chicas fatales... Las novelas de Fredric Brown no son memorables, ni originales, ni son de las que dejan poso, pero sus personajes, situaciones y escenarios son cercanos y creíbles, con historias sencillas, bien narradas (tal vez algo lineales pero fluidas) y con ese tono y aire fatalista tan negro. Fredric Brown  no es de los grandes pero se deja leer y deja su marca de cierta originalidad en la ternura con la que trata a sus personajes, tan alejado de la dureza y el cinismo de Chandler o Jim Thompson.

- 22. Un hombre llamado Louis Beretti (Donald Henderson Clarke)
"Louis Beretti nació después de uno de los tiroteos que solían animar el barrio chino de Nueva York. Su infancia y su juventud tampoco fueron originales en aquel medio: robos, peleas, opio y ajustes de cuentas que siempre se saldaban con algún muerto. Pero Louis conservó la honradez, pues nunca traficó con droga dura, nunca denunció a un amigo ni nunca mató sin justificación. Y las consecuencias de la Ley Seca permitieron que tan honrado y rico ciudadano se convirtiera en ejemplo de héroe que se-ha-hecho-a-sí-mismo" (de la contraportada del libro)

- 23. Yo, el jurado (Mikey Spillane)
"Yo, el jurado" (1947) primera de las trece novelas escritas por Mike Spillane que tiene como  protagonista al detective privado Mike Hammer. En "Yo, el jurado" Mike Hammer tras el cruel asesinato de su mejor amigo, jura descubrir al asesino y vengar su muerte. Y no hay mujer, policía, organización, mequetrefe, negro, amarillo... ni piedad que valga que impida a Mike Hammer meter una bala al asesino. 
El personaje del detective privado Mike Hammer seguramente sea el más duro, cabrón, fascista, machista, violento, homófono, patriotero... de los detectives privados de la literatura, seguramente sea uno de los más repulsivos e intransigentes defensores de la ley y orden que ha dado la novela negra, y que esta repulsión haga que las novelas de Mike Spillane no sean muy apreciadas y recomendadas entre los lectores de novela negra. Pero hay que reconocer que aunque las novelas de Mike Spillane no es gran literatura, si sabe manejar los pocos recursos que domina. Mike Spillane busca entretener con las únicas armas que sabe manejar: violencia, mujeres despampanantes y sed de venganza. Con un buen manejo de los diálogos y un estilo de frases cortas, secas y tajantes, y con esa brutalidad tan desmesurada (casi caricaturesca) consigue la mayoría de las veces su objetivo: matar al malo y entretener al lector.
"Yo, el jurado" fue llevada dos veces al cine, en 1953, en una película de bajo presupuesto, dirigida por Harry Essex. Y en 1982 por Richard Heffson. 
Mike Hammer fue llevado al cine y a la televisión en numerosas ocasiones, muy recomendable es "El beso mortal" (1955) de Robert Aldrich.

Colección Club del Misterio (1º parte)
Colección Club del Misterio (2º parte)

viernes, 19 de diciembre de 2014

desde Jaén. Piedra Papel Libros. Y Guadalupe Plata


Piedra Papel Libros presenta el tercer título de su colección de ensayo, Libros del Borde. Se trata de "Los vicios no son crímenes. Una vindicación de la libertad moral", del filósofo norteamaricano Lysander Spooner (1808-1887).

Y el número 8/10 del fanzine COTARRO, editado por la misma editorial.

*****

y Guadalupe Plata versionando "She´s Gone" de Hound Dog Taylor: http://guadalupeplata.bandcamp.com/track/shes-gone-hound-dog-taylor
o dos vídeos:
"Milana" Guadalupe Plata
y "Como una serpiente" en una sala de alterne



lunes, 15 de diciembre de 2014

paseando la resaca un sábado soleado de otoño


paseando la resaca un sábado soleado de otoño
es una de esas resacas amables
nada que ver con las resacas asesinas e inmisericordes
es una de esas resacas
en que tienes la agradable sensación
de estar en una longitud de onda
distinta a la del resto de los mortales
en que todo está perezosamente en equilibrio
en que todo tiene un aura de belleza y misterio
en que la suerte te sonríe cómplice
en que sientes el calor del sol del otoño
calentando tus huesos,
los bancos de los parques, los rincones apartados,
las piernas de las mujeres, los rostros de todos los vagabundos
una de esas resacas donde todo parece hermoso y en armonía
las chicas, los árboles, los gorriones, la ciudad,
hasta los niños que corretean tras una pelota
una resaca que te permite
fumar, hacer la compra en el mercado, pasear,
tomar el sol en los parques, mirar a los ojos a la gente
una resaca de esas
en que estás preparado para empezar de nuevo
en cualquier parte
                                               (J.P.G)

domingo, 14 de diciembre de 2014

Cosas que hacen BUM. Kiko Amat


Divertida, fresca, lúcida, irreverente, irónica y con una capacidad exquisita para reírse de todo.
Pànic Orfila no ha tenido una vida convencional. Huérfano de padres ha sido educado, en un pueblo del extrarradio barcelonés, por su tía abuela Àngels, anciana anarquista y miembro del Instituto de Vandalismo Público, . A los 20 años abandona el pueblo y llega a Barcelona para iniciar sus estudios universitarios. En la Universidad conocerá a Rebeca. En un bar conocerá a los Vorticistas, un grupo de snobs revolucionarios adictos a las anfetaminas y a la dinamita. Con Rebeca redescubrirá el amor, el sexo, la pasión, la incertidumbre. Con los Vorticistas encontrará un grupo con quien identificarse y donde sentirse acogido y comprendido. Pánic en su obsesiva búsqueda por encontrar un sentido a la vida, vive todo con pasión, sin mirar las consecuencias, dejándose llevar por la inercia de los hechos, aunque todo tienda a hacer BUM.
Una novela para disfrutar, reír, escuchar música, rebelarse, bailar, leer...

sábado, 13 de diciembre de 2014

Ridiculum Vitae. Eladio Orta


SUERTE

los perdedores tenemos la suerte
de volvernos más sensibles
con cada nueva derrota

tenemos algo de naturaleza dolida
a veces nos mosqueamos
y como la lluvia nos retraemos
por la falta de oxígeno de los árboles

otras veces lloramos
en los sitios menos oportunos

los perdedores como los fenómenos atmosféricos
somos misterios estropealotodo
y de paso poco presentables
ante los ilustres invitados
de la caníbal comunidad europea


DECIR NO

decir no
es un lujo que no está
al alcance de los iguales


AVISO PARA FERIANTE

si te mueves en espacios de doma
pronto empezará la feria

me avergüenzo de todos los momentos
que he tenido comportamientos
de amo


la editorial: Amargord Ediciones

jueves, 11 de diciembre de 2014

El gran reloj. Kenneth Fearing


Tal vez las novelas negras de Kenneth Fearing no estén entre las más grandes del género. Tal vez hay escritores que manejen mejor los diálogos o la creación de personajes o el ritmo o la narración... Tal vez, pero Kenneth Fearing es un escritor que  sabe manejar con soltura los diálogos, los personajes, el ritmo, la narración y que en la intriga y el suspense, tal vez, sea uno de los más grandes. 
Fearing escribió tres novelas de género negro: "The Dagger of the Mind" (1941), "El gran reloj" (1946) y "La muchacha más solitaria del mundo" (1951). Durante años ejerció el periodismo y está reconocido como uno de los principales poetas norteamericanos del siglo XX.
"El gran reloj" narra la historia de George Stroud, editor ejecutivo de las empresas editoras Janoth, dirigidas por Earl Janoth y Steve Hagen. Cuando George Stroud conoce a Pauline Delosse, la amante del Earl Janoth, la vida de Stroud empieza a complicarse. 
Lo más notable de "El gran reloj" es el uso de varios narradores para contar la historia. Aunque la novela está contada principalmente por George Stroud, son siete los narradores que van sucediéndose a lo largo de la novela. Cada narrador con su  voz, su personalidad y su visión de lo que ocurre. Además Kenneth Fearing es un maestro a la hora de mantener el suspense y es honesto en ello, no se saca ninguna carta a última hora, ni aparece en el último momento algún personaje al que poder culparle de todo el embrollo. Fearing nos muestra todos los aspectos de la trama y tanto escritor y lector están en las mismas condiciones para resolver la intriga.

"El gran reloj" fue llevada al cine por John Farrow con Ray Milland, Charles Laughton, Maureen O´Sullivan y Elsa Lanchester en sus papeles principales.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Invitación. un poema de Kenneth Fearing


Foto de Robert Demachy

INVITACIÓN
Haremos el amor, cuando los hospitales estén en silencio y el coche  
azul de la policía se detenga para descargar a los detenidos,
Dormiremos, mientras las luces de los reflectores atraviesan el cielo,
Cenaremos, mientras el actor indigente da cordiales apretones de          
manos en un bar de la zona alta,
Estaremos solos, iremos al teatro, nos emborracharemos, tal vez          
muramos, y habrá mil amantes en los techos de los autobuses,  
y ellos encontrarán el suicidio echados en el suelo de una          
habitación amueblada.
Será de día cuando los viajeros sueñen otra vez en parques          
soleados,
Será de noche cuando la heroína de la película sonría una vez más          
con lágrimas perfectas,
De noche cuando el cajero del banco sea chantajeado y el gentío          
refunfuñe en la plaza, de noche cuando una chica pasee con          
la cabeza hacia atrás para vigilar las sombras que la siguen          
por calles oscuras,
Será de noche cuando el juez beba con el vendedor y la novelista          
desnude su alma,
De noche cuando riamos,
Será de noche cuando el terror se convierta en agonía, la agonía en  
terror, el terror en furia, y la furia en deleite,
Será de día cuando olvidemos,
Será de día cuando el aire se vuelva cálido, y leamos las noticias.
Aquí seremos invitados por pies descomunales, caras desoladas,          
risas, ojos astutos, ojos relucientes de amor, labios apretados          
de dolor,
Aquí seremos exhortados por la realidad confundida con el sueño,
Seremos exhortados por el hambre de los vivos, atrapados por los          
incesantes propósitos de millones,
Con los millones sabremos esto, y olvidaremos,
Seremos despertados, haremos el amor, soñaremos, viajaremos a        
través de espacios sin fin, y sonreiremos al cruzar          
la habitación.

y otro poema:

RESURRECIÓN
Recordarás los besos, reales o imaginados;
Recordarás las caras ante ti y las palabras intercambiadas;
Recordarás el minuto repleto de significado, el momento
de dolor, la hora malgastada;
Recordarás las ciudades, y las llanuras, y las montañas, y el mar,
Y recordarás la amistosa voz del asesino, o la voz del cura,
 inhumanamente suave;
Recordarás la sonrisa triunfante de los engañados;
No olvidarás la compasión que brillaba en los ojos del
prestamista rechazándote, no olvidarás el propósito
que se escondía bajo la calidez del comerciante;
No olvidarás la voz del magistrado corrupto temblando de
horror en la sala del tribunal por encima de chulos y prostitutas,
La grandiosidad del estadista al micrófono, la grave
majestuosidad del funcionario atento,
La cara del imbécil, radiante en los periódicos y en la pantalla;
Recordarás la esperanza que trepaba por la espita del barril del
bar y peroraba con el habla segura de los perdidos,
La felicidad exhibida con claridad en las deslumbrantes carteleras,
El amor que se revelaba con indiferencia en las revistas y novelas,
o se manifestaba en las extremidades temblorosas
de antiguos millonarios;
Recordarás el triunfo fácilmente definido por el mesías rebelde,
por la barra de pan en la mano de la mujer del gueto,
por la inscripción en la tumba del patriota;
Recordarás tu risa que surgió con el vapor del despojo en la calle
En odio y piedad exactamente compensada,
Estas son cosas que volverán a ti,
Para mezclarse con los días y las noches, con el sonido
de motores y con el calor del sol,
Con la fatiga y el deseo,
Mientras tú trabajas, y duermes, y hablas, y ríes, y mueres.

Traducción de Jorge Ordaz.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

martes, 2 de diciembre de 2014

Las señales que hacemos en los mapas. Laura Casielles


un poemario que nos adentra en los recovecos de  Marruecos, de la poesía, del viaje y de la vida. 

KENITRA
Estación de Kenitra, un minuto de parada

Para seguir llamándonos extranjeros
tuvieron una gran idea:
entintar las ventanas de nuestros autobuses.

Podemos mirar
pero podemos permitirnos que no nos vean.
Cuando algo se parece al horror
podemos hacer un juego de luces y no verlo más.
Podemos llegar a creer
que en el fondo esto es solo otra película.

Pero, espera,
hay una consecuencia inesperada.

En una parada de apenas un minuto,
me estaba mirando distraída en el cristal-espejo
cuando mis ojos se alinearon con los de ella,
que desde afuera se miraba distraída en el cristal-espejo.

Ahora en este viaje ya no logro ver nada
sin confundirlo con mi propio cuerpo.



EL JADIDA (ALJIBE)

El agua lleva ahí todo este tiempo.

Ha reflejado rostros
de los conquistadores portugueses,
de los hermanos andaluces,
de los piadosos árabes,
de los tristes judíos,
de los siempre apartados beréberes.
De las hordas de turistas
que invaden la ciudad cada verano.

El agua lleva ahí todo este tiempo. No ha cambiado
tampoco el ángulo en que la clave de la bóveda
tiembla en la superficie
en el momento exacto en que lo rompe una mano.

Tanta gente ha venido a beber…

El agua lleva ahí todo este tiempo.
No ha hecho distinciones
entre una sed y otra.

Una leve avispa
se posa en la baranda de piedra.

El agua lleva ahí todo este tiempo.



MERZOUGA (PRECARIEDADES DEL CARTÓGRAFO).

A la orilla del mar o del desierto,
ahí donde ya no nos sirven los mapas,
el hombre de la norma está sin rumbo.

Se impone entonces confiar:
estrechar una mano,
encomendares a un dios,
seguir una estrella.


"Las señales que hacemos en los mapas" no termina en las páginas del libro. Encuentra sus extensiones en la web  http://enlosmapas.net/, espacio virtual que complementa la obra con una serie de artículos de Laura Casielles que tienden lazos y conversan con los poemas contenidos en el libro, otra forma de tejer una misma cartografía. Otras ventanas para un mismo paisaje, otros modos de caminar.