un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

miércoles, 15 de octubre de 2014

Los sudarios no tienen bolsillos. Horace McCoy


El periodista Mike Dolan harto de que sus noticias y reportajes sean censurados y ninguneados, decide dejar el periódico para el que trabaja. Semanas más tarde, con ayuda de Eddie Bishop (compañero de profesión) y de la impulsiva y enigmática Myra Barnovsky, crean el semanario Cosmopolite. A pesar de las dificultades el Cosmopolite sale a la calle con el objetivo de contar la verdad, la verdad y nada más que la verdad. Sus noticias y reportajes (un grupo de jugadores de béisbol que acepta sobornos para amañar partidos, un medico de la alta sociedad que practica abortos ilegales, una secta emparentada con el KKK) molestaran a demasiadas personas con poder, que harán todo lo posible para acallar al Cosmopolite y a sus periodistas. 
Escrita entre 1935 y 1936, "Los sudarios no tienen bolsillos" fue rechazada por varias editoriales norteamericanas, hasta que una editorial inglesa la publicó no sin antes realizar algunos cortes y censuras. Once años más tarde (cuando Horace McCoy era un reconocido escritor de guiones para Hollywood) fue publicada en Estados Unidos, con cortes y censuras. La versión original de McCoy nunca fue publicada.
En "Los sudarios no tienen bolsillos" Horace McCoy sabe de lo que escribe ya que durante años trabajo como periodista deportivo y de sucesos. Y lo cuenta con un estilo directo, que dice las cosas claras, sin tapujos, y con unos diálogos que refuerzan la historia y a los personajes que la dan vida.  Como ocurre con el resto de sus obras, Horace McCoy denuncia la gran mentira del gran sueño americano, en esta novela la manipulación por parte del poder de los medios de comunicación y su consecuente falta de libertad de expresión. Horace McCoy se posiciona al lado de los que tienen todas las papeletas para perder y con honestidad y cierto nihilismo, sus novelas forma un retrato de una realidad que se quiere silenciar y esconder. 
"Los sudarios no tienen bolsillos" fue llevada al cine por el francés Jean-Pierre Mocky con el titulo "Las mortajas no tienen bolsillos".
Los relatos y novelas de Horace McCoy recogen muchas de las experiencias y situaciones que vivió; sus primeros relatos publicados en la revista Blask Mask se basan en sus experiencias como aviador en la primera guerra mundial, en "Debería haberme quedado en casa" (o "Luces de Hollywood") en sus intentos por ser actor en Hollywood, en la esplendida "¿Acaso no matan a los caballos?" (llevada al cine por Sydney Pollack) en su trabajo como guardia de seguridad en un maratón de baile en Santa Mónica, y "En los sudarios no tienen bolsillos" en su trabajo en un periódico  de Dallas. Además de estas novelas y de "Di adiós al mañana" (llevada al cine con el titulo de "Corazón de hielo" y protagonizada por James Cagne) Horace McCoy es autor de más de una veintena de guiones originales para películas (sobretodo de género negro y western), trabajo este en Hollywood que McCoy consideraba como de prostituta literaria.


Lean "Los sudarios no tienen bolsillos", o vean "Danzad, danzad malditos" (título como es conocida en España la película "¿Acaso no matan a los caballos"), o busquen por alguna librería de viejo la novela "Luces de Hollywood", o vean "Gentleman Jim" (dirigida por Raoul Walsh) o "Hombres Errantes" (dirigida por Nicholas Ray), dos de las películas donde McCoy trabajo como guionista, o "Un hombre acusa" (dirigida por William Dieterle) basada en un guión-novela de McCoy, o háganse traducir "Scapel" última novela publicada por Horace McCoy (no traducida al español)... Horace McCoy no les defraudara. Que lo disfruten.

No hay comentarios: