un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

viernes, 28 de abril de 2017

un poema de Marcos Ana

Norma
Quiero que mis poemas tengan hueso
y estructura de piedras palpitantes;
verlos siempre de pie (torres errantes
de la vida y el hombre), por su peso.

Capaces de ser bala y de ser beso,
cantos de paz o puños resonantes;
azules como el rayo o verdeantes
como olivo maduro… Que su espeso
son a metal, colmena o bosque herido,
suba desde mi sangre, tensamente,
a otro labio desierto y perseguido.

¡Versos con alma y versos con simiente,
con atléticos hombros y un erguido
pueblo de corazones por su frente!


[poema de Marcos Ana  del libro "Las soledades del muro"]

sábado, 22 de abril de 2017

miércoles, 19 de abril de 2017

tres poemas de Chuba Duruba



Clara
La conocí una noche de farra.
Después de muchos whiskys
rematamos en mi casa.
Acabamos bien aquel día
viendo amanecer desde la cama.
La mañana siguiente,
cuando se marchaba,
me pidió prestado un libro.
No la volví a ver,
un amigo común
me dijo que se lanzó
de un séptimo piso.
Ahí quedó el hueco,
como un abismo interminable
en mi estantería.
(De "Mordiendo el polvo")

El cojo
Siempre lo conocí con una pierna,
la otra, contaba, la perdió en la guerra.
Sólo lo escuché quejarse de una cosa:
lo caro que le salían los zapatos.


El banco del parque
He vuelto al banco
donde nos besábamos.
Han pasado muchos años,
muchas lluvias
sobre el frío mármol
que un día nos envolvió.
Aquí sigue
bajo las acacias desnudas
en otro invierno gris.
Sentado en él
miro las palomas
que una vez fueron nuestras
como hoy siento míos
aquellos besos que me regalaste.

martes, 18 de abril de 2017

el cubo de Rubik´s. un poema de josé pastor


el cubo de Rubik´s
nunca fui capaz de resolver el cubo de Rubik´s
veía por televisión
a chavales de mi edad
cuyas manos parecían ir a cámara rápida
resolverlo en 38 segundos
en 22,95 segundos
en 4.73 segundos
para mi eran unos putos genios
como Einstein o los Globetrotters
y además estaban los marcianos
los que lo resolvían con los ojos vendados
con los pies
o bajo el agua de una sola respiración
¡acojonante!
los Stephen Hawking del cubo de Rubik´s.

yo sólo pude terminar dos caras
¡y en tierra firme!
generalmente la roja y la azul
lo intentaba
pero era inútil
en el barrio andábamos todos igual de parejos
se nos daba mejor
el fútbol o meternos en líos.

pero lo que más me llama la atención
es que de repente
desaparecieron
desaparecieron de nuestras vidas
y de la faz de la tierra
como si se hubieran desmaterializado
como si todos los que fuimos incapaces
de resolver aquel jodido cubo
los hubiéramos tirado al cubo de la basura
o enterrado bajo tierra
o voleado a algún agujero negro
o destrozado a martillados
hasta su completa aniquilación
para no dejar ni rastro
de aquella derrota absurda e inútil

un poema de josé pastor de "cuando los trenes paraban en todas las estaciones"