un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

miércoles, 7 de noviembre de 2012

dos poemas de "La carretera roja"

-->
La carretera de David González te lleva a caminos donde si llueve te mojas, a bares donde matar el aburrimiento, al talego, a los tejados de su infancia, al taller, al patio del colegio, a su mesa familiar... y aunque no hay nada seguro, no va a engañarte y ahí estará acompañándote en esta carretera “a pie, uno al lado del otro”

ALQUITRÁN
camino con las manos en la lluvia.
KATERINA GOGU
la calle está cerrada al tráfico.
le han lavado la cara con alquitrán
pero se puede caminar por encima.
sin embargo, nadie lo hace.
sólo yo camino por el centro de la calle.
la gente se motiva más en las aceras,
pisándose unos a otros.
empieza a lloviznar débilmente,
a orbayar, como decimos aquí en asturias.
la gente aborrece la lluvia.
así que da comienzo en las aceras
un duelo frenético de paraguas.
sólo yo camino por el centro de la calle.
sin paraguas.
mojándome.

LA HORA DE PELEAR
Os vais a enterar de lo que es bueno.
HUBERT SELBY JR
No digas que No.

Sí puedes cambiar el mundo.

Sólo precisas
un brazo,
una mano,
piedras.

Estas son mis piedras.

Llevo el pelo largo.

Me salto los semáforos en verde.

Me enfrento en duelos de miradas
siempre que la autoridad competente me desafía.

En el autobús, les cedo el asiento a los niños:
los mayores ya tuvieron su oportunidad
y no supieron, o no quisieron, aprovecharla.

No uso gafas de sol:
no me avergüenzo de mis lágrimas
y cuando hablo con alguien
le hablo a los ojos.

No miro a nadie por encima del hombro
y eso que mido 1 metro con 85 centímetros.

No hablo de lo que no sé.

No hablo.

Escribo.

Escribo poemas.

Estas son mis piedras, parte de ellas.

Piensa en las tuyas,
y recuerda:

brazo,
mano,

piedras,

pero,
sobre todo,

el gesto.


Desde aquí felicitar y dar las gracias a Ana Patricia Moya, Felipe Solano y Felipe Zapico por la cuidada reedición digital de “La carretera roja” de David González.
 para descargar el libro:


la editorial:


No hay comentarios: