un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 29 de julio de 2014

dos poemas de Alexander Selkirk. indomables como


indomables como
esos gatos viejos, sucios, cegatos
en un rincón
lamiéndose las heridas de siete vidas
ya no parecen nada
a pesar que un día fueron todo
o no fueron nada
viejos, sucios, cegatos
solos
a los que nadie podrá arrebatarles
la belleza de la dignidad
de animales sin dueño
*****
eh, todavía estoy aquí
enciendo todas las noches
mariposas de aceite
para que sepáis
que sigo vivo
cualquier soplo de aire
las podría apagar
y dejaros a oscuras

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no nos dejes a oscuras...

Anónimo dijo...

ESAS LAMPARILLAS CONSTRUYEN EN LA OSCURIDAD DE LA TIERRA LAS CONSTELACIONES CON LAS QUE NOS GUIAMOS.
QUE NUNCA FALTE UN MECHERO PARA TENER VIVA LA CANDELA. PEDRO Y CARMEN.