un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

viernes, 22 de febrero de 2013

¡Editorial Origami lanza sus novedades de Febrero!



 
El ladrón de peras de Felipe Zapico:


[...] en El ladrón de peras nos encontraremos seis cuadernos de poesía en uno, cada cual con su propia polifonía y nervio; aunque si tengo que destacar un matiz concreto en estos seis cuadernos subrayo la propia perspectiva de un único libro como conjunto, que nos abrirá también, un extenso abanico de posibilidades dentro del lenguaje y el propio discurso poético; abrazados todos y cada uno de estos cuadernos, a un grito demoledor, como denominador común: la voz de un poeta que reclama a la vida sus migajas de libertad; a una vida ladrona y de robo manifiesto; la que nos otorgaron nada más nacer, en la que seguimos inmersos, sin remedio; entonces, como recurso para el propio auxilio, está el reivindicar esas menudeces comunes y reconocibles; las que sean, muchas o pocas, grandes o pequeñas, pero las únicas que te quedan como hombre, Ser y humano... Y qué coño, que son tuyas. (Gsús Bonilla)


Sangrantes de Edición de Luna Miguel:


Lo que el lector encontrará en Sangrantes es un catálogo de reflexiones desde la poesía a propósito de un tema tan vulgar como es la sangre (menstrual, imaginada, o el vientre, o la maternidad, o la enfermedad misma). No una antología de mujeres y para mujeres sino un repaso a este tema literario tantas veces tratado y en tantas ocasiones malinterpretado o despreciado, a través de las voces -de mujeres, ahora sí- más representativas de la literatura contemporánea, así como las más prometedoras de entre las jóvenes creadoras en lengua castellana. En esta antología encontrarás poemas de: Cristina Peri Rossi, Jeannette L. Clariond, Chantal Maillard, Ada Salas, Angélica Liddell, Teresa Domingo, Maite Dono, Marta Agudo, Julieta Valero, Estíbaliz Espinosa, Miriam Reyes, Olga Novo, Begoña Callejón, Leire Bilbao, Ana Gorría, Laia López Manrique, María Ramos, C. L. Andrada, Elena Medel, Natalia Litvinova, Layla Martínez, Berta García Faet, Laura Rosal, Eba Reiro, Clara Bueno, Sara Torres, Agostina Ciccone, Sandra Martínez.

jueves, 21 de febrero de 2013

dos poemas de J.P.G



premios literarios
quedaros con la esencia
con los pensamientos puros
con la custodia del arte
con la belleza y otras lindezas
con la estética y la ética
con lo divino y lo humano
con la sabiduría, el reconocimiento
la gloria, la fortuna, el amor y las riquezas
yo vengo a llevarme la bolsa
de ropa sucia


canguingos y patas de peces en los comedores sociales
de rancho
arroz con voces
si quieres lo comes
si no te jodes
y a morderse la lengua
y de postre
si no quieres taza
taza y media
de arroz con leche de tetra-brik
y hacer de tripas corazón
y que aproveche

las ilustraciones son del http://menugraficodeldia.blogspot.com.es/ de Julio Lebrato

martes, 19 de febrero de 2013

Disociados. antilogía


DISOCIADOS. antilogía
EL ÁNGEL
KARMELO C. IRIBARREN
ROGER WOLFE
DAVID GONZÁLEZ
selección de poemas y prólogo:
Gsús Bonilla + José Ángel Barrueco
ISBN 978-84-939270-6-6
232 páginas
Encuadernación rústica
Cubierta plastificado mate
Papel Munken
15 EUROS
Editorial: Ya lo dijo Casimero Parker

“Disociado” como concepto de separarse de diferentes realidades poéticas para crear una nueva y única voz que viva al margen de corrientes; surgiendo una poética libre e independiente. "Disociados. antología" es una retrospectiva de estos cuatro autores, en la que se incluyen poemas inéditos.
La editorial Ya lo dijo Casimiro Parker es una editorial que se creó en 2008 por nuestro amor al libro, con el máximo respeto a los autores y sus textos. Nuestra única intención es publicar libros, independientemente de la trayectoria del autor. Esta es una editorial autárquica de poesía y narrativa, donde la palabra, el verso, las miradas, la soledad, las hostias y los sentimientos caminan con el único fin de recorrer las calles de todas las ciudades del mundo, observar y reaccionar. Ser libre. Sentirse libre, o atrapado. Volar, hablar, hundirse para volver a respirar.
Ya lo dijo Casimiro Parker está gestionada de forma altruista y da igual quien esté detrás de esta editorial. porque al final lo único que quedará son los libros.

viernes, 15 de febrero de 2013

revista "la rara" número 3

A por el número 3 de una revista pequeñita pero firme!


Esta es la cuestión. Ahora que las redes virtuales pueden tanto o más que cualquier otra, lanzo una propuesta, o mejor, busco ayuda: Sacar esta nueva revista en papel de la forma más barata posible costará unos 3 euros a precio de coste. Desde aquí pido a colaboradores y amigos ¿alguien puede, quiere y le da la gana de colaborar comprando unos cuantos ejemplares? yo os los mando por correo ordinario (ya sabéis podéis contactar en la dirección de contacto: edicionesraro@yahoo.es) y así puedo arrancar el proyecto? si alguien quiere y sobre todo puede, hacédmelo saber para ir calculando cuántos ejemplares puedo imprimir. Porque la cuestión es ¡cuantos más mejor y que se vean!
Espero respuestas en esta ocasión... gracias a todos y sobre todo a esta panda de colaboradores magníficos que tengo...






martes, 12 de febrero de 2013

un poema para NO dejar de beber

-->

Algunos motivos para NO dejar de beber
beber
para recuperar el agua perdida en lágrimas
para equilibrar el barco cuando hay tormenta
para sacarle brillo a los ojos
para oírte reír
beber
para ver el mundo como un calidoscopio
para no ahogarse en un vaso de agua
para aprender a perder el equilibrio
y a caer
y a que la gravedad deje de tener importancia
beber
para aguantar las tarascadas de la ausencia
y las camballadas de las huidas
beber
para descojonarse de todo dios
y de todos esos conceptos que escribimos con mayúsculas
beber
para hablar de como cambiar el mundo
o de como hacer realidad los sueños
aunque sea atrincherados en una barra
o para escuchar a los del otro bando
o para intentar entender
o para firmar la paz
beber
para vomitar toda la mugre que está en la penumbra
o toda la ternura que llevamos dentro
o para abrir ventanas y bajar cremalleras
o para que no importe ver la botella medio llena
o medio vacía
sino el abrirla y vaciarla
convidándose
beber para bailar, para hacer el indio o para hablar arameo
beber para saber nadar en los silencios
para jugar a cambiarse los papeles
para templar los nervios, el hambre, el frío
la sed, el cansancio o el dolor
beber
para dejar de ser sólido
para refrescar el mundo y las ideas
para tomarse la penúltima oportunidad
antes de volver a casa
beber
para levantar una copa
porque siempre hay algo que celebrar
beber
para brindar
¡SALUT!

De libros y jaenes

-->

De libros y jaenes

Un amigo me pide que escriba. Otro me pide que lea. Algunos más me recomiendan que deje de hacer ambas cosas. Sé a quién mandar a freír espárragos.

Uno de ellos me llama desde METRÓPOLIS, una librería de Jaén. O quizás, la librería de Jaén. Me dice que me ha comprado un libro de poesía, una antología de Antonio Gamoneda, y sin saberlo me da la única alegría del día. Desde hace unas semanas, son pocas las cosas que logran arrancarme un pensamiento positivo: mis buenos amigos, los libros, la sonrisa sincera de esa camarera a la que parece no amargarle la vida ni la crisis de las narices.

Mi amigo, que además es poeta, me dice que me deja el poemario de Gamoneda en la librería de Rafa Monge, una de las mejores librerías de viejo de España y sin duda la más acogedora de Jaén. En MIMO, que es como se llama la librería de la que os hablo, he pasado mucho tiempo con la cabeza doblada, buscando libros viejos de la editorial Bruguera, títulos descatalogados de poetas como Manolo Lombardo o novelas casi perdidas de la colección Compactos de Anagrama.

Hace unas horas he ido a la librería de Rafa a recoger el libro y la he visto más grande. Los libros atiborran las estanterías que recorren cada una de las paredes, pero ahora hay más luz y Rafa tiene mucho más espacio para trabajar. De paso, le compro La isla, una de las pocas novelas que me faltan de Aldous Huxley. La portada de la vieja edición de Edhasa es preciosa.

Bernardo Munuera, el autor de La manía de leer, también es un gran lector de Huxley. De hecho, de vez en cuando ha aparecido alguna reseña de los libros del escritor inglés en su blog, que con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los mejores de crítica literaria que hay en el país. Con él, intercambio libros desde hace un par de años. Es una especie de potlatch que renovamos a cada tanto y gracias al cual he podido leer algunos libros de los que he aprendido mucho y que, al menos de una forma indirecta, me han animado a seguir escribiendo. De hecho, Bernardo es mi lector de cabecera y sus críticas me han ayudado a mejorar algunos textos que, por ahora, reposan en el cajón.

Con él me he cruzado muchas veces en los pasillos de las pocas bibliotecas que hay en la ciudad. Pasillos donde, sentado en el suelo, he leído libros enteros. Pasillos dónde hallé refugio en los los días más negros. Pienso ahora en aquel poema de Bukowski sobre la biblioteca de Los Ángeles que salió ardiendo y eso me lleva a pensar en otro libro de Huxley del que, por cierto, también habló Bernardo en La mania de leer; me refiero a Si mi biblioteca ardiera esta noche.

En fin, espero que este pequeño paseo le sirva al amigo que os dije al principio que me animó a escribir un texto parecido a este. También es poeta y un luchador nato. Quedan pocos como él.

miércoles, 6 de febrero de 2013

"El camino del tabaco". Erskine Caldwell

En los campos de Augusta, en el estado de Georgia, el algodón ha dejado de cultivarse y los campesinos se han trasladado a la ciudad para trabajar en las hilanderías. Jeeter Lester, el personaje central de El camino del tabaco (1932), es un blanco pobre, heredero arruinado de una extensa propiedad, que en tiempos de su abuelo había sido próspera. Por desidia y enraizamiento, él no ha abandonado sus tierras, de las cuales es sólo el arrendador, y mantiene la inútil esperanza de que al llegar la primavera, si consigue un pequeño préstamo, podrá comprar unas semillas de algodón y alquilar una mula para reavivar el añorado cultivo. Su mujer, Ada, con quien ha tenido diecisiete hijos, mata el dolor que le produce el hambre mascando tabaco y la abuela, ignorada por todos, se arrastra sigilosamente, como un animal, por los matorrales en busca de raíces y leña. Una hija y un hijo todavía viven con ellos: Ellie May, de 18 años, voluptuosa y con un labio leporino que ahuyenta a los hombres de su lado, y Dude, de 16, corto de entendimiento. Los demás han abandonado el hogar.
La decadencia económica en su representación más miserable se empareja con la vileza moral, expresada por los personajes con sus actitudes mezquinas, racistas y grotescas. Los paisanos de Caldwell, como también sucedió con Faulkner, lo consideraron un traidor al describirlos como unos seres primitivos, y "El camino del tabaco" fue anatematizado por las bibliotecas de su ciudad. El escritor alegó que la obra era sobre todo un rechazo a la literatura de “claro de luna y magnolias” que se hacía en el sur. 
Navona Editorial en su interesante colección "Reencuentros" rescata del olvido obras de primera categoría que fueron grandes éxitos en su momento y que son difíciles de encontrar actualmente.
 
Hay una pelicula dirigida por Jonh Ford basada en está historia. http://www.filmaffinity.com/es/user/rating/178257/837961.html