un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

martes, 15 de marzo de 2011

David González "El demonio te coma las orejas"


CUALQUIER PARECIDO ES PURA COINCIDENCIA
O te cortas el pelo tú
o te lo cortamos nosotros,
y encienden los mecheros
y se descojonan vivos.
O te cortas el tomo tú
o te lo cortamos nosotros,
tú verás colega, tú mismo.
Son cuatro.
Los cuatro hijos de puta
que mandan
en la galería de los menores.
Los kíes.
Forman un círculo a mi alrededor.
¿Qué, julai?
¿Te lo vas a cortar o qué?
Hoy es martes.
Vienen a verme los viejos.
Entro en el locutorio
y mi madre dice:
¡Te has cortado el pelo!
Menos mal que te dio por cortarlo,
ya parecías un quinqui
con esas melenas.
Esto ya es otra cosa,
dice mi padre.
Ahora ya pareces un hombre

LA MAICA
no tiene piños.
Le han caído todos.
Por culpa del caballo primero
y por la mierda de comida
del talego después.
Así la chupas mejor,
le decimos todos.
La Maica está desdentada,
y eso quizá influya en su voz,
una voz
que le viene
que ni pintada
para arrancarse por bulerías.
El Richard se asoma a la perlacha
cada noche,
después del recuento,
y se pone a gritar:
¡Maica! ¡Esa Maica!
¡Cántanos algo! ¡Venga!
Ella se hace la loca,
¡Esa Maica bonita!
¡Venga! ¡Cántate una!
pero siempre acaba
por hacerle caso.
El picoleto de la garita
deja de pasear
de un lado para otro,
se apoya contra el muro,
pone encima su fusil,
enciende un truja
y escucha en silencio
esa voz sin dientes
que nos muerde a todos
el corazón.

EL TIGRE
Javi tenía tatuado
un tigre en el antebrazo.
Bueno, no sé si era
un tigre o un leopardo,
algo así,
y se chutaba en las pintas
de la piel del animal
porque de esa forma
no se le notaban las marcas.
Y así siempre.
Hasta que un día
el tigre se cansó,
y le comió el brazo
de un mordisco.

¿POEMAS?
Cualquiera
que lea las cartas
que le mando
a mi madre
pensará
que se las escribo
desde un hotel
de cinco estrellas.

EL NOMBRE DE LOS MEDICAMENTOS
Lo peor viene luego, después:
cuando estés durmiendo
y empieces a soñar
con aquellos días.
Será un sueño tan real
que te despertarás
cagado de miedo.
Sudando. Chillando.
Con los ojos meados.
Entonces consultarás
el reloj de arena
de encima de la mesita,
a ver qué hora es ya;
o el ventanuco de tu cuarto,
a ver si entra alguna luz
por las cuatro rendijas
de la persiana
y ya es de día.
Si aún es de noche,
ya sabes:
tendrás que volver.
A la cárcel


Glayíu Editorial recogió con el título "El demonio te coma las orejas [1997-2008]" gran parte del poemario de David González.

algunas OBRAS DE DAVID GONZÁLEZ
El debut del chico tatuado (Relatos completos 1998-2009). Azotes Caligráficos & Universitat Politècnica de València. (2010). 
El amor ya no es contemporáneo [Poemas y relatos 1997-2004] & El amor sigue sin ser contemporáneo [Poemas escogidos 2005-2009]. Ediciones de Baile del Sol. (2009). 
Loser. Bartleby Editores. (2009).
El demonio te coma las orejas [1997-2008]. Glayíu Editorial. (2008).  
En las tierras de Goliat. Ediciones Baile del Sol. (2008).  
Algo que declarar. Poesía de no ficción. Bartleby Editores. (2008).  
Reza lo que sepas. Editorial Eclipsados. (2006)  .
El amor ya no es contemporáneo (Poemas y relatos 1997-2004). Ediciones Baile del Sol. ((2005).   
Tango azul. Editorial de la Universidad Católica de Córdoba, Argentina. (2005).  
Hasta los paranoicos tienen enemigos (memoria colectiva de una guerra). Ediciones la Tapadera & Alternativa Antimilitarista-Valencia. (2005).  
Anda, hombre, levántate de ti. Bartleby Editores. (2004).   
La carretera roja. C.E.L.Y.A. (2002).  
Sembrando hogueras. Bartleby Editores. (2001 ..).
Con los pies en el suelo. Ediciones imperdonables, Árbol de Poe.  (2002).  
Sparrings. Línea de Fuego. (2002).   
Los mundos marginados (Poemas de la cárcel). Ediciones Mañana es arte. (2002).   
Ley de vida. DVD Ediciones. (1998).  
El demonio te coma las orejas. Asociación Crecida. (1997).   
Nebraska no sirve para nada. Peña Tú. (1995).
Ojo de buey, cuchillo y tijera. Edición de autor. (1993).

4 comentarios:

pedro dijo...

estos pinchos no han hecho más que abrirme el apetito

ypunto dijo...

No deja de sorprenderme los poetas de este blog. No había leído nunca a David González pero es de los que sabe golpear y encajar. Cojonudos. Luis ...

laura dijo...

Hay momentos para ser fuertes y momentos para ser humildes, hay momentos y poesías que son tristes y hermosos a la vez ... pero no quiero que el demonio nos coma las orejas. Laura. Un saludo.

marcos dijo...

Hola José, ya he visto la entrada que me has puesto. Gracias. Hace años que había leido estos poemas que me gustaron, y siguen siendo buenos. El link este de peter pan envejeciendo, no sé, pero es una trampa y te direcciona a las fotos de una tía. Por cierto el 24 de agosto, publicaste 4 poemas anónimos, que nunca he podido leer, porque no me aparecen, vete a saber por qué. Saludos.