un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 12 de febrero de 2013

un poema para NO dejar de beber

-->

Algunos motivos para NO dejar de beber
beber
para recuperar el agua perdida en lágrimas
para equilibrar el barco cuando hay tormenta
para sacarle brillo a los ojos
para oírte reír
beber
para ver el mundo como un calidoscopio
para no ahogarse en un vaso de agua
para aprender a perder el equilibrio
y a caer
y a que la gravedad deje de tener importancia
beber
para aguantar las tarascadas de la ausencia
y las camballadas de las huidas
beber
para descojonarse de todo dios
y de todos esos conceptos que escribimos con mayúsculas
beber
para hablar de como cambiar el mundo
o de como hacer realidad los sueños
aunque sea atrincherados en una barra
o para escuchar a los del otro bando
o para intentar entender
o para firmar la paz
beber
para vomitar toda la mugre que está en la penumbra
o toda la ternura que llevamos dentro
o para abrir ventanas y bajar cremalleras
o para que no importe ver la botella medio llena
o medio vacía
sino el abrirla y vaciarla
convidándose
beber para bailar, para hacer el indio o para hablar arameo
beber para saber nadar en los silencios
para jugar a cambiarse los papeles
para templar los nervios, el hambre, el frío
la sed, el cansancio o el dolor
beber
para dejar de ser sólido
para refrescar el mundo y las ideas
para tomarse la penúltima oportunidad
antes de volver a casa
beber
para levantar una copa
porque siempre hay algo que celebrar
beber
para brindar
¡SALUT!

1 comentario:

Anónimo dijo...

salut, sí señor