un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

sábado, 29 de enero de 2011

poesía de Rakel Rodríguez


Mueve el culo
Tú no vas a mover tu culo de una ciudad a otra
para cambiar de vida
para buscar algo mejor
para no conformarte
con tu rutina diaria y asqueante.
No vas a hacerlo.
Otros sí.
Se matan en el intento.

Sin titulo. Sin perdón
Cuando tú apareces
no sé mirar a otro sitio.
Quiero quedarme en tus ojos
seguir cerca de tus huesos.
Cuando te vas
no sé hacia donde dirigirme.
Me pesas todavía, llenas mis esquinas
doblas mis caderas en mis sueños
y te clavas en mi espalda,
en sitios que conoces bien.
Como dos cuatro juntos
sumaremos un ocho
entre los dos,
en nuestras vidas paralelas.

Reconocimiento de la estupidez

Dejémonos de hipocresías.
No vamos a entendernos.
Tú seguirás a dieta por el resto de tus días
y yo me alimentaré de sobras.
Tú accederás a los lugares más modernos
rodeada de gente divertida y maravillosa
con la que te reirás sin dificultad.
Y hablaréis del futuro, de viajes posibles e imposibles
y proyectos que os quedan por hacer.
Yo arrastraré hasta mis restos
la mueca del que quiere morder
y sonríe sin esperanza,
sin puta gana de perder el tiempo
que no tengo.


Poemas de “Alguien me dijo que la desesperanza es lo último que se pierde” (2006)




Tierra
Sin tierra.
Hubo un tiempo, no tan lejano
en que la tierra lo era todo, era un espacio,
un lugar en el mundo.
En ese terreno, las manos
podían conseguirlo casi todo.
Ahora
nos basta con el dedo índice
para advertir, amenazar, señalar
Y cómo no,
marcar
en un estúpido teléfono móvil
en el que nunca crecerá nada.

X.
Tienes dos opciones:
  a- haces conmigo lo que quieras
  b- me amas hasta el dolor.
Te aviso
las dos cosas son incompatibles
y una de ellas
no me basta.


Sin vergüenza
Al terminar el trabajo
mi jefe me dijo son 1050 euros
redondeamos y lo dejamos en 1000.
Cuando un día me dijo que me amaba
le dije que lo dejáramos en un polvo
para redondear.
Me gusta morder la mano
que me da de comer …


poemas de “Sin” (2007)

las pinturas que acompañan esta entrada son de David Padilla y son de lugares donde Rakel Rodríguez escribía su poesía cuando vivía en Jaén

3 comentarios:

J. G. dijo...

Tengo ganas de oír a Rakel.

marcos dijo...

Buenos poemas.

ypunto dijo...

Cojonudos. Una gran poeta.... Luis ...