un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

lunes, 21 de febrero de 2011

poesía Iván Tubau

POESÍA
No te quiero pura
ni purificada o purificadora
ni purista
dioses
ni depuradora
ni depurativa

El amor existe si haciéndolo estamos
mientras mestizamos
salivas mezclamos
cunilinqüizamos y felacionamos

Yo te quiero impura
y verde y madura
promiscua y cachonda
y dulce lesbiana puta sabihonda

Yo te quiero impura
mojándolo todo
y haciendo el amor como yo te hago.



LA PIEL
Cuán terrible la vida
de un hombre cuya piel
nadie toca jamás.



THE SANDPIPER
Hoy llueve todo el día y el termómetro
marca fuera dos grados sobre cero.
Seguramente vale
la pena que la humanidad,
recorriendo a través de los siglos,
las abominaciones
y los millones de años luz en el camino
que lleva a la calefacción central
pueda ofrecer a un estornino
posado en la ventana, justo encima
del radiador,
los dieciocho grados del confort.

Lleva un buen rato tras el cristal. He abierto
la ventana pero no quiere entrar. No deja de mover
el pico emitiendo sonidos. ¿Qué debo hacer, Liz
Taylor? No sé ornitología, soy de letras y nací
en la ciudad. Cuando se vaya dentro de once minutos
no sabré si cantaba feliz o chillaba desesperado.
Ayúdame, Liz Taylor, tú que sabes de pájaros heridos
en Big Sur.


LA ISLA
Me gustaría
saber por qué
siente la gente
fascinación
por esos trozos
de tierra firme
como excrecencias
dentro del mar
a las que solo
puede llegar
surcando el aire
o tras navegar.
Me gustaría
saber por qué
es Formentera
la predilecta
de cierta gente
guapa y selecta
que solo puede
llegar allí
en barco propio
o acarreando
la impedimenta
y el frenesí.
Me gustaría
saber por qué
la gente rica
rica muy rica
compra una isla
muy pequeñita
para sentarse
en aquel sillón
frente a la misma
televisión
que contemplaba
en su gran mansión.



Prohibid
la música y el mar y los atardeceres:
dan placer.


las fotografías de esta entrada son de Emil Schildt
http://www.emilschildt.com/

3 comentarios:

marcos dijo...

Muy buenos poemas.

Anónimo dijo...

¿y Etelbina, dónde andará???

Anónimo dijo...

En el País Beatniks con Omobono.