un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

sábado, 13 de noviembre de 2010

Hubert Selby Jr

Algunas noches no necesito el amor por jpg
El saxo de Charlie Parker
el cuervo de Alan Poe
el subidón de anfetas y bourbon
enredándose en las páginas de Última salida a Broklyn.
La música que golpea
son como olas de mar que acarician, destruyen, hipnotizan
como llamas de una hoguera
que diluyen los ruidos de la noche;
tempestad, gritos borrachos, ladridos de perros.
Y las cuchilladas de la química
que viene zumbando
para matar el dolor que desgarra las tripas.
Laten las sienes
se acelera el corazón, la sangre, las letras
bailo con las sombras agarrado a la botella,
la oscuridad de fuera deja de ser lúgubre para ser acogedora
Tralara es una lágrima que se desliza como la lluvia por la ventana de la habitación
por un instante todo es de un amarillo luminoso
entorno los ojos
el sol calienta mi cara
oigo el rumor del mar
voy en un velero que me mece en la infancia
todo fluye como en un poema
ahora estoy bajo el agua
con Bird, con Poe, con Hubert Selby
con los tiburones, con las sirenas, con los peces de colores,
los dedos de mis pies son enormes
subo a por aire de vez en cuando
hay un hermoso amanecer
todo esta relativamente bien.


 para saber más de Hubert Selby, jr




No hay comentarios: