un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

jueves, 14 de junio de 2012

"Alguien me dijo que la desesperanza es lo último que se pierde" en Scribd




¿qué pasa con La Haima de Los Escullos (Cabo de Gata-Almería)?


A estas alturas del mes de junio, ya empezaba a verse por la carretera el montaje de la Haima en Los Escullos. Eso significaba que un verano más podríamos disfrutar de uno de esos lugares especiales que la gente busca cuando vienen por aquí. Miércoles,13 de junio, seguimos sin ver los camiones, ni a la gente del montaje dando la batalla contra el viento, para levantar las velas (o las telas) de esta especie de barco que se alza en la playa. Los currantes se pueden quedar sin trabajo. No son pocos. ¿Alguien se ha acordado de las personas?
Queremos lugares diferentes. Queremos sitios desde donde disfrutar de una cerveza (o cien si hace falta) al pie de las olas. Queremos que no nos cambien una idiosincrasia que significaba: soy diferente, pero curro como tú. Pienso que las cosas están cambiando en este Parque Natural del Cabo de Gata. En este país, en este mundo. A veces, la gente que viene de paso te suelta que debe ser complicado vivir aquí. Se equivocan. Vivir aquí es sencillo: si te dejan vivir de la forma que quieres, si te dejan respirar las autoridades y fuerzas del orden, si haces oídos sordos a los vocingleros de turno. Menos hablar, más actuar. Si pasáis por Los Escullos tal vez sintáis una punzada: es la nostalgia, es la rabia, es el no entender. Después de 15 años ¿será este el primer verano sin Haima? ¿quién le seguirá después? 

martes, 12 de junio de 2012

Pedro Juan Gutiérrez y Carles Mercader


EN LA BOCA DEL LOBO
Algunos de mis amigos mejores
los más honrados y honestos
se suicidaron
No resistieron la avalancha
Algunas de mis mujeres
las más dulces y suaves
ahora son ácidas y corrosivas
Estoy en la boca del lobo
y no sé qué hacer
intento ganar tiempo
Será el instinto de conversación
El fantasma de Kavafis
Los influjos de la luna
Escucho los cantos gregorianos
en el crepúsculo
con un vaso de ron en la mano
y un tabaco / y miro al mar
El asco y la mierda se disuelven
en la luz dorada
Y mi mujer / que limpia la casa
alejada de todo
me dice no bebas solo
prepárame un trago
ponle limón y miel de abeja.

MUJER QUE REGRESA
El amor es posible porque uno lo cree irrepetible,
cree que nunca más volverá,
que es único,
si se deshace sobrevendrá una catástrofe.
Y es cierto.
Tú eres irrepetible,
nunca más volverás,
eres única, y te deshaces en mi memoria
como una catástrofe.
Te deshaces lentamente. Sin prisas.
Endureciendo mi corazón.
Ya no escucho boleros, ni tomo ron ni fumo desesperadamente
ni me salta una lágrima ni escribo poemas rabiosos
ni el crepúsculo, cucharitas humo tus huesos.
Te deshaces y yo te agradezco que ayudes a endurecer mi corazón.
He puesto mi ternura de lado.
Mi ternura alucinada la he puesto a un lado.
Ya no puedo con el recuerdo de tantos fantasmas.
Fantasmas de tantas catástrofes.
Revolotean como ángeles caídos.
Y mi corazón se endurece.
Pero siempre hay resquicios
Y mis músculos y mi corazón están duros
Para agarrarme al borde del abismo.
Y allí, aferrado a la roca para no caer al fondo,
Seguiré sintiendo que el amor es posible
Porque uno lo cree irrepetible.

Poemas y fotografías del pliego “La serpiente roja” de Pedro Juan Gutiérrez (poemas) y Carles Mercader (fotos)

jueves, 7 de junio de 2012

"Personajes que caminan por mis sueños" en Scribd


de Rakel Rodríguez (Ediciones RaRo)


La k de Raquel
por Jesús Tíscar Sandra


Cuando conocí a Raquel Rodríguez le juré, creo recordar que de muy malos modos y como castigo por una osadía imperdonable que cometió con uno de mis cuentos, que nunca le respetaría la k con la que ella escribe su nombre. Desde entonces ha pasado un chorro de años absolutamente indecente, pero por supuesto le sigo guardando rencor por aquello que le hizo a mi texto y jamás escribiré su nombre con k, tanto es así que incluso al pronunciarlo procuro que se note que va con q y con u, como debe ser y dios nos manda.

¿Qué era eso de que una niña medio vasca, medio castellana, medio todo, y tan flacucha, con esa mirada de “cuidado conmigo, chaval”, viniera aquí a Jaén a quitarnos el trabajo en los periódicos de mierda que teníamos por aquel entonces (bueno, tampoco hemos cambiado mucho), cargando con una editorial propia en la mochililla, yéndose sola a Gorrión a beber vinazo (¡sola!, ¡vinazo!) y a fumar Celtas y encima haciendo prevalecer su k iconoclasta y radicalota?

No, no, no: eso no se podía consentir. Aquí a Jaén se viene con la identidad de nacimiento muy clarita, con la mirada mansa y hasta un pelín atemorizada, a trabajar en una confitería, a publicar tus cositas en el suplemento de cultura del diario Jaén, con bolso, no con mochila, con novio formal, a beber rossinis en La Barra y sin k en el nombre, sobre todo sin k en el nombre, no vayamos a tener tonterías.

Además, venga, ¿qué eres, escritora, poeta? Muy bien, otra más; a ver, muestra tus escritos, vamos a reírnos o a aburrirnos un poco con lo de siempre, que ya hemos conocido aquí a muchos personajes con esa mirada y esa k y luego resulta que escriben poemitas de esos que no dicen más que chominás, neocostumbrismos de mirar por la ventana y cosas que no entiende ni su puta madre, si acaso alguna sobrina loca y llena de picores.

Y hete aquí que va la Raquel y nos enseña sus escritos sin vacilar, sin que le tiemble el pulso y sin abandonar esa actitud justa y necesaria de “no me chulees…, no me chulees…, que a mí me gusta cenar chulos empanaos”, tan distante de las poetisitas y cuentonudas bragonas y cascabeleras a las que admitíamos y estábamos acostumbrados. Y entonces nos damos cuenta de que ella es otra cosa, de que sencillamente es buena, con lo difícil que es eso, de que sus poemas y sus prosas han comido y bebido mucho y también han pasado mucha hambre y mucha sed, de que el corazón es sólo una víscera a la hora de escribir, igual que el útero y los intestinos, de que a su forma de combinar el alfabeto se le escapa esa cosa imposible y envidiable que se llama estilo propio y de que no sólo escribe sin ataduras, sino que, además, deja que se vean colgar los cabos de las cuerdas.

Y se convierte en la Raro, en la Raquel Raro, nombre por el que todavía se la conoce en Jaén, años después de dejarnos para irse por ahí por el mundo, con su mochililla, con su editorial dentro, con su mirada idéntica, con sus manos de hombre, desde Las Negras del Cabo de Gata hasta el Hong Kong de la China, pasando –eso sí- por casa de su abuelita zamorana. Y pensando a menudo en Jaén o casi siempre en Jaén, ciudad de que se confiesa entre adicta y enamorada, hay cosas en el Universo que no se pueden explicar y esta es una de ellas. Para eso es la Raro. No obstante, bienvenida siempre, Raquelona.

A través de su editorial, Ediciones RaRo, Raquel ha publicado mucho y a muchos, entre ellos el gran Manuel Lombardo, que podría haber publicado sus poemas con cualquiera y sólo quería hacerlo con RaRo. Recordemos los cuadernillos de “Literatura de Kiosco” con títulos como “Andar sobre cristales rotos no es tan doloroso”, “Ceros”, “Nos vemos en los bares”, “Poesía para fumadores” y “La melancolía de los elefantes”, entre otros. Y sus títulos propios, libros de “sólo Raquel”: “El mundo está lleno de moscas”, “Puta y atea”, “Galeria de monstruos”, “De los errores no se aprende”, “El animal que me habita”…. Y la revista la RaRA, reciente proyecto que lleva ya dos números salidos de la editorial. De “puta y atea”, que es un libro violento, tierno, asqueado, furioso y reconciliador, uno de los mejores, os leo un poema titulado “Harta”:

Hoy quisiera escuchar unas cuantas frases hermosas y tiernas
que me hablaran pausado, sin prisa, muy cerca, cerca.
Hoy estoy harta de gritos de borrachos, de bromas sin gracia,
de que me miren las tetas, de que me busquen las vueltas.
Hoy estoy tan harta de tantas caras borradas por el alcohol y la desgana.
Harta de hombres sin sombra, de mujeres resignadas.
Estoy tan harta que si por mí fuera mandaba todo a la mierda.
Pues eso.
A la puta mierda…


Y ahora, vengámonos al presente, a los años después, a la madurez, a la prosa, a la narrativa, a la Raquel de “Personajes que caminan por mis sueños”, una Raro más reposada, sí, se le nota, pero también se le advierten los músculos en tensión por si hay que salir disparada, otra vez, en cualquier momento.

En este libro, Raquel, como buena escritora, se vale de sus personajes para sentirse querida y se carga la realidad, porque la realidad casi siempre es mediocre y aburrida, como la memoria (se entiende que la memoria sin aditivos, una cosa que no existe y si existiera habría que escupir sobre ella). Se carga la realidad, aunque no lo parezca e incluso pretenda avisarlo al comienzo del libro con una innecesaria nota (innecesaria e ingenua, añadiría) mediante la cual la autora pretende dejar claro que todos los personajes que aparecen son ficticios. Pues no señor, no son ficticios. Son todo lo reales que a ella le hubiera gustado, y por tanto, ciertos. Esa nota es una cura en salud con la que no estoy de acuerdo, porque de alguna manera acerca al escritor a la burocracia y, lo que es peor a la disculpa. Un escritor no tiene que dar explicaciones acerca de la procedencia de los bichos que maneja.

Como digo, la Raro se carga la realidad porque la realidad, generalmente, estorba mucho al escritor, pero eso no quiere decir que los personajes obedezcan al título del volumen, ni mucho menos: más que por sus sueños, el lector se dará cuenta de que muchos de ellos han caminado por su casa, por sus curros, por sus cariños, por su amistad, por sus odios, por su biografía, que no es nada sin otras biografías que la acompañen, y que no han sido creados por la mera necesidad de hacer un libro de cuentos. Por ejemplo, la Maricarmen de “La casa vacía”, a través de la cual Raquel nos cuenta lo que detesta los cachivaches porque la atan y el Simón de “Cabeza dura”, que podrá ser quien ella quiera, pero que yo estoy seguro que es la propia Raquel.

texto de la presentación del libro "Personajes que caminan por mis sueños" en Jaén 



Ediciones RaRo es una editorial que publica en papel, una editorial que cuida sus libros, el diseño, la maquetación, el tipo de letra, la encuadernación... así que si quieres tener "los personajes que caminan por mis sueños" (10 euros) en tus manos ponte en contacto con: edicionesraro@yahoo.es o edicionesraro@hotmail.com
 

Sucio bulevar. Lou Reed

 
Sucio bulevar

Pedro vive junto al hotel
Mira desde una ventana sin cristal
Las paredes de cartón
El suelo de diarios
Y su padre le pega porque está demasiado cansado para mendigar

Tiene nueve hermanos y hermanas
Han crecido de rodillas
Y es difícil correr cuando una percha te golpea en los muslos
Pedro sueña con ser mayor y matar al viejo
Pero tiene pocas probabilidades, se va al bulevar

Este cuarto cuesta 2.000 dólares mensuales
En serio, tío, es verdad
En algún lugar el dueño se mea de risa en los pantalones
Aquí nadie sueña con ser médico ni abogado ni nada
Sueña con traficar en el sucio bulevar

Tráeme tus hambrientos, tus cansados, tus miserables, que me meo en ellos
Eso es lo que dice la Estatua de la Intolerancia
Tus pobres masas hacinadas: aporreémoslas hasta matarlas
Acabaremos con ellas y las tiraremos al bulevar

Fuera la noche brilla, en el Lincoln Center representan una ópera
Y las estrellas de cine llegan en limusina
Las luces de los focos iluminan el horizonte recortado de Manhattan
Pero en las calles miserables las luces están apagadas

Hay un niño pequeño junto al Lincoln Túnel
Vende rosas de plástico a dólar la flor
El atasco de tráfico llega hasta la calle 39
Las putas de la tele invitan a los polis a una mamada

Y de regreso al Wilshire, Pedro se sienta a soñar
Ha encontrado un libro de magia en un cubo de basura
Mira los dibujos y levanta la vista al techo desconchado
“Cuando cuente tres –dice- espero desaparecer
y volar, volar lejos...”

l a s · t r a d u c c i o n e s s · s o n · d e l · l i b r o “ A t r a v i e s a · e l · f u e g o · To d a s · l a s · c a n c i o n e s ” Javier·Calvo·y·Cruz·Rodríguez·Juiz (Reservoir·Books)



Dirty boulevard

Pedro lives out of the Wilshire Hotel
he looks out a window without glass
The walls are made of cardboard, 
newspapers on his feet
his father beats him 'cause he's too tired to beg

He's got 9 brothers and sisters
they're brought up on their knees
it's hard to run when a coat hanger beats you on the thighs
Pedro dreams of being older and killing the old man
but that's a slim chance he's going to the boulevard

This room cost 2,000 dollars a month
you can believe it man it's true
somewhere a landlord's laughing till he wets his pants
No one here dreams of being a doctor or a lawyer or anything
they dream of dealing on the dirty boulevard

Give me your hungry, your tired your poor I'll piss on 'em
that's what the Statue of Bigotry says
Your poor huddled masses, let's club 'em to death
and get it over with and just dump 'em on the boulevard

Get to end up, on the dirty boulevard
going out, to the dirty boulevard
He's going down, on the dirty boulevard
going out

Outside it's a bright night
there's an opera at Lincoln Center
movie stars arrive by limousine
The klieg lights shoot up over the skyline of Manhattan
but the lights are out on the Mean Streets

A small kid stands by the Lincoln Tunnel
he's selling plastic roses for a buck
The traffic's backed up to 39th street
the TV whores are calling the cops out for a suck

And back at the Wilshire, Pedro sits there dreaming
he's found a book on magic in a garbage can
He looks at the pictures and stares at the cracked ceiling
'At the count of 3' he says, 'I hope I can disappear'

And fly fly away, from this dirty boulevard
I want to fly, from dirty boulevard
I want to fly, from dirty boulevard
I want to fly-fly-fly-fly, from dirty boulevard

I want to fly away
I want to fly
Fly, fly away
I want to fly
Fly-fly away (Fly a-)
fly-fly-fly (-way, ooohhh...)
Fly-fly away (I want to fly-fly away)
fly away (I want to fly, wow-woh, no, fly away)

martes, 5 de junio de 2012

Good evening Mr.Waldheim. Lou Reed


Good evening Mr.Waldheim

And pontiff how are you?
You have so much in common
In the things you do
And here comes jesse jackson
He talks of common ground
Does that common ground include me
Or is it just a sound
A sound that shakes
Oh jesse, you must watch the sounds you make
A sound that quakes
There are fears that still reverberate
Jesse you say common ground
Does that include the P.L.O.?
What about people right here right now
Who fought for you not so long ago?
The words that flow so freely
Falling dancing from your lips
I hope that you don’t cheapen them
With a racist slip
Oh common ground
Is common ground a word or just a sound
Common ground
Remember those civil rights workers
buried in the ground
If I ran for president
And once was a member of the klan
Wouldn’t you call me on it
The way I call you on farrakhan
And pontiff, pretty pontiff
Can anyone shake your hand ?
Or is it just that you like uniforms
And someone kissing your hand
Or is it true
The common ground for me includes you too
Oh, oh, is it true
The common ground for me includes you too
Good evening mr.waldheim
Pontiff how are you
As you both stroll through the woods at night
I’m thinking thoughts of you
And jesse you’re inside my thoughts
As the rhythmic words subside
My common ground invites you in
Or do you prefer to wait outside
Or is it true
The common ground for me is without you
Or is it true
The common ground for me is without you
Oh is it true
There’s no ground common enough for me and you


Buenas noches, señor Waldheim.
Y buenas noches Pontífice. ¿Cómo están?.
Tienen tanto en común,
por las cosas que hacen…
Y aquí llega Jesse Jackson,
hablando de interés común.
¿Me incluye a mí ese interés común?,
¿o es tan solo un decir?
Una provocación.
Oh Jesse, deberías ver las cosas que dices.
Tus palabras hacen temblar.
Hay miedos que aún resuenan.
Jesse, dices interés común.
¿Eso incluye a la OLP? (Palestine Liberation Organization)
¿Y qué me dices de la gente de aquí, y de ahora?.
Esa gente que no hace mucho luchaba por tí.
Las palabras, que con tanta libertad fluyen,
que tan grácilmente se desprenden de tus labios.
Espero que no las contradigas
con un desliz racista.
Oh, interés común.
¿Es una palabra, o solamente un sonido?
Recuerda a aquellos que trabajaron duro
por los derechos civiles.
Ahora enterrados.
Si yo me presentara a presidente,
y hubiera sido miembro del Ku Klux Klan,
¿no me lo recordarías?
¿Como yo te recuerdo a Farrakhan?
Y usted, Pontífice, estimado Pontífice.
¿Alguien puede darle un apretón de manos?
¿O es sólo que le gustan los uniformes,
y que le besen la mano?
¿O quizás sea verdad,
que en ese interés común que me incluye a mí,
también le incluye a usted?
Quizá sea eso.
Buenas noches señor Waldheim.
Pontífice, ¿que tal está?.
Mientras los dos pasean por el bosque de noche.
Pienso en ustedes.
Y Jesse, tú también apareces en mis pensamientos.
Mientras las rítmicas palabras se apagan,
mi interés común te invita a entrar.
¿O prefieres esperar fuera?
¿O quizás es verdad?
El interés común para mí no te incluye a tí?
¿O tal vez no hay interés lo bastante común para tí y para mí?

This Magic Moment. Lou Reed




THIS MAGIC MOMENT POR LOU REED
“This magic moment” la compuso Doc Pomus y Mort Shuman en 1960, y la hicieron celebre The Drifters. Lou Reed hizo una versión en 1997 para la banda sonora de la película “Lost Higway” de David Lynch, y más tarde para “Til the night is gone”, disco-homenaje a Doc Pomus (gran amigo de Lou Reed y al que Lou Reed dedico “Magic and Loss”).
“This magic moment” es una canción de amor, pero hay algo en la música, en la melodía, en las distorsiones, en la forma de recitarla... que la hacen oscura, triste, enigmática, subterranea...

This magic moment
So different and so new
Was like any other
Until I met you
And then it happened
It took me by suprise
I knew that you felt it too
I could see it by the look in your eyes

Sweeter than wine
Softer than a summer's night
Everything I want, I have
Whenever I hold you tight

This magic moment,
While your lips are close to mine,
Will last forever,
Forever, 'til the end of time

So why won't you dance with me?
Why won't you dance with me?

This magic moment
So different and so new
Was like any other
Until I met you

And then it happened
It took me by suprise
I knew that you felt it too
I could see it by the look in your eyes

Sweeter than wine
Softer than a summer's night
Everything I want, I have
Whenever I hold you tight


Este momento mágico

Tan diferente y tan nuevo
Era como cualquier otro
Hasta que te conocí
Y entonces sucedió
Me tomó por sorpresa
Yo sabía que tu también lo sentiste
Lo pude ver por la mirada en tus ojos

Más dulce que el vino
Más suave que una noche de verano
Todo lo que quiero, lo tengo
cada vez que te abrazo fuerte

Este momento mágico,
Mientras que tus labios están cerca mío,
Durará para siempre,
Siempre, hasta el fin del tiempo

Así que ¿por qué no bailas conmigo?
¿Por qué no bailas conmigo?

Este momento mágico
Tan diferente y tan nuevo
Era como cualquier otro
Hasta que te conocí

Y entonces sucedió
Me tomó por sorpresa
Yo sabía que tu también lo sentiste
Lo pude ver por la mirada en tus ojos

Más dulce que el vino
Más suave que una noche de verano
Todo lo que quiero, lo tengo
cada vez que te abrazo fuerte

viernes, 1 de junio de 2012

El timo. Charles Bukowski


EL TIMO
la ofensiva terrestre ha empezado hoy
al amanecer
en una tierra desértica
lejos de aquí.
las tropas de infantería de EE.UU estaban
constituidas
en gran medida de
negros, mejicanos y blancos
pobres
la mayoría de los cuáles se alistaron
al ejército
porque era el único empleo
al que pudieron acceder.
la ofensiva terrestre ha empezado hoy
al amanecer
en una tierra desértica
lejos de aquí
y los negros, los mejicanos
y los blancos pobres
han sido enviados allí
para luchar y ganar
mientras en la tele
y en la radio
primero los presentadores gordos, blancos y ricos
nos han contado todo
al respecto
y luego los analistas gordos, blancos y ricos
nos han explicado
por qué
una y
otra y
otra vez
prácticamente en
cada cadena de tv y radio
prácticamente cada minuto
día y noche
porque
los negros, los mejicanos
y los blancos pobres
han sido enviados
a luchar y ganar
al amanecer
en una tierra desértica
lo bastante lejos de aquí.
 
“Escrutaba la locura en busca de la palabra, el verso, la ruta”
Charles Bukowski