un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

viernes, 13 de septiembre de 2013

Tres mujeres poetas


Ana Patricia Moya. poemas de “Material de desecho” (Ediciones En Huida)

DE TRIPAS CORAZÓN

Agarro la vida
       por las entrañas.
destrozo el cáncer de la existencia
con estas manos sucias
de conciencia raspada.

Es mejor ser insensible
a que me dejen hueca y vacía

       Cuestión de supervivencia.

SOLEDAD ACOMPAÑADA

La soledad es un estado de ánimo.

Sola. Así estoy, después de comprobar
que la fidelidad no existe:
hasta el puto consolador es infiel
cuando se le agotan las Duracell

A mis pies,
la moderna enfermedad
de mi época.


descargar el libro "Material de desecho" 




 
Rakel Rodríguez. poemas de “y si no hay viento, habrá que remar” (Ediciones RaRo)

TÚ Y TU BLABLABLA


hablas de cómo sí y cómo no y porqué
las cosas son como son o no.

hablas,
sin parar
sin dar un respiro,
con esa mirada de saberlo todo,
mientras otros
limpiamos tu mierda
y te sacamos la basura
y no pensamos en esos porqués
en esos cómos, en todo ese blablabla que te gastas.
Los aguantamos adentro.
Cuidado.

LUCHA A MUERTE

Lucho
contra lo que quiero
y lo que deseo.
Lucho a muerte. Cuerpo a cuerpo
por mantener la calma
y no romper todas las ventanas.
Da igual.
Todo acaba lleno de cristales.
Una putada.
Tener corazón.

ELLA QUERÍA SOÑAR CON NENÚFARES
Ella quería soñar con nenúfares
quiero soñar con nenúfares
y flotar ahí
con la boca abierta las manos extendidas
el corazón latiendo bumbum
bien fuerte
bumbum
justo ahí, en ese centro...
dijo ella
mientras dejaba de respirar
sin darse cuenta.

el blog de Rakel Rodríguez
más información sobre "y si no hay viento, habrá que remar"





 
Ana Castelbón. poemas de “Estar donde no lleguen las tormentas” (Ebookprofeno)

UNO

Cuando la tarde muere, voy muriendo.
Me desangro en la luz como un torrente
De pájaros de sombra que en mi frente
Golpean y se van, siempre fluyendo.
Me desangro hacia ti, se van huyendo
Mis horas y mis días vanamente
Y se llevan con un rumor de fuente
Este aguardar sin fin que no comprendo.
Ya no me queda nada que entregarte
Salvo este lirio azul y enfurecido,
El último que da mi primavera.
Todo se me fue por esperarte
Y todos los que amé también se han ido.
Tan sólo para mí sigue la Espera


Me columpio.
Un instante en mi cuerpo
y al siguiente en el tuyo.
Y me quiebro,
estallando en mis venas
mediodías de junio
voy besando cadenas
con que anclarme en tu pulso.
Y no puedo
con candados de sangre
ni eslabones desnudos
aferrarme a tu vuelo
ni enraizarme en tu mundo.
¡Ya! ¡Deténme!
Y que cese
este vivir a sorbos
esta muerte sin rumbo.
Me columpio,
trapecista en tu beso
y suicida en tu impulso.
Me columpio
y me quiebro.
Me columpio.

descargar "Donde no lleguen las tormentas"

No hay comentarios: