un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 24 de enero de 2012

dos libros de Karmelo C. Iribarren

LOS LIBROS
Los libros
no son para mirarlos
son para tocarlos,
abrirlos,
y leerlos,
que es como entrar en ellos.
Prueba y veras.
Te recuerdan
a cuando viajas
a una ciudad diferente,
y todo te parece nuevo
sorprendente,
           y hasta un poco
           misterioso
de “Versos que el viento arrastra” de . ilustraciones: Cristina Müller. Editado por “El Jinete Azul”


ÚLTIMAMENTE
Los días vienen
y se van
y eso es todo lo que hacen,
como páginas de una novela
que olvidas
al pasar
a la siguiente,
o como cuando vas
en el tren
mirando
por la ventanilla
y apenas te interesa
el pasisaje.
PERPLEJIDAD
Desde el bar
–al otro lado de la calle–,
observo una boca de metro:
la gente
sube
y baja,
entra y sale,
y todos
parecen tener claro
a dónde van.
Es fascinante.
FRENTE A LA ÚLTIMA COPA
A no ser
que la morena del fondo
lo remedie
echándome una mirada
encima
ya 
esta noche
el abismo entre mi soledad
y lo que le importa al mundo
va camino
de convertirse
en legendario.
LAS PRINCESITAS
Siempre era
la misma historia,
siempre:
no sé cuántas
cervezas, rayas, porros
y lo que cayese,
y total para qué,
para acabar
todos los amaneceres
borrachísimo
y solo
en el bar
de la estación,
frente a aquel triste
café con leche,
mientras ellas,
las muy golfas,
tras ponerte en canción,
hacía horas
que soñaban
calentitas
con sus altísimos
príncipes azules.
EL HOMBRE SOLO
Cruzo la ciudad de madrugada,
bajo las luces amarillas,
como si cruzase por un plató vacío.
Y mañana
a rodar otra vez
la misma puta película
de siempre
–le digo
a una estatua ecuestre
al pasar.
Luego me subo las solapas de la chupa.
Empieza el frío.
Otro septiembre que se va.
de “Otra ciudad, otra vida” de Karmelo C. Iribaren. Editado por “Huacanamo”

No hay comentarios: