un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

viernes, 9 de agosto de 2013

dos poemas de Alexander Selkirk


el hombre rana
quiso dejar de tener los pies en el suelo
abandonar la condición de ser humano
y su instinto de marcar territorio
su insaciable afán de poder
quiso bucear en todos los mares
conocer lo que había más allá de la línea del horizonte
y escapar de los pescadores de ríos revueltos
de la cruel supervivencia de los tiburones
aprendió a respirar bajo el agua
haciéndose el muerto
y así pudo sobrevivir
siendo náufrago en tierra de nadie

la huida del cangrejo
seguir adelante
sin mirar atrás
sin hacer prisioneros
sin detenerse a auxiliar a los heridos
o enterrad a los muertos
seguir adelante
olvidando lo aprendido
los gritos de auxilio
o las palabras de amor
seguir adelante
abriendo camino
sin esperar ayuda ni comprensión
sin acomodarse a la complacencia de la derrota
seguir adelante
aunque sea a paso errático
aunque cierres puertas y salidas
seguir adelante
a veces es la única opción
para cuando llegues a un cruce de caminos
poder engañar al diablo de la leyenda
robarle el alma
y borrar las huellas del destino


1 comentario:

Anónimo dijo...

estos. Estos eran. ESTOS