un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 24 de abril de 2012

tres poemas anónimos


todos a la calle
a la puta calle
banqueros, políticos, científicos,
jueces, consejeros, asesores, psiquiatras,
ahora os toca a vosotros salir a la calle
a los barrios, a los parques
a los pueblos, a los campos
a pie, en autobús, en metro
en trenes regionales, en coche de linea o en bicicleta
a la puta calle
a comprar al mercado
a hacer cola en el banco
al ambulatorio, al dentista de la seguridad social
al inem, a los colegios públicos, a los talleres
a la puta calle
a cavar zanjas
a subir al andamio
o a bajar a la mina
o a buscar trabajo
o aparcamiento
o amor
a mancharse
a arrimar el hombro
a derribar muros
a la puta calle
a beber vino de la casa
a comer el menú del día
a dormir en pensiones
a las cunetas
a hacer cuentas y cuentas
para intentar llegar a fin de mes
a la puta calle
así, tal vez,
cuando nos sentemos a hablar
tod@s sepamos
de que estamos hablando
 
animales de compañía
la gente me agota
exigen demasiada atención
demasiada
los perros me parecen cansinos
y los hemos idiotizado
hasta quitarles su animalidad
un pez en una pecera
o un pájaro en una jaula
una crueldad
los gatos me parecen egoístas e interesados
una tortuga simplemente aburrida
pero
la salamanquesa con la que comporto habitación
me parece
buena compañía
no pide ni exige nada
no tengo que preocuparme de su alimentación
su higiene, sus enfermedades
ni de su estado de ánimo
ni sacarla de paseo
ni limpiar sus cacas.
Los dos tenemos nuestras manías y defectos

pero no nos los tiramos a la cara
somos dos animales
de andares erráticos
igual de indefensos
con nula capacidad para la pelea
carentes de ambición
lentos a la hora de tomar decisiones
y que nadie sabe de que viven
dos animales que por la noche
miran las paredes

linea de flotación
el barco
cada día se hunde más
ni las lágrimas
le hacen flotar
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

simplemente cojonudos, en especial "a la calle", pero me sorprende tu bondad, ¿te estaras haciendo un humanista sentimental?, mira que otorgar a esa gente el derecho a vivir... como nosotros, cuando a ellos jamas se les paso por la cabeza otorgarnos el derecho a vivir como ellos.

pedro

Layla dijo...

te he enviado un mail a librosyaguardientes@yahoo.es. Es esa tu dirección actual?