un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

viernes, 20 de mayo de 2011

que se vayan todos


Que se vayan todos es el grito de los que estamos hartos, puteados, ninguneados, engañados y cansados. Sobretodo cansados, cansados de desprecios, mentiras, decepciones, impuestos, escaseces, madrugones, menús del día... Un grito que es una orden y que es un ruego. Y un grito del individuo no de la masa. Que se vayan todos. TODOS: Políticos, banqueros, legisladores, presidentes, reyes, ideólogos, empresarios, policías, maestros... Todos, por jodernos noche y día. Todos los días. Por arruinar vidas con total impunidad. Váyanse con su poder, con sus leyes, con sus prohibiciones, con sus trampas, con su dinero, váyanse. A la mierda.
Que se vayan todos, periodistas, sindicalistas, profetas, ideólogos, especialistas de cualquier especialidad, psicólogos, economistas ... vayan ustedes a la guerra, al tajo, a la cola del paro, a la cárcel, a los suburbios. Dejen comer, beber, follar, fumar, leer, soñar, reír, llorar ... lo que nos venga en gana. Estamos hasta los cojones, hasta los ovarios, hasta las tripas, de sermones y consejos, de que nos anestesiéis con ofertas, espectáculos y religiones, de que nos atiborréis de basura, de que nos vendáis baratijas, de que falseéis la historia, la geografía, el futuro... No jodan. Dejen vivir.
Que se vayan los chefs, los diseñadores de moda, los tertulianos, los poetas oficiales, los intelectuales, los teóricos, los teólogos, los curriculares, los humoristas, los cantautores ... dejen de dar la tabarra, dejen de contar milongas, dejen de vendernos la moto. No nos interesa. Dejen de marear la perdiz. No molesten.
Que se vayan todos, sobran los motivos, que se vayan todos aunque no haya motivos. No tenemos nada que agradeceros y no vamos a exigiros cuentas, pero váyanse a tomar por culo.
Que se vayan los jefes, los jetas, los trepas y los lameculos. Que se vayan los que hablan a gritos, los prepotentes, los listos, los perfectos, los fanáticos, los sumisos, los calzonazos, los moralistas, los prohibiccionistas, los chuloputas ... Que se vayan todos, las mayorías y las minorías, los demócratas y los dictadores, los de izquierda, los de derechas y los de centro, los explotadores y los que se dejan explotar, los machistas y las feministas, los hyppys y los skines. TODOS. Ya esta bien de aguantar, nos la meten doblada y callamos, nos apalean y callamos, nos roban y callamos, aunque sea por supervivencia, aunque sea en voz baja: QUE SE VAYAN TODOS.
TODOS. Los que enarbolan banderas y megáfonos, los modernos, los niños de papa, los flamenquitos, los que nunca convidan en los bares, los que se autoproclaman artistas, los funcionarios, los tenderos que siempre se equivocan a su favor, los calzonazos, los del voto útil ...
TODOS. Obama, Zapatero, Rajoy, la ministra de igualdad, las autoridades sanitarias, los reyes magos y todos los miembros de las casas reales, la familia Simpson y todo Springfild, la familia Lorca, Vargas Llosa (padre e hijo), Bono (el de U2), Piolín y David el Gnomo, los de la Ser, los de La Cope, los de Intereconomía, la CEOE, la ONU, la UNESCO y todas las ONGS sin excepción. TODOS. El Papa, Pedro Almodovar, el juez Garzón, Joaquín Sabina, Esperanza Aguirre, el alcalde, Arzak, León de la Riva, Mourinho, Manu Chao, un tal Bisbal, los seguretas de las bibliotecas, los yanquis, ....
TODOS. Y cierren la puerta.
Adiós.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

t vas a quedar solo pero el escrito esta acertado. q vayan dejando sitio.

Anónimo dijo...

revolución o autoextinción de la especie humana

ypunto dijo...

No se van a ir, hay que echarlos ... aunque sea a palos ... Luis.

Anónimo dijo...

Pues sí, y piensa que muchos de los que había en el mayo del 68 ahora son banqueros, políticos, psicólogos, economistas, profesores, artistas, cantautores, técnicos medio-ambientales, jefes, mierdas, etc. Muchos de los que había en Sol, dentro de unos años, me temo que correrán la misma suerte, espero que al menos no nos den el coñazo. Y si no se van ellos nos vamos nosotros.

Anónimo dijo...

¿ A qué te has quedado a gusto ?


pedro