un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

jueves, 19 de julio de 2018

De ratones y hombres. un poema de Pedro César A. Verde


un poema de "Para que el  piano suene alguien tiene que matar al elefante". Pedro César A. Verde  (Canalla ediciones) con prólogo de Itziar Mínguez Arnáiz




DE RATONES Y HOMBRES
a media mañana
cuando ya estaba harto
de respirar el polvo
de la lijadora,
echaba un gargajo al suelo
para tratar de aliviar
el amargor de mi garganta,
me sonaba los mocos
y salía a la puerta del taller
a fumar un cigarro

justo enfrente, había una grieta
bastante grande en la pared
de la que solía asomar
una rata

coincidíamos casi siempre
en ese momento
y nos mirábamos largo rato,
vigilando cada uno
de nuestros movimientos,
como dos pistoleros
acariciando la culata
de sus revólveres,
hasta que terminaba mi cigarro
y lo lanzaba hacia ella,
que se escondía rápidamente
en su grieta,
y yo,
más despacio, en la mía          


miércoles, 18 de julio de 2018

breve reseña de "Para que el piano suene alguien tiene que matar al elefante". Pedro Cesar A. Verde

"Para que el piano suene alguien tiene que matar al elefante". Pedro César A. Verde  (Canalla Ediciones)

"Para que el piano suene alguien tiene que matar al elefante" el primer poema de este poemario y el que da título al libro, es una declaración de intenciones, una reivindicación poética, poderosa y vital, de una forma de mirar, de contar, de entender la poesía y la vida.
Estructurado en cinco partes (Prelude, Gymnopédies, Rhapsodies, Nocturnes, Réquiem), en cada una de ellas y en cada uno de sus poemas, se nos ofrece una mirada múltiple, incisiva, íntima, a veces compleja, a veces cotidiana, pero siempre acertada y llena de matices.
"este mundo no está hecho para nosotros/ aunque tratemos de huir convertidos/ en poemas/  siempre terminamos bajo la pata/ de una mesa/ solo servimos para eso,/ para mantener el equilibrio/ de una realidad que cojea/"  se nos dice en el segundo poema, y esa es la belleza y la grandeza de la poesía de Pedro César A. Verde, mantener el equilibrio, la belleza, la ilusión, la esperanza, la nostalgia, el amor, las palabras, los recuerdos... en una vida que en demasiadas ocasiones nos lo pone dificil.
En este poemario hay poemas devastadores (Estudio de la génesis del daño y otros comportamientos derivados de la culpabilidad), nostálgicos (Mi dios es un bote de hojalata), brutalmente humanos (Una canción de Nick Cave desparramada sobre una piel que no escucha), paternales (Star Wars), luminosamente oscuros (Últimas palabras de un muñeco de nieve), de noches de bares (Bares), de días de curro (De ratones y hombres), de amor, de desamor, de viajes, de recuerdos...
Un poemario para leer, para releer, para disfrutar, para tomar notas, para robar versos, para quemarlo todo, para amarlo todo, para ver la belleza, y el dolor, y el miedo ... en las "gotas cayendo sobre la luna delantera de un coche" o en "un cigarro consumiéndose en el suelo"



PARA QUE EL PIANO SUENE, ALGUIEN TIENE QUE MATAR AL ELEFANTE

piano
uno escucha esta palabra
e inmediatamente le puede sugerir:
Rachmaninov
Horowitz 
Rubinstein
Schnabel
o
Rondo alla turca
Claro de luna
Para Elisa
La tumba de Couperin
yo escucho la palabra piano y en mi cabeza
se dibuja un edificio de varias plantas
y el zoom fija la imagen en un quinto o un sexto piso
¿por qué? 
experiencia, simple experiencia
no sé afinarlo pero si sé 
ajustarme una faja en los lumbares
no sé en qué parte del teclado está situada cada nota pero te puedo                                                                                           /decir dónde colocar
las cuerdas y las mantas para tratar de moverlo
no sé lo que siente un pianista al sentarse
frente a un piano pero sé lo que sienten
mis brazos cuando soportan su peso
peldaño tras peldaño
no sé lo que es una suite o una sonata
pero sí lo que es una tendinitis o una lumbalgia
no sé lo que cobra un pianista por concierto
pero sé lo que me descuentan por rayar
una pared o la madera del suelo
no sé de música, solo sé si un tema musical
me gusta o no me gusta
de pianos solo sé lo que me han enseñado 
mis vértebras 
por eso, cuando escucho a un pianista
tocando una hermosa pieza,
inevitablemente,
recuerdo todos los pianos que he cargado
a lo largo de mi vida, 
todos los escalones que he bajado, 
todos los crujidos en las articulaciones 
que he sentido,
todas las gotas de sudor vertidas al suelo
y siento que una pequeña parte 
de toda esa belleza,
mínima,
esa que es completamente inaudible,
me pertenece
porque de alguna manera
fui yo quien mató 
al elefante

martes, 17 de julio de 2018

Fanzine "La Tormenta" Nº 2

"La Tormenta" nº2 (2018). panfleto de periocidad irregular para arrasarlo todo. Con poemas de Antonio Orihuela, Ana Patricia Moya, Yago Mellado, Ferran Aisa, Manuel Onetti, Araceli Pulpillo, Pep Capó, Bruno Rogero, Vanessa Basurto, Jordi Maíz y Alberto García-Teresa.

La Tormenta es una pequeña publicación poética coeditada por Piedra Papel Libros y Calumnia Edicions. Vale 2€ y solo se vende por venta directa a través del email: piedrapapellibros@gmail.com 


- El Nº 1 lo podéis leer aquí:

un poema de "La Tormenta" Nº2



ESTÁ LLEGANDO
El reloj interno que te despierta a las siete de la mañana es

el capitalismo hecho entraña.

Ana Pérez Cañamares

Aquí es donde nos sajan los párpados
cada mañana de lunes.
Pero hoy era un día para acariciar
nuestros huesos sin resuello.
Hoy era un día para volver a llenar los pulmones
hasta el próximo despertador;
uno de esos fragmentos de vida 
en los que nos alargan la cadena 
y salimos a besar la luz.
Sin embargo, aunque nuestros cuerpos
yacen ardientes de cansancio y oleaje,
la sangre nos sigue palpitando
a ritmo de salario, de engranaje, de fichero.
De una forma u otra,
su victoria consiste

Alberto García-Teresa

jueves, 12 de julio de 2018

poema de josé pastor recitado por Aitor Uría Arraz

aireando.  poema de josé pastor recitado por Aitor Uría Arraz


aireando
saco a pasear mi dolor
para que se ventile
para que se convide en los bares
para que se emborrache hasta quedar inconsciente
y deje de incordiar
saco a pasear mi dolor
y que se caliente al sol
que conozca gente
que baile
pero como si nada
es inconformista mi dolor
le presento a hermosas mujeres
le doy de fumar
le canto por alegrías
ni por esas
es persistente y arisco mi dolor
está curtido y se la sabe todas
volvemos a casa
y va renegando dos pasos por delante mío
enciendo la chimenea y refunfuña
le pongo música y está demasiado alta
preparo la cena y está desganado
pide dedicación exclusiva mi dolor
estoy hasta los mismísimos cojones
no hay forma
le meto en la cama
le arropo le hago unos mimos
le leo cuentos y poemas de Gloria Fuertes
es fuerte mi dolor
no le arranco una sonrisa
una palabra amable
me obliga a meterme a la cama con él
no va a dejarme dormir en toda la noche
lo se le conozco
consigo dormir dos horas de un tirón
cuando despierto ya está ahí
como el dinosaurio de Monterroso
o los números rojos del reloj despertador
es incansable
solo cuando me lanzo como un suicida
a escribir sobre él
escapa por un resquicio de la ventana
huye despavorido
chocándose con árboles muros casas coches montañas
y abro ventanas puertas brazos
se que volverá
pero esta mañana me va a dar un respiro
y lo voy a aprovechar

martes, 10 de julio de 2018

entrevista a josé pastor en la revista Liberoamérica

Sed bienvenidos a El sótano del ornitorrinco, nuestra nueva sección de entrevistas a autores contemporáneos españoles. Para este mes de julio tenemos al poeta José Pastor González, dispuesto a responder a nuestras veinte controvertidas preguntas. Disfrutad de la lectura.

José Pastor González es un poeta nómada: ha vivido y trabajado en muchas ciudades, y actualmente, reside en las Alpujarras de Granada. Nacido en Barcelona en el año 1967, es autor de los libros de poesía Cuidado con el perro (Ediciones Raro, 2009), El ruido de los cuerpos al caer (Editorial Groenlandia, 2012), Alguien tiene que limpiar la mierda (Ediciones RaRo, 2013) y Cuadernos de veredas (Piedra Papel Libros, 2016). Sus textos aparecen en numerosas revistas y fanzines literarios. 
 
- ¿Qué no es poesía?
Todo aquello que está en el poder o aspira al poder.
- ¿La poesía sirve para algo?
No. Pero tal vez sirva para darle una oportunidad a la belleza, a los sentimientos, a otras formas de mirar, a otra voces.
-  El momento más vergonzoso de tu vida como artista fue…
Nunca he tenido vida de artista, pero momentos ridículos y vergonzosos unos cuantos…
- ¿Dónde están las musas?
Las he buscado en los bares, en los caminos, en los libros, en campos y pueblos, en películas y en trabajos… pero todavía no las he visto.
- ¿Qué libro te hubiera gustado escribir?
Última salida a Brooklyn, de Hubert Selby Jr.
- La palabra más hermosa del diccionario es…
Acurrucarse.
- ¿Amor o desamor como tema universal poético?
Desamor. no hay desamor sin un gran amor.
- ¿Libro impreso o libro electrónico?
Me gusta más leer en papel, pero no tengo ningún problema en leer en libro electrónico,  son compatibles.
- Último libro leído.
Amor malo y feroz, de Larry Brown.
- ¿La literatura da de comer?
Sí, aunque la mayoría de los escritores que me gustan se ganaron la vida o se la ganan como camareros, camioneros, boxeadores, profesores de instituto, marineros, chaperos, periodistas… o como buenamente pueden o les dejan
- ¿El arte ha muerto?
No. El arte es un gran negocio. Pero que esté vivo o muerto, no tiene la mayor importancia.
- Un libro que no recomendarías bajo ninguna circunstancia.
La habitación, de Hubert Selby  Jr. Es demoledor, cruel,  violento, sucio, inhumano.
- ¿La pastilla roja o la azul?
No soy muy de química, prefiero los vinos, el tequila y el orujo. Pero de vez en cuando hay que meterse algo de química para escapar de la jodida realidad, pero siempre me guardaría una pastilla roja para poder volver a mi jodida realidad…
- ¿Protagonista o secundario?
Desde detrás de la fila se tiene mejor perspectiva, aunque hay momentos que hay que dar la cara y la vida por lo que crees.
- Si fueras un personaje de ficción serías…
Un dibujo animado.
- Una serie recomendable y una película olvidable.
La primera temporada de True Detective, muy, muy buena: actores, guión, fotografía… cine negro del bueno. Por otro lado, no aguanto las películas de Woody Allen, ni las de Pedro Almodovar. Nadie es perfecto.
- Un director de cine y un disco de cabecera.
Un director: Samuel Fuller. Un disco: New York, de Lou Reed
- Si existiera la posibilidad de resucitar a una celebridad por un día para tener una interesante conversación, ¿a quién elegirías?
Me gustaría irme de borrachera con Gloria Fuertes. Y con Lucia Berlin. Y con Janis Joplin. Y con Amy Winehouse. Y con Billie Holiday. Y con Kim Novak. Y con Ava Gadner. Y con Vivian Maier. A todas les gustaba beber e imagino que hubieramos tenido buenas conversaciones, mucho sexo y terribles resacas.
- Un momento histórico.
Está por llegar…
- Un consejo para no tener en cuenta.
No soy de consejos. Prefiero aprender de mis errores, incluso no aprender.
Muchas gracias, José. Un placer. 


Próxima entrevista: Rosario Troncoso. 

SOBRE LA CULPABLE DE ESTA SECCIÓN MINIMALISTA: ANA PATRICIA MOYA
Estudió Relaciones Laborales y es Licenciada en Humanidades por la Universidad de Córdoba. Ha trabajado como arqueóloga, bibliotecaria, documentalista, etc. Actualmente, se busca la vida como puede y dirige el Proyecto Editorial Groenlandia. Su obra más reciente es Píldoras de papel (poesía; Huerga y Fierro, 2016). Sus textos aparecen en distintas publicaciones de Europa e Hispanoamérica, digitales e impresas, así como en antologías literarias; también ha obtenido algún que otro premio por sus despropósitos lírico-narrativos, siempre como la eterna finalista. Ha sido traducida parcialmente a varios idiomas.