un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 2 de diciembre de 2014

Las señales que hacemos en los mapas. Laura Casielles


un poemario que nos adentra en los recovecos de  Marruecos, de la poesía, del viaje y de la vida. 

KENITRA
Estación de Kenitra, un minuto de parada

Para seguir llamándonos extranjeros
tuvieron una gran idea:
entintar las ventanas de nuestros autobuses.

Podemos mirar
pero podemos permitirnos que no nos vean.
Cuando algo se parece al horror
podemos hacer un juego de luces y no verlo más.
Podemos llegar a creer
que en el fondo esto es solo otra película.

Pero, espera,
hay una consecuencia inesperada.

En una parada de apenas un minuto,
me estaba mirando distraída en el cristal-espejo
cuando mis ojos se alinearon con los de ella,
que desde afuera se miraba distraída en el cristal-espejo.

Ahora en este viaje ya no logro ver nada
sin confundirlo con mi propio cuerpo.



EL JADIDA (ALJIBE)

El agua lleva ahí todo este tiempo.

Ha reflejado rostros
de los conquistadores portugueses,
de los hermanos andaluces,
de los piadosos árabes,
de los tristes judíos,
de los siempre apartados beréberes.
De las hordas de turistas
que invaden la ciudad cada verano.

El agua lleva ahí todo este tiempo. No ha cambiado
tampoco el ángulo en que la clave de la bóveda
tiembla en la superficie
en el momento exacto en que lo rompe una mano.

Tanta gente ha venido a beber…

El agua lleva ahí todo este tiempo.
No ha hecho distinciones
entre una sed y otra.

Una leve avispa
se posa en la baranda de piedra.

El agua lleva ahí todo este tiempo.



MERZOUGA (PRECARIEDADES DEL CARTÓGRAFO).

A la orilla del mar o del desierto,
ahí donde ya no nos sirven los mapas,
el hombre de la norma está sin rumbo.

Se impone entonces confiar:
estrechar una mano,
encomendares a un dios,
seguir una estrella.


"Las señales que hacemos en los mapas" no termina en las páginas del libro. Encuentra sus extensiones en la web  http://enlosmapas.net/, espacio virtual que complementa la obra con una serie de artículos de Laura Casielles que tienden lazos y conversan con los poemas contenidos en el libro, otra forma de tejer una misma cartografía. Otras ventanas para un mismo paisaje, otros modos de caminar.

No hay comentarios: